Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Pascua
  • viernes, 29 de mayo de 2020
  • faltan 303 días para el Domingo de Ramos

El Cristo del Mayor Dolor, del Dulce Nombre, fue repuesto al culto ayer tras su restauración


Arte Sacro. Ayer sábado, 23 de mayo, fue repuesto al culto el titular de la hermandad de la Bofetá, el Stmo. Cristo del Mayor Dolor, tras su restauración por parte de Carmen Bahima.

Esta imagen fue retirada del culto a principios del pasado mes de diciembre para someterle al proceso indicado y tenía previsto regresar a San Lorenzo durante la pasada Cuaresma para que la corporación del Martes Santo pudiera celebrar los cultos en su honor. Debido al estado de alarma y el cierre de todas las actividades, hasta ahora no ha podido regresar a su sede canónica.

Según nos cuenta Carmen, la intevencion ha consistido en la recuperación de la policromia subyacente. En un principio se iba a realizar una limpieza superficial pero se comprobó que existía policromia subyacente en un porcentaje del 80-90% y en un estado bastante aceptable. Entonces se le propuso a la Junta de Gobierno y a la comisión la posibilidad de rescatarla y así ha sido. Con este proceso se ha recuperado gran parte del modelado, oculto bajo la gruesa capa de policromia retirada, que en algunos puntos poseia varios milímetros de espesor. Se le ha realizado una corona de madera de cedro y se le han sustituido los cajillos. También se ha realizado un nuevo INRI en madera de cedro a modo de pergamino.

El Santo Cristo del Mayor Dolor es una escultura de cedro policromada, que mide 140 centímetros de altura, de estilo manierista y es una obra anónima sevillana, atribuida indistintamente a Juan Oviedo y de la Bandera, el Mozo - 1565 · 1625 -, y de Andrés de Ocampo - 1555 · 1653 -.  Esta fijada por tres clavos a su cruz arbórea, tallada en el desaparecido Taller Isbilia de Sevilla en 1985. Este mismo taller de restauración realizó, en 1990, modificaciones en ella.

El Crucificado fue restaurado por Sebastián Santos Rojas, tras sufrir la quemaduras de sus piernas, en un fuego fortuito acaecido en su altar de San Antonio de Padua, en Septiembre de 1941.

A las 12 horas, la hermandad celebró en el altar mayor de la parroquia de San Lorenzo, donde se encontraba la talla, una eucaristía presidida por el párroco, Fco. de los Reyes Rodríguez López, donde bendijo al Stmo. Cristo del Mayor Dolor.

Carmen Bahima Díaz, nacida en Sevilla en 1979, es licenciada en Bellas Artes (especialidad en Conservación-Restauración) por la Universidad Hispalense. En 2006 ingresa en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico en el área de Conservación de Bienes Culturales, taller de pintura. Ha trabajado en proyectos de restauración importantes para el museo de Cádiz, Iglesia Colegial del Divino Salvador, Real Parroquia de Señora Santa Ana de Triana o para la exposición "Andalucía Barroca" de Écija, donde intervino en la restauración del crucificado del insigne imaginero Pedro Roldán. Llamó la atención sus labores efectuadas sobre el Nazareno de La Puebla de Cazalla. En el año 2014 fue designada por la junta de gobierno de la Hermandad del Dulce Nombre para que se hiciera cargo de la restauración de Ntro. Padre Jesús ante Anás y en el 2016 para la de la Virgen del Dulce Nombre, concluyendo en este año la del Cristo del Mayor Dolor. Anteriormente ya había restaurado para esta Hermandad, los ángeles pasionistas del paso de misterio y la Inmaculada del Simpecado.

Fotos: Hermandad Dulce Nombre/Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.