Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • miércoles, 20 de enero de 2021
  • faltan 67 días para el Domingo de Ramos

Provincia. La Hdad. de Valme de Dos Hermanas comienza a preparar el cincuentenario de la coronación canónica de la Virgen con un proceso participativo de aportación de ideas y sugerencias para la conmemoración


Arte Sacro. Hasta el 28 de febrero se podrán hacer llegar sugerencias y propuestas para la celebración de uno de los acontecimientos más relevantes de la historia reciente de Dos Hermanas

El 23 de junio de 2023 se cumplirán 50 años de uno de los acontecimientos más relevantes de la devoción a Nuestra Señora de Valme, que también lo es de la historia reciente de Dos Hermanas, como es la coronación canónica de la Protectora de la ciudad, hecho que marcó a toda una generación y que ha dejado una huella imborrable en el recuerdo de muchos nazarenos, que lo han transmitido incluso a las generaciones posteriores.

Al comenzar este 2021, la Hermandad de Valme pone en marcha los preparativos de una conmemoración que pretende estar a la altura de la importancia de aquel histórico acontecimiento y para lo cual se quiere contar con la participación activa de los hermanos y devotos de la Virgen, quienes podrán hacer llegar sus propuestas y sugerencias hasta el próximo 28 de febrero a través de los siguientes canales:

  • Del correo electrónico info@hermandaddevalme.es
  • Por mensaje privado a través de los perfiles oficiales de la Hermandad en Facebook, Twitter e Instagram.
  • A través de correo postal al apartado de correos 254 de Dos Hermanas.

La pregunta a responder es: ¿cómo crees que debería conmemorarse el 50º Aniversario de la Coronación Canónica de la Virgen de Valme?

Con todas las ideas que se reciban, y una vez estudiada su viabilidad, una comisión de la Hermandad trabajará en la definición de un completo programa de actos, cultos y actividades, que se pretende sea lo más variado posible, además de estar inspirado en los que se llevaron a cabo en 1973.

La historia de un sueño que se hizo realidad

El acto celebrado en la tarde del 23 de junio de 1973 fue el fruto de un largo camino que se inició treinta años atrás cuando, en la década de 1940, la camarera Elvira Mantilla propuso por primera vez que la Virgen de Valme fuese coronada canónicamente.

Tras los intentos de 1948 y 1954, este último coincidiendo con el Año Santo Mariano, no sería hasta finales de la década de 1960 cuando la Hermandad puso todo su empeño en conseguir este anhelo para los devotos de la Celestial Protectora de Dos Hermanas. Fue gracias a la labor de la Junta de Gobierno encabezada por Manuel Moreno, que en 1970 decidió emprender las gestiones formales. Ya al año siguiente, hace justamente medio siglo, se dieron los pasos decisivos hasta que se logró el ansiado decreto de la Santa Sede concediendo que la venerada imagen pudiera ser “coronada con preciosa corona de oro y con rito solemne”.

Así lo dice el rescripto pontificio dado en Roma el 10 de octubre de 1971, respondiendo a la solicitud cursada por el cardenal-arzobispo de Sevilla, José María Bueno Monreal, el 8 de septiembre del mismo año. Previamente, el 26 de julio –coincidiendocon la festividad de Santa Ana, patrona de Dos Hermanas–, el párroco de Santa María Magdalena (José María Ballesteros), el alcalde de la ciudad (Antonio Muñoz Rivero) y el hermano mayor de Valme (Manuel Moreno Pérez), rubricaban en el Ayuntamiento nazareno los documentos remitidos al Vaticano con la petición refrendada por miles de firmas de fieles y devotos.

Justo el día en que se celebraba la Solemne Función Principal de la Hermandad (domingo anterior a la Romería de aquel año), el Cabildo de la Basílica de San Pedro del Vaticano ­–al que correspondía desde siglos atrás el privilegio de autorizar las coronaciones de imágenes marianas– se reunía para hacer realidad lo que era el sueño de muchos nazarenos: ver a su Virgen de Valme coronada. Aún hubo que esperar casi año y medio para ello, culminándose por fin este camino en la tarde de aquel sábado de junio, que permanece grabado con letras de oro en la historia y la memoria de Dos Hermanas.

Algunas fechas para recordar medio siglo después

Febrero de 1970: se llevan a cabo las primeras gestiones oficiales, se constituye la “Junta Organizadora de la Coronación” y se recaba la adhesión de las hermandades, Ayuntamiento, entidades, etc.

Febrero de 1971: comienza la campaña “Oro para tu corona”, con el fin de recoger donaciones de joyas y otros objetos con los que poder realizar las preseas. Se contrata la hechura de las coronas con el orfebre Fernando Marmolejo.

30 de abril de 1971: el Pleno del Ayuntamiento acuerda solicitar al cardenal Bueno Monreal que eleve a la Santa Sede “las preces oportunas en orden a la Coronación Canónica de la antigua y milagrosa Imagen de Ntra. Sra. de Valme”.

26 de julio de 1971: en el salón de plenos del Consistorio nazareno se presentan y rubrican los documentos que conformarían el expediente remitido a Roma para solicitar la Coronación, incluyendo el libro con las firmas de miles de devotos.

8 de septiembre de 1971: el cardenal Bueno Monreal remite solicitud al arcipreste de la Basílica de San Pedro del Vaticano, adjuntando los documentos y pidiendo autorización para poder coronar canónicamente a la Virgen de Valme.

10 de octubre de 1971: el Cabildo de San Pedro del Vaticano acuerda decretar que la venerada imagen “pueda ser, en nuestro nombre y con rito solemne, coronada con preciosa corona de oro”.

8 de noviembre de 1971: llega a Dos Hermanas el breve pontificio autorizando la Coronación, remitido por el cardenal-arcipreste Paolo Marella. Al conocerse la noticia, repicaron las campanas de la parroquia.

26 de julio de 1972: presentación pública de las coronas de oro y la jamuga de plata, realizadas por el orfebre Fernando Marmolejo para la Virgen. Se nombra a la Hermandad de Santa Ana “madrina honoraria” de la coronación.

 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.