Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Domingo de Resurrección
  • domingo, 21 de abril de 2019
  • faltan 350 días para el Domingo de Ramos

Crónicas desde la Campana. Martes Santo. Daniel García Acevedo


Martes Santo diferente el vivido ayer gracias al plan programado por el Delegado de Día, Daniel Perera y buen discurrir de todas las cofradías.

La primera en pasar ha sido la de San Esteban que pidió la venia a las 16,17 horas, tres minutos antes de la hora fijada. Abrió el cortejo la Agrupación musical Santa Cecilia. La agrupación musical de la Redención interpretó dos marchas al paso del Cristo de la Salud y Buen Viaje. Los costaleros llevaron el paso con un buen andar y alargando el paso en la entrada en Sierpes. Flores de tonalidad moradas para el paso del Señor.

La Virgen de los Desamparados pasó a los sones de dos marchas tocadas por la banda de música de las Cigarreras, en una buena chicotá de los costaleros. El exorno floral del paso estuvo compuesto de diversas flores de tonalidad morada.

El Cerro del Águila llegó a continuación pidiendo la venia a las 17,05 horas. El gran estreno de este año ha sido el Nazareno de la Humildad que ha procesionado por primera vez. El paso ejecutado por Francis Verdugo y la cruz del Señor, por Enrique Gonzalvez y Enrique Lobo, eran estrenos.

El Señor de la Humildad pasó con un buen andar de sus costaleros y con dos marchas de estilo sobrio a cargo de la Banda de cornetas y tambores Jesús Nazareno de Huelva, que también debutaba de esta forma en nuestra ciudad. Fue aplaudida esta primera entrada en Campana del Señor de la Humildad. El paso del Stmo. Cristo del Desamparo y Abandono pasó a los sones de la banda del Sol que interpretó dos marchas de su repertorio, con un andar rápido de sus costaleros.

El exorno floral estuvo compuesto de claveles rojo sangre de toro. La banda de música de las Nieves de Olivares le tocó a la Virgen de los Dolores las marchas “Amarguras” y “Virgen de los Negritos”, pasando con buen andar por parte de los costaleros. Flores blancas para el paso de la Virgen de los Dolores.

La hermandad de la Candelaria es la tercera de la nómina en esta nueva disposición y pidió la venia a las 18,19 horas. El Señor de la Salud pasó a los sones de la banda de las Tres Caídas que tocó las marchas “Sentencia de Cristo” y “Nazareno de la Salud”, con un andar lento por parte de sus costaleros. El exorno floral estuvo compuesto por claveles rojos. La Virgen de la Candelaria pasó a los sones de la banda de la Cruz Roja que tocó dos marchas. Claveles blancos exornaron este paso de palio.

A las 19,10 horas comenzó a pasar la hermandad de San Benito que traía sus nazarenos de 3 en 3 en todos los tramos de la cofradía. El paso del Señor de la Presentación al Pueblo pasó con tres marchas, a cargo de la agrupación musical de la hermandad. Buen andar de los costaleros con los habituales cambios, recibiendo un gran aplauso cuando se perdió el paso por Sierpes. El exorno floral estuvo compuesto por lirios morados.

El Cristo de la Sangre llevó un buen andar y la banda que lleva su nombre le interpretó dos marchas. Este paso llevó el tradicional monte de claveles rojos. Delante de la presidencia del paso de palio estuvo la representación del Cuerpo Nacional de Policía. La Virgen de la Encarnación pasó a los sones de las marchas “Encarnación coronada” y “Encarnación de la Calzada” interpretadas por la banda de música de la Puebla del Río. En la parte de la Salve de la marcha “Encarnación Coronada” le fue cantada por los abonados para, posteriormente, arrancar el aplauso.

A las 20,28 horas comenzó a pasar la hermandad del Dulce Nombre. El paso de misterio pasó con una marcha interpretadas por la banda de las Cigarreras, en la revirá a Sierpes, ya que por la calle central fue a tambor, con un andar elegante de la cuadrilla de hermanos costaleros, que fue aplaudida. Rosas de color rojo lució el paso de Ntro. P. Jesús ante Anás. Una representación de la Hermandad del Dulce Nombre de Bellavista estuvo en el cortejo. La Virgen del Dulce Nombre llevó los tradicionales claveles rosas. La banda de música de la Oliva de Salteras tocó las marchas “Virgen del Dulce Nombre” y “Procesión de Semana Santa en Sevilla”, con un andar rápido por parte de los costaleros.

La hermandad de los Javieres empezó a pasar a las 21,05 horas, con 8 minutos de adelanto. El Stmo. Cristo de las Almas discurrió con su andar sobrio y elegante, aunque algo lento, y en una chicotá se plantó en la calle Sierpes. El paso llevó lirios morados. Delante del paso de Cristo iba una representación de los Bomberos de gala. A la Virgen de Gracia y Amparo le fue interpretada la marcha “Amarguras”, a cargo de la banda de música Julián Cerdán. El exorno floral estuvo compuesto de rosas de color blanco. Una representación de la hermandad de la Resurrección acompañó en el cortejo del palio.

La hermandad de los Estudiantes pidió la venia a las 21,41 horas. La portentosa talla de Juan de Mesa, el Stmo. Cristo de la Buena Muerte, pasó por la Campana en esta nueva disposición de la jornada de noche. El paso iba exornado por un monte de lirios morados. Se le cantaron dos saetas. La banda Ntra. Sra. del Águila, de Alcalá de Guadaira, interpretó la marcha “Stmo. Cristo de la Buena Muerte” por dos veces. El paso de la Virgen de la Angustia fue llevado por sus costaleros con un buen andar.

La hermandad de Santa Cruz pidió la venia a las 22,50 horas, solo cuatro minutos de retraso de la hora prevista, por lo que se puede considerar un gran trabajo por parte de todas las hermandades del día. El Cristo de las Misericordias de la hermandad de Santa Cruz, acompañado por la Virgen de la Antigua, discurrió por la Campana en su paso neogótico.

Desde un balcón de la Peña Bética se cantó una saeta. El paso llevó un monte de flores rojas. Música de capilla para este paso. La banda del Maestro Tejera tocó para la Virgen de los Dolores la marcha “Cristo en la Alcazaba”. El paso fue con un andar rápido. A las 23,22 horas terminó el Martes Santo en la Campana.

Como dato curioso, contar que tras 48 años saliendo de nazareno el gran amigo y compositor Manuel Marvizón en Santa Cruz, en el día de ayer no lo hizo, para acompañar a su mujer, la pregonera Charo Padilla, en una jornada muy emotiva para ella, con la hermandad del Cerro del Águila. 

Fotos: José Luis Martínez (@PepeluArteSacro)










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.