Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • faltan 144 días para el Domingo de Ramos

Catorce artistas realizan el cartel del Corpus Christi de Sevilla


Arte Sacro. Catorce artistas: Fernando Vaquero, Pepillo Guitiérrez Aragón, Clemente Rivas, Luis Rizo, Javier Jiménez Sánchez-Dalp, Nuria Barrera, Javier Aguilar, Juan Miguel Martín Mena, José Tomás Pérez Indiano, César Ramírez, Irene Dorado, Huguet Pretel, José Manuel Peña y José Cerezal, son los que han realizado las pinturas que componen el cartel de la festividad del Corpus Christi de Sevilla del presente año.

El cartel fue presentado ayer en el Ayuntamiento de Sevilla, acto en la que participaron además de los 14 artistas, el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera y el presidente del Consejo de HH y CC, Francisco Vélez.

Esta es la explicación del cartel elaborada por César Ramírez, en la que podremos conocer que obra ha sido realizada por su artista:

El cartel del Corpus de Sevilla 2019 es en sí mismo principio y fin, alfa y omega, recreando en una composición contemporánea las cubiertas de la Catedral de Sevilla, de donde parte y finaliza la procesión en ese día tan señalado para Sevilla desde hace siglos.

Técnicamente hablando, la obra la conforman quince tablas de 30x30cms que en una disposición de retícula conforman otra obra mayor de 160x98cms en una proporción muy aproximada a la divina o aurea constituyendo un avance pionero y único en lo que a cartelería se refiere al estar realizado por catorce pintores con toda la logística y coordinación que ello requiere por la gran variedad de técnicas y temáticas existentes para este motivo.

En la lectura principal de la obra destaca la Cruz de tonalidades rojas insertada en el cartel, al igual que en la planta de salón o rectangular que tiene la Catedral de Sevilla y compuesta por una nave central, la nave transversal y el Crucero.

Siguiendo el esquema real de las cubiertas, las tablas que componen la Cruz se encuentran más elevadas respecto al resto de tablas que en tonalidades ocres representan el resto de las naves laterales. A su vez la tabla central de la leyenda del cartel y que representa la cubierta del Crucero se encuentra más elevada respecto al resto siguiendo la disposición original.

Al haber adoptado este criterio se unifica mucho la comprensión y visión del cartel para que visualmente resulte llamativo a un primer golpe de vista, pero es que además el recorrido visual también está organizado para que se realice horizontalmente y por filas en grupos de tres tablas.

Estos tríos de imágenes muestran los principales referentes de la procesión del día del Corpus Christi y que siguiendo un criterio artístico y de mejor composición exaltan la obra de cada uno de los 14 pintores participantes de este cartel colectivo.

De esta forma y comenzando por la fila superior y primera tenemos el realismo histórico de Fernando Vaquero precisamente en un óleo del Rey San Fernando, seguimos con la exquisitez del grafito de Pepillo Guitiérrez Aragón en un dibujo del Niño Jesús y cerramos con la frescura de otro óleo de Clemente Rivas en la Inmaculada.

La segunda fila la inicia la perfección de la pintura de Luis Rizo plasmada en una tabla de la Custodia del Stmo Sacramento, pasando a la tabla central con la leyenda del Corpus y terminando con la impresionante precisión del bolígrafo de Javier Jiménez Sánchez-Dalp en la Custodia de la Santa Espina.

Ya en la tercera fila aparece la certera y siempre acertada pincelada de Nuria Barrera en la pintura al óleo de San Isidoro, continuamos con la melodía artística de Javier Aguilar en el retrato de Santa Ángela y se remata la fila en la continua renovación de la excelencia de Juan Miguel Martín Mena en la tabla de San Leandro.

La cuarta fila muestra a Santa Justa en la originalidad técnica y armoniosa de José Tomás Pérez Indiano hilando con la característica y simbólica composición de la pintura de César Ramírez en un amanecer sobre la Giralda y finalizando con el gran alarde del control de la acuarela de Irene Dorado en la imagen de Santa Rufina.

Y asentando la obra en la quinta fila, se muestra la maestría y experiencia de Huguet Pretel en los niños Carráncanos para seguir con la armonía y logrado equilibrio de belleza y funcionalidad de las Portadas del Corpus de este año, diseñadas y dibujadas en este cartel por su diseñador José Manuel Peña, y que en esta ocasión van dedicadas a la Hermandad de los Negritos y a la Hermandad de la Sed, y así de esta manera llegamos al mejor final que se podía tener en la alegría y expresividad de la pintura de José Cerezal en un autorretrato suyo en los niños Seises.

Este cartel ha surgido cuando tenía que ser, ni antes ni después, cuando la diversidad de técnicas y enfoques se han unificado para Sevilla y así tratar de logra una obra que trasciende lo artístico para contar la historia personal de cada uno y a la vez de todos los pintores participantes marcando un principio y un fin, un final y un nuevo comienzo.

Gracias Sevilla por tanto honor….

Galería del acto:

Fotos: César Ramírez/Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.