Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los difuntos
  • miércoles, 14 de noviembre de 2018
  • faltan 151 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Viernes Santo conmemoración de la Pasión y Muerte de Jesucristo en Alcalá del Río


Antonio Rendón. La Real, Muy Antigua, Ilustre y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santo Entierro de Cristo en su Misericordia, (la imagen yacente del Señor de la Misericordia es obra anónima del  siglo XVI. Las Reglas de 1582 aluden a “un Cristo con su sepulcro”. Realizado en pasta de madera, como tantos yacentes que se  tallaron en este siglo de impresionante realismo en su concepción evidenciando todos los signos post-mortem como rasgo característico, para la evangelización del Nuevo Mundo. Presenta la particularidad de que  sus brazos son  articulados, pudiendo adoptar por lo tanto la posición de un crucificado) y Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad Coronada (la autoría de la imagen bendita de la Virgen Santísima, Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad, es tardomediaval, tal vez estilísticamente renacentista, sigue siendo un misterio, diversos investigadores e historiadores aluden al círculo de los más renombrados imagineros y escultores que trabajaron en la Sevilla de la segunda mitad del siglo XVI. El acusado hieratismo que imprime la talla, la nariz recta, la disposición de las cejas  la gran belleza clásica y la serenidad de su rostro, el cuello sin anatomizar, la mirada baja y serena, los labios que parecen esbozar una leve sonrisa, la delicadeza de su rasgo, nos permite certificar que nos hallamos ante una de la tallas de la Virgen más antigua de toda la archidiócesis sevillana, conservando rasgo de similitud con otras dolorosas del siglo XVI, Nuestra Señora de la Soledad de  San Lorenzo Mártir de Sevilla. Solo ojos y lágrimas  que se incorpora a la imagen a lo largo de los siglos  XVIII Y XIX, apunta la sensación del dolor y llanto). Esta Hermandad de la ribereña localidad sevillana de Alcalá del Río, tiene su día grande el Viernes Santo empezando por la mañana con la entrada de la diana floreada de  las  primeras Bandas de músicas en esta ocasión fue la Banda de CCTT Santísimo Cristo de la Victoria de León y la Banda de Música de la Hermandad de la Soledad de esta Hermandad, que dirige el valenciano Héctor Herrero Canet, que comenzará después en las primeras horas de la tarde con el paseo.

A las seis de la tarde tiene lugar la salida de esta  cofradía, llamada de la Soledad, desde su sede, en la Real Ermita de San Gregorio de Osset (Patrón de la localidad), radicada y donde tiene sus cultos y oraciones en una magnifica Capilla en este templo. Con la posterior participación de la Hermandad en la parroquia en los Santos Oficios del Viernes Santo. Una vez terminado esta celebración litúrgica, sale el paseo en dos filas al completo, nazarenos, acólitos, monaguillos, el grupo de romanos (armaos), costaleros y las Bandas de músicas que estarán en los pasos de la cofradía, sin los pasos de la Real Ermita de San Gregorio de Osset. Esta comitiva revive una vieja tradición que arranca del hecho de  acompañar al Santísimo que era llevado a los enfermos la tarde del Viernes Santo.

La estación de Penitencia se divide en dos partes, partiendo desde dicha Ermita, hasta la Santa Iglesia Parroquial, donde  se celebra el Sermón o auto del Descendimiento, partiendo de nuevo en la media noche para recogerse en la madrugada del sábado.

El primer paso del desfile procesional es el paso de la Muerte, cuyo nombre correcto es el “Triunfo de la Santa Cruz sobre la Muerte”, popularmente conocida como la canina, cuyo autor de la imagen fue el escultor malagueño Juan de Astorga Cubero en 1844, donde llego a ser profesor y académico de Bellas Artes de Sevilla en el año 1810. La Banda que acompañó al paso de la Muerte, fue la Banda de  de  CCTT Nuestro Padre Jesús Cautivo de la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor que la dirige Juan José Antúnez Mateo.

El segundo paso de la procesión es el paso del Santo Entierro de Cristo en su Misericordia.  La imagen yacente del Señor de la Misericordia es obra anónima del Siglo XVI.  El paso del Santo Entierro es de grandes dimensiones con una urna sobre canastilla dorada de estilo neobarroco, con numerosas capillas y retablos con escena bíblicas.  Tras  el paso va el palio de respeto, de terciopelo negro  en señal de solidaridad y duelo. Detrás del palio figura una cohorte romana de gran tradición en Alcalá del Río que desfilan rindiendo honores al Señor de la Misericordia. En el paso lleva  un tapiz pintado a mano, que recoge los rezos de “La Corona de la Divina Misericordia” para embellecer la mesa del canasto y base de la urna. La parte musical  de este paso fue la Banda de Música Municipal de Gerena, que dirige Wolfang Punta Robleda por la tarde-noche y por la madrugada la Banda de CCTT Nuestra Señora del Rosario de Cádiz. 

El tercer paso  de la comitiva es el de la  Santísima Virgen  de la Soledad Coronada, es un armónico conjunto de palio y manto de bordado en oro sobre terciopelo negro. Presenta gran macizo floral de Catillos y Leones en el interior de las bambalinas, en el techo como  motivo central una gloria en relieve con   hilos de seda blancos y grises y en ella, un óvalo de raso azul del que pende una paloma con la rosa de pasión en el pico. Este paso reúne piezas de arte de los siglos XVIII, XIX Y XX formando un armónico conjunto  que suma más belleza a la  antiquísima hechura de su imagen dolorosa.

La parte musical del paso de la Virgen fue la Banda de Música de la Cruz Roja Española por la  tarde –noche y la madrugada, que dirige José Ignacio Cansino González.

En la procesión de esta Hermandad figuran los personajes humanos alegóricos de las tres virtudes teologales, Fe, Esperanza y Caridad y los evangélicos de la Santa Marta con los clavos de la Crucifixión de Cristo, la Sibila Cumana con la Corona de espinos del Señor, la Verónica, precediendo al paso del Santo Entierro, acompañan en la procesión. En los tramos de Virgen, los tres Arcángeles, Miguel, Gabriel y Rafael, representado por niñas. Y las tres Marías, esta ultima delante del palio, en recuerdo del grupo de las santas mujeres que presencia la Crucifixión de Cristo y el momento de su expiración, acompañando a su Madre.

Estamos en la Semana Santa de Alcalá del Río el Jueves y el Viernes Santos son muy numerosas las mujeres que rescatan la tradición de las mantillas, para visitar los templos, acudir a los Santos Oficios y participar en su cofradía, aunque la norma no escrita dicta que las mujeres de mantilla no deben estar en la calle hasta altas hora de la noche. El viernes Santo en la procesión del tramo de la Virgen, en dos filas, y son muy numerosas las hermanas ataviadas con la tradicional mantilla negra, acompaña a la Santísima Virgen.

Fotos: Antonio Rendón Domínguez.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.