Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • sábado, 19 de octubre de 2019
  • faltan 169 días para el Domingo de Ramos

Un Viernes de Dolores entre tus cuencas. Antonio Sánchez Carrasco


Estaba el día aún sin entrar en agua, cuando los grupos de escolares de distintas edades circulaban por el centro de la Ciudad que poco a poco sacaba su lustre para los días festivos cercanos. Pasos casi montados, a falta de las flores y cuatro toques más, y en rincón de la muerte, tus huesos. In ictu oculi, se llena y se vacía la iglesia. In ictu oculi los pasos han vuelto otra vez a visitarnos. Mientras tu nos miras desde la indiferencia de tu sonrisa forzada. Poco a poco va avanzando la mañana in ictu oculi todo se habrá terminado y tu volverás al lugar donde se guardan las caninas durante el año. Sopla el viento fuera, si pasara por tus costillas podrías sonar a la música de los de Palacagüina, no me mires sorprendida que tu también los oíste.

Hay quien no se acerca a tus plantas, para no verse reflejados en tu cuencas eternas, porque son sumidero de recuerdos; tras de ti la nada o el todo.

Sigues impertérrita mirando a ese suelo que se estira bajo tus pies exiguos. Alguien entra con un capirote de rejilla, que conversa airadamente arreglando la Madrugá y el Otnas setraM, tu los miras a ambos con el desdén de quien tiene en sus huesudas manos las respuestas y las preguntas. Porque eres inicio y final. Respuesta y camino de las sombras y las luces. El final del principio, y el principio del final. Vuelven a entrar niños. Estos son ya pre-adolescentes, de las del K-Pop en los cascos y en la carpeta. Una de ellas se santigua:

•             Tía ¿que haces?.

•             Mi abuelo lo hace.

•             Tía pero no a esa.

In ictu oculi, eso mismo, en un abrir y cerrar de ojos te desmontan la dignidad que yo te había dado desde que entré. Salgo a seguir viendo templos, tu sonrisa parece amarga, tras el desprecio de la chiquilla. Sigues mirando al que entra, y allí te quedas llevando en tus cuencas el reflejo de las vidas que se cruzan en tu camino.

Foto: Antonio Sánchez Carrasco.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.