Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Jueves Santo
  • jueves, 09 de abril de 2020
  • Hoy es Jueves Santo

Provincia. El Ronquillo acompañó a su Patrona, Nuestra Señora de Gracia, en la tradicional procesión del 8 de septiembre


Manuel Pinto Montero. El pueblo de El Ronquillo volvió a echarse a la calle en la noche del pasado 8 de septiembre, Festividad de su venerada Patrona, Nuestra Señora de Gracia, para acompañarla en su gloriosa procesión. La Virgen de Gracia baja cada año de su Ermita la tarde del 6 de septiembre regresando la noche del 8 de septiembre siendo este día uno de los más esperado por todos los ronquilleros que llevan sobre sus hombros a su Patrona.

Cuenta la leyenda que a un niño pastor, subido en un árbol para observar un nido de pájaros,  se le aparece una figura humana de rasgos femeninos. El pequeño la tomó en sus manos y la guardó en su zurrón, pero al llegar a casa la imagen no estaba. Al día siguiente volvió al mismo lugar y encontró  la imagen, para no perderla, con un punzón, perforó la cabeza y amarró la imagen al zurrón. Pero de nuevo al llegar a casa no la llevaba. Su madre al verlo tan triste le dijo que volviese al lugar. El pequeño regresó y su madre fue tras él. Cuando llegó vio al niño pastor arrodillado ante una imagen de mujer con un niño en sus brazos  con una gran luz y nubes blancas a sus pies, en la frente poseía un punto sangrante.  La Virgen había pedido al niño que le construyese allí una Ermita para proteger a su pueblo. El pequeño labró una estatuilla para ser venerada en aquel lugar. La corona de la Virgen estaba formada por catorce estrellas, una por cada familia que había en el pueblo en aquella época. 

Esa Ermita se presenta en una elevación del terreno y desde ella se puede observar el bello pueblo de El Ronquillo. Desde el momento de la aparición la Virgen de Gracia ha sido la Patrona de la localidad y goza de gran devoción entre los ronquilleros.

La actual imagen de Nuestra Señora de Gracia es una talla del siglo XVI, de 22 cm de altura. La imagen mariana es venerada  tal y como cuenta la aparición, es decir, sobre un pino estando el Niño pastor arrodillado a sus pies. Al parecer tanto el pastor como el pino son añadidos de principios del siglo XX.

Nuestra Señora de Gracia procesiona sobre paso de plata con canastilla y peana sobre la que se coloca la talla de la Santísima Virgen. En las esquinas exorna el paso cuatro jarras de plata con flores blancas. Tras la Santísima Virgen multitud de devotos y promesas. La Banda Municipal de El Ronquillo acompaña con sus sones a su Patrona.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.