Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Pascua
  • jueves, 23 de mayo de 2019
  • faltan 318 días para el Domingo de Ramos

Liturgia. El Cabildo de la Catedral (y II). Jesús Luengo Mena


En esta segunda entrega seguimos viendo aspectos referidos al Cabildo de la catedral hispalense y su gobierno.

Comenzamos describiendo la vestimenta de los canónigos. El hábito coral: sotana morada, roquete y muceta morada con cogulla. En invierno llevan capa morada. Es el hábito que emplean cuando están presentes en celebraciones litúrgicas o en el Oficio,  pero no concelebran. Para las celebraciones litúrgicas, si presiden o concelebran, lo dispuesto para cualquier presbítero. El bonete está en desuso. La capa pluvial, cuando corresponda.

La catedral se gobierna con el Pleno, que es el órgano supremo de gobierno del Cabildo y está formado por los canónigos en activo y los que hubiesen obtenido la jubilación con 40 años de servicio a la catedral antes de cumplir los 75 años. Todos ellos tienen voz y voto en las deliberaciones. Los canónigos eméritos y los de honor podrán asistir al pleno con voz, pero sin voto.

Como órgano ejecutivo está la Comisión Delegada, que es el órgano ejecutivo del Cabildo. Está integrada por el Presidente del mismo, dos delegados ejecutivos, dos vocales y el secretario capitular. Los miembros de la Comisión Delegada son elegidos en el Pleno por cinco años y podrán ser reelegidos solo para un segundo mandato consecutivo en el mismo cargo. Los delegados ejecutivos serán dos capitulares que, elegidos por el Pleno de entre sus miembros en activo, tendrán respectivamente la responsabilidad inmediata de la Pastoral y el Personal el uno y la Administración y el Patrimonio el otro.

El Delegado ejecutivo de Pastoral y Personal tiene la responsabilidad inmediata de todas las actividades pastorales y de culto que se celebran en la Catedral y ejerce las funciones de responsable de todo el personal contratado de la Catedral.

El Delegado ejecutivo de Administración y Patrimonio es el responsable del Patrimonio histórico y artístico de la Catedral, así como de las actividades culturales, incluida la visita turística.

El artículo 39 de los Estatutos relaciona los oficios electivos, que son desempeñados por capitulares por cinco años reelegibles por otro periodo igual. Son:

Puntadores, que llevan, durante el Coro, la nómina de asistencia y designan los turnos de servicios corales.

Delegados de Protocolo, que se ocupan de la recepción y atención a las corporaciones y autoridades que asisten a actos capitulares, así como a las cofradías en su anual estación de penitencia a la Catedral.

Visitadores de enfermos, que se cuidan de los enfermos que ejercen cualquier ministerio o servicio en la catedral.

Bibliotecario, que tiene a su cargo la conservación y vigilancia de los fondos bibliográficos del Cabildo y asesora al mismo en cuanto con ello se relacione. Es miembro nato de la Fundación Capitular Colombina.

Archivero, que es el responsable de la conservación y vigilancia de los fondos documentales del Cabildo y asesor del mismo en cuanto con ellos se relaciona. Es miembro nato de la Fundación Capitular Colombina.

Sacristán Mayor, que es el responsable último de los servicios de las sacristías

Capellanes, que bajo la dirección del Delegado ejecutivo de Pastoral y Personal, colaboran en el culto,  administración de los plenos y pastoral de la Catedral, excluidos los actos corales.

Dentro de las competencias de los diversos oficios y ministerios especificamos algunos.

Así, el Deán, en ausencia del Prelado, ostenta la presidencia coral y suple al Prelado en las funciones litúrgicas reservadas para el obispo.

El Prefecto de Liturgia es el coordinador último de las celebraciones litúrgicas de la catedral y responsable de la Liturgia. Atiende personalmente al Prelado, a los cardenales y al Nuncio, cuando asistan.

Del organista se dispone que acompañe los cantos litúrgicos del oficio coral, misa y cantos del pueblo. Solemniza tocando durante la procesión de entrada y salida, en Ofertorio (hasta el Orad hermanos…), durante la comunión y durante el silencio que sigue a la comunión. En los tiempo de Adviento, Cuaresma y misas de difuntos solamente acompaña al canto (o sea, no suena el órgano solo).    

El Sochantre canta las kalendas de la Inmaculada, Natividad del Señor, san Fernando y Corpus Christi.

Los cantores cantan, desde el facistol, las antífonas del introito y la comunión; los Kyrie, Sanctus y Agnus Dei, así como el Gloria y el Credo, cuando los haya.

Terminamos con el hebdomario, que inicia el oficio coral (Señor, abre mis labios…o Dios mío, ven en mi auxilio….). Celebra durante una semana la misa conventual y recita las preces, la oración y la despedida de las horas.

También habrá un pertiguero, que asistirá con hábito propio a las funciones y actos capitulares según los usos y costumbres de la catedral. 

Fotos: Miguel Ángel Osuna.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.