Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Glorias
  • domingo, 23 de septiembre de 2018
  • faltan 203 días para el Domingo de Ramos

La lluvia frustró la salida extraordinario de la Virgen de los Dolores del Cerro del Águila


Daniel García Acevedo. Todo estaba preparado en el barrio del Cerro del Águila. Las guirnaldas y las banderas perfectamente colocadas, los vecinos y devotos con sus mejores galas con sus balcones adornados, la petalada de la salida preparada, incluso la Banda de cornetas y tambores Ntra. Sra. del Sol, que debía de abrir el cortejo, llegaba en pasacalles hasta la puerta de la parroquia, pero hasta aquí todas las alegrías de la jornada, ya que a las 19,15 horas se abrieron las puertas pero no para que el cortejo comenzara a salir, sino para que entrara un poco de aire, ya que la humedad hacía que dentro del templo el calor fuera intenso.

En ese momento se anunció que un frente pasaría por nuestra ciudad y que, en principio sobre las 20,30 horas se volvería a reunir la junta de oficiales para analizar la situación. Precisamente a esa hora es cuando comenzó a llover muy intensamente y con tormenta eléctrica.

Se volvió a retrasar la decisión una hora más, hasta las 21,30 horas, porque como explicó el párroco, D. Alberto Tena, por el micrófono de la parroquia, el frente debería haber concluido para esa hora, pero que si continuaba lloviendo una hora más tarde, la procesión sería suspendida.

Y así fue, porque al no hacer viento, el frente no terminaba de pasar y se decidió a las 21,30 horas suspender definitivamente la salida extraordinaria y no dilatar más la decisión. En el templo de los Dolores estuvieron el alcalde de Sevilla, el delegado de Fiestas Mayores, el Consejo de Cofradías casi al completo y la representación de la Policía adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Una vez suspendida la procesión se abrieron las puertas de la parroquia para que todos los devotos que se encontraban en la calle, mojándose, pudieran ver a la Virgen de los Dolores. En unos minutos la iglesia se llenó de personas ávidas de ver y rezar a su titular.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.