Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • martes, 20 de agosto de 2019
  • faltan 229 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Los Molares celebró con esplendor su popular Romería de la Virgen de Fátima


Eduardo Fdez. López. La localidad sevillana de Los Molares celebró el pasado domingo su popular Romería en honor de Nuestra Señora de Fátima, una romería que este año se encuentra enmarcada dentro de los actos del Año Jubilar que celebra la Iglesia Católica con motivo del primer centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima en Cova de Iría.

El viernes, al finalizar el tercer y último día del triduo celebrado en su honor y de manera extraordinaria tuvo lugar por las calles del pueblo una procesión de velas, presidida por la sagrada imagen llevada en andas por todos sus fieles y devotos tal y como a esa misma hora tenía lugar en la explanada del Santuario portugués.

Terminó al comenzar la medianoche, ya día 13 de Mayo, con el repique de campanas que anunciaban la festividad y la Salve de felicitación. Con la oración jubilar de consagración a Nuestra Señora de Fátima así como el rezo del credo y un padrenuestro por las intenciones del Santo Padre se podía, con los requisitos habituales, ganar la indulgencia plenaria.

El sábado se celebró la Función Solemne, en esta ocasión y también de manera extraordinaria tuvo lugar en la Plaza de la Mancomunidad, presidiendo la Santísima Virgen un altar que recordaba a ese momento en el que se le apareció hace ahora cien años a tres pastorcitos, dos de ellos ya en los altares como Santos de la Iglesia.

Y llegó el domingo, día en el que desde bien temprano el pueblo comienza a echarse a la calle para dirigirse al templo parroquial donde tenía lugar la Misa de Romeros, previa a la salida de la imagen a hombros de sus devotos y llevada hasta su carreta, en la cual y acompañada por numerosos romeros, sin faltar los cantes y vivas fue llevada hasta  los “Pagos de Piedrahincá”, lugar de descanso de esta Romería. 

A las 11.30 de la mañana, antes de abandonar el pueblo se cantó la salve de despedida en la calle que lleva el nombre de la Virgen y sus vecinos le hicieron un año más su tradicional ofrenda floral. A las 8 de la tarde se inició el regreso al pueblo, al que llegaría ya caída la noche y entrando de nuevo la imagen en el templo cercana la medianoche.

Terminaba así un día de júbilo y alegría junto a la Alcaldesa Perpetua y Medalla de Oro de Los Molares, y no será el único ya que para este año hay muchos más actos preparados para celebrar este primer centenario de las apariciones y que tendrán de nuevo un marcado carácter extraordinario el próximo trece de mayo, conmemorando la última de las seis apariciones de la Virgen de Fátima y en el que procesionará de nuevo la imagen por su pueblo.

Fotos: Eduardo Fdez. López.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.