Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Cuaresma
  • martes, 02 de marzo de 2021
  • faltan 26 días para el Domingo de Ramos

Paco Robles: “Desde que me he puesto malo no he ido a Triana y no quiero verla todavía”


Fernando J. Romero. Era una de las entrevistas más esperadas. Dos auténticos referentes del periodismo sevillano y del mundo cofrade de la ciudad más hermosa del mundo frente a frente. De una lado Víctor García-Rayo, del otro, Paco Robles.

Ambos han tenido la muerte con su brazo diestro echado por encima de sus hombros y a ambos le ha susurrado al oído que todavía no era su momento, y los ha devuelto a Sevilla y a los sevillanos, pues, si algo tienen Víctor y Paco, es que son ya parte de los sevillanos, quienes les hablan y les tratan como si fuesen parte de sus propias familias. Qué pocos pueden decir eso en esta ciudad tan grande para unas cosas y tan injusta para otras.

Paco Robles reaparecía en una pantalla de televisión después del enorme susto que nos dio el pasado año y lo hacía en una entrevista concedida al programa ‘La Pasión’ de 7TV y donde dejó momentos de enorme emoción. Especialmente significativo fue su recuerdo para la Esperanza de Triana.

“La Esperanza de Triana es la maternidad, es la Madre. ¿Qué es la maternidad? Eso… ¿Qué le das tú a tu madre? Lo que quiera. Toda flor, todo te parece poco. ¿Qué tiene muchas flores? El doble le pondría, el doble. Yo le pondría más flores. Yo le pondría las bambalinas más cargadas. Todo. Porque la Esperanza de Triana es eso”, aseguraba el genial periodista, mientras las lágrimas comenzaban a caer por sus mejillas, visiblemente emocionado.

En este momento, Paco Robles realizaba una confesión a todos los espectadores y es que, si bien reconoció que una de sus primeras visitas después de salir del hospital fue a la Esperanza Macarena, “desde que me he puesto malo todavía no he ido a Triana y no quiero verla todavía”. Además, como el mismo asegura “cuando yo vaya a Triana me voy a derrumbar. Ya lo verás. Cuando yo vaya a Triana me voy a derrumbar del todo. No sé lo que me va a pasar, pero en Triana me voy a derrumbar”.

“Pero cuando yo vaya allí y la mire cerca, y la vea… ¿qué le voy a decir yo a Ella? Nada. Nada y todo. Será mía para siempre. Será mía para los restos”, sentenciaba Paco Robles ante un Víctor García-Rayo que apenas podía articular palabra escuchando la sinceridad de las palabras de su compañero y, sobre todo, amigo.

Foto: Programa La Pasión de 7TV.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.