Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • jueves, 17 de octubre de 2019
  • faltan 171 días para el Domingo de Ramos

Bendecida la última Dolorosa del escultor Antonio Labrador para Córdoba


Arte Sacro. El escultor imaginero sevillano Antonio J. Labrador Jiménez ha visto como una de sus últimas creaciones ha sido bendecida.

Se trata de la Virgen de la Victoria, imagen de tamaño natural (167 cm), tallada en madera de cedro real y policromada mediante veladuras al óleo para obtener el resultado deseado, con ojos y lágrimas de cristal fundido.

Su destino ha sido la parroquia de Nuestra Señora del Rosario y Santa Beatriz de Silva de la bella ciudad de Córdoba.

El acto de bendición, tuvo lugar en la citada parroquia el pasado sábado día 21. Puntual, a las 20 horas, el sacerdote Juan Diego Recio comenzó el sencillo acto, que contó con la presencia del padre Daniel Moore, superior de los Esclavos de la Eucaristía, padrinos de la nueva imagen. Por su parte, las madrinas fueron las madres Carmelitas Descalzas del monasterio de San José de la localidad cordobesa de Bujalance que no asistieron al acto por ser de clausura.

Muchos feligreses del barrio del Parque Azahara acudieron a la parroquia donde se procedió a la bendición. Tras el acto, la imagen estuvo expuesta en besamanos para recibir las muestras de cariño y aprecio de sus devotos. Para esta ocasión especial, las hermandades de Entrada Triunfal y el Perdón cedieron algunos enseres para solemnizar el acto.

Siempre es todo un reto representar a la Madre de Dios; y mas si cabe para la ciudad de Córdoba, dónde hay tan grandísima escuela de imaginería, por ello, con este trabajo,  Labrador se propuso concebir una Dolorosa que impactara; que a la par que gira y nos clava su mirada para recapacitar por nuestros actos, nos transmitiera el amor, la comprensión y el consuelo que sólo una madre es capaz de proporcionar.

Fotos: R.P. Moreno Fotografías.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.