Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • sábado, 05 de diciembre de 2020
  • faltan 113 días para el Domingo de Ramos

Bendecida la nueva saya de negro para la Virgen del Valle


Arte Sacro. La hermandad del Valle presentó tras la misa de hermandad, celebrada ayer jueves en la iglesia de la Anunciación, la nueva saya de color negro que lucirá la Stma. Virgen del Valle cuando se nos presente ataviada de luto. Fue bendecida por el director espiritual de la corporación del Jueves Santo, Manuel Luque Perez.

La junta de gobierno ha decidido recuperar con esta saya negra, parte del patrimonio textil que en su momento la hermandad perdió y que, sin duda, va a enriquecer el ajuar de diario de la Santísima Virgen.

El diseño de la pieza ha sido realizado por el hermano, Gonzalo Navarro Ambrojo, con un dibujo que sigue la línea de los bordados sevillanos de finales del siglo XVIII y principios del XIX, con una estética encuadrable estilísticamente en el final del barroco-rocalla.

Como principal fuente creativa se han tomado los bordados de la Archicofradía realizados en ese periodo por la que fuera camarera del Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas, Antonia Bazo, y de los cuales, lamentablemente, la única pieza documentada aún conservada es la clámide del venerado titular. No obstante, a través de testimonios gráficos conservados como el grabado realizado en 1803 en Madrid por Manuel Albuerne, según dibujo de Pedro Madroño, así como una histórica fotografía de la Virgen anterior al incendio, podríamos hacernos una idea del aspecto de las restantes piezas documentadas realizadas por la bordadora: un manto y una saya de salida para Nuestra Señora del Valle, así como otra saya para culto interno, piezas realizadas entre 1799 y 1800.

El diseño, inspirado en la saya que aparece en el mencionado grabado, describe una decoración simétrica de carácter vegetal que ocupa la superficie inferior de la prenda y los extremos de las mangas. Tanto en uno como otro espacio se dispone una estrecha cenefa a base de curvas y contracurvas, sobre la que se sitúa otra cenefa de mayor entidad, en la que se entrelazan estilizadas rocallas y cuernos de la abundancia, rematada en la zona central superior con un ramillete de flores a modo de copete.

La obra ha sido realizada por el taller de Fernando Calderón de Jerez. En lo que respecta a su materialización, en la decoración bordada se reproducen las técnicas del bordado en oro propias de la época de las obras tomadas como inspiración siendo el tipo de ejecución y las técnicas que nos remontan a aquella época. Es un bordado plano, hecho en gran porcentaje directamente sobre el soporte. Bordado que, además, lleva mucha ornamentación de lentejuelas, canutillos mostacillos y cristales; tal es el caso de la clámide de Antonia Bazo. La ejecución de cartulinas en camaraña y los frescores de mallas enriquecidas también nos remontan a la época. Todo ello ejecutado en oro fino sobre terciopelo de seda color negro.

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.