Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Glorias
  • jueves, 21 de septiembre de 2017
  • faltan 185 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Multitudinaria procesión gloriosa de Nuestra Señora de los Dolores Coronada, excelsa Patrona de Camas


Manuel Pinto Montero. El pasado domingo 10 de septiembre llegaba el momento más esperado de las fiestas Patronales de la Ciudad de Camas, la gloriosa procesión de su excelsa Patrona, Nuestra Señora de los Dolores Coronada, desde la Parroquia de Santa María de Gracia. Desde este Templo camero partió el cortejo procesional compuesto por las Hermandades y Agrupaciones de la localidad que acompañan a su venerada Patrona.

La bella dolorosa que tallará Juan de Astorga en 1819, siendo bendecida con la advocación de Soledad, recibió el cariño, la devoción y la Fe de su Pueblo de Camas, de la que es Patrona desde el 13 de enero 1926. La Santísima Virgen de los Dolores procesiona en su paso, como cada Jueves Santo, pero sin el palio y luciendo en esta ocasión saya blanca bordada y manto blanco de tisú. En la delantera porta una imagen de plata de Nuestra Señora del Rocío, Hermandad madrina de su Coronación Canónica.

Muchos son los honores que a lo largo de los años ha recibida la Patrona de Camas y que podemos admirar cada año durante su gloriosa procesión. Sobre sus sienes porta la Santísima Virgen de los Dolores la corona de oro que le fue impuesta en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla el 15 de junio de 2013. En su pecho lució la primera Medalla de Oro de la Ciudad de Camas impuesta el 10 de septiembre de 1972 y sobre su peana un ángel de plata sostiene el Bastón de Mando que nombra a la Santísima Virgen Alcaldesa Honoraria y Perpetua de la Ciudad de Camas desde el 19 de septiembre de 1999.

Todo un pueblo sale a la calle para acompañar a su Patrona cada mes de septiembre en su gloriosa procesión que tiene momentos especialmente bellos y emotivos, como es el transitar por su Casa Hermandad donde una lluvia de pétalos la envuelve mientras suenan Pasan los Campanilleros, interpretado por la Banda de la Cruz Roja de Sevilla. Poco después ante la Casa Hermandad del Rocío los rezos se convirtieron en sentidas plegarias con las voces del Coro rociero.

Tras una emotiva procesión que estuvo arropada no sólo por cameros sino por numerosos cofrades que cada año se acercan hasta sus plantas, la Santísima Virgen de los Dolores regresaba a su casa, el Templo Parroquial de Santa María de Gracia, donde recibe los rezos de todo el pueblo de Camas.

Fotos: Manuel Pinto Montero.








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.