Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • lunes, 27 de mayo de 2019
  • faltan 314 días para el Domingo de Ramos

La Virgen de la Salud fue coronada bajo el fervor de sus hermanos


Daniel García Acevedo. A las 12,06 horas el arzobispo Asenjo le impuso la presea a la Virgen de la Salud quedando de esta forma coronada canónicamente. Este podría ser el resumen de lo acontecido en la mañana de ayer sábado, 14 de octubre, en la Catedral de Sevilla, para mayor gloria de la hermandad de San Gonzalo y de su larga nómina de hermanos y devotos.

La eucaristía comenzó a las 11 horas. La Stma. Virgen se encontraba en un sencillo altar instalado en el altar de plata de la Catedral, con enseres cedidos por la hermandad de Cantillana, y luciendo la saya diseñada por Sánchez de los Reyes y confeccionada por Jesús Rosado.

La corona fue portada hasta el altar por cuatro Hermanas de Consolación de la Fundación Carrere, en representación de las camareras de la coronación, las Hermanas Clarisas de Carmona, que al ser monjas de clausura no pudieron asistir al acto, aunque nos consta que lo estuvieron siguiendo por internet por el canal de la Catedral.

Estuvieron presentes en la santa misa estacional el Ministro del Interior de Polonia, Mauriusz Blaszcak, con el Viceministro del Interior del mismo país, la embajadora de Polonia en España con su consejera. Por parte del ayuntamiento de Sevilla, estuvieron presentes el alcalde Espadas, el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, la presidenta del pleno, Carmen Castreño y la delegada del Distrito San Pablo-Santa Justa, Inmaculada Acevedo, por parte del Psoe. Por parte del PP estuvieron Beltrán Pérez, Amidea Navarro y Rafael Belmonte y por Ciudadanos, su portavoz Javier Millán. También estuvieron presentes el General Jefe de la Fuerza Terrestre y de la Región Militar Sur, Juan Gómez de Salazar, el Subdelegado del Gobierno, Ricardo Gil-Toresano, la Delegada del Gobierno en la Junta de Andalucía, Esther Gil, el Rector de la Universidad, Miguel Castro, el Comandante Naval de Sevilla, Fco. Javier Bugatto, el Jefe Superior de la Policía Nacional, José A. de la Rosa, el Coronel Jefe de la IV Zona de la Guardia Civil, Fernando Mora, la Vicerrectora de relaciones institucionales de la Universidad, Elena Cano, la Diputada del Área de Cohesión territorial de la Diputación, Asunción Llamas y el Presidente del Ateneo, Alberto Máximo Pérez.

La eucaristía, dedicada a María Reina del Universo, fue cantada por la Coral polifónica de al S.I. Catedral dirigida por Herminio González Barrionuevo y acompañado al órgano por el padre Ayarra.

La primera lectura fue del libro del Apocalipsis (11,19a; 12, 1, 3,-6a. 10ab), el Salmo Responsorial de Isaias, 61, 10 a-d y f. 11; 62, 2-3 y la segunda lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios (15. 20-27) muy habituales del día 15 de agosto. El Evangelio fue de San Lucas (1,39-56).

Una vez coronada la Stma. Virgen de la Salud, se interpretó la Marcha Real y el Salve Regina. El arzobispo Asenjo se quedó delante de la imagen de Ortega Bru durante unos segundos, como rezándole o pidiéndole algún favor. 

Ya por la tarde se produjo la procesión triunfal de regreso con la Virgen de la Salud ya coronada.

A las 16,30 horas comenzaba a salir el cortejo por la puerta de los Palos, encabezado por la Banda de cornetas y tambores de las Cigarreras y seguido por numerosas representaciones de hermandades, tanto de Sevilla como de la provincia, tanto de gloria como de Sacramentales, que en su momento se adhirieron a la coronación de la Virgen de la Salud y que en este momento quisieron compartir con la hermandad de San Gonzalo la alegría de tener a su Virgen coronada canónicamente.

La primera parada fue en el Ayuntamiento donde les esperaba el Alcalde Espadas, junto con varios concejales. Allí se disolvieron las representaciones. La Banda de música Santa Ana de Dos Hermanas interpretó hasta en tres ocasiones la marcha “Salve a Ntra. Sra. de la Salud” para que la Stma. Virgen quedara justo delante de la puerta del Ayuntamiento.

Allí se vivieron momentos intensos, con la enorme petalada lanzada desde el balcón de la Casa Consistorial por un grupo de jóvenes de la corporación del Lunes Santo.

El prioste de la hermandad de San Gonzalo, junto con el orfebre Fernando Marmolejo (encargado de enriquecer para esta coronación la corona actual, confeccionada por su padre), se tuvieron que subir al paso, ya que por la Avenida se aflojó el perno de la corona, cosa que hizo que los costaleros tuvieran que hacer las levantás a pulso aliviao.

Fotos: Fco Javier Montiel/Juan Alberto García Acevedo/Fran Granado.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.