Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el Mes del Rosario
  • domingo, 17 de octubre de 2021
  • faltan 175 días para el Domingo de Ramos

X Aniversario de la participación de la Hermandad de los Panaderos en la JMJ Madrid 2011 (y II)


Arte Sacro. Testigo de excepción fue también Antonio Mejías Herrera, quien fue nombrado Comisario para organización y participación de la Hermandad de Los Panaderos en la JMJ Madrid 2011.

Como  defines o valoras diez años después la participación de la Hermandad en las Jornadas Mundiales de la Juventud.

Sigo pensando más que nunca que fue altamente positiva, fueron momentos y actos de una riqueza espiritual y unos valores incalculables que nos toco vivir a los hermanos de Los Panaderos, todos nos sentimos como lo que somos, parte de la Iglesia, todo ello sirvió para intercambiar sentimientos y vivencias con otras hermandades, con otras  comunidades religiosas y con jóvenes de todas partes del mundo, que veíamos entusiasmados con mucha fe orando ante nuestra Titular la Santísima Virgen de Regla Coronada e incluso en el seno de la Hermandad es gratificante ver como hermanos que en su momento se mostraron contrarios al traslado de la Virgen a Madrid, hoy día muestran públicamente sus satisfacción por todo lo acontecido incluso habiendo participado poco o nada en la histórica efeméride.

La Hermandad acababa de celebrar la Coronación de la Virgen de Regla, con todo lo que ello representa a nivel económico y a participación de hermanos y afronta su testimonio en la JMJ con una perfecta coordinación, organizando multitud de actos muchos meses antes del traslado a Madrid y meses después nuevamente  en Sevilla así mismo con plena integración de la misma en los actos propios organizados por nuestra Archidiócesis, desde tu posición de Comisario como se vivió esta compleja organización.

Ahora después de diez años transcurridos, me siento muy orgulloso de todo lo acontecido, no fue fácil, había un compromiso por parte de la Junta de Gobierno con los hermanos en que todos los actos que organizara la Hermandad así como el traslado a Madrid  para la participación de la Virgen en su paso de palio en el viacrucis del Santo Padre serian sin coste alguno para las arcas de la corporación. Cuando acepte el cargo para ello en ese mismo instante propuse un programa de actos propios, participar de forma activa en todos y cada unos de los actos de nuestra Diócesis y formar un equipo de trabajo en coordinación con el Hermano Mayor, la Junta de Gobierno, la Delegación de Hermandades y la Delegación de Pastoral Juvenil, el siguiente paso fue viajar a Madrid a la sede que la Conferencia Episcopal Española, había establecido para la organización de la JMJ  y tener un primer acercamiento con el sacerdote Javier Cremades Director y coordinador de los actos en España de la JMJ, a partir de ahí, fue trabajar de forma continuada, buscando los recursos económicos  fuera de la mayordomía de la Hermandad en perfecta armonía  de equipo excepcional humano con el que conté. Recuerdo con entusiasmo el acogimiento de Juan José Asenjo  al programa de actos elaborado por la Hermandad.   

De todo lo relacionado con los numerosos actos de Sevilla y los actos de Madrid, que destacarías.

Fueron muchos actos de forma continua, vuelvo a repetir gracias al esfuerzo humano del maravilloso equipo humano con el que contamos para su organización, pero por destacar recuerdo con enorme satisfacción la mesa redonda que organizamos en la Sala Turina con una asistencia de más de quinientas personas donde participaron Delegados Diocesanos de Pastoral Juvenil de varias Diócesis de Andalucía y se presento el Himno de la JMJ según Sevilla, o la presentación a la  ciudad de los actos centrales a celebrar en Madrid de la JMJ a cargo de los representantes nombrados por la Conferencia Episcopal, en la Fundación Cruzcampo, también destacaría la magnífica exposición monográfica organizada en el Ayuntamiento de Sevilla inaugurada por Juan José Asenjo, estos fueron actos muy relevantes, pero para mí de los actos de Sevilla, me quedo con el que vivimos en nuestra capilla cuando llego la Cruz de la Juventud de San Juan Pablo II, y fue entronizada a los pies del Señor del Soberano Poder en Su Sagrado Prendimiento que estaba en besapies, celebramos un acto penitencial e intimo en torno a la Cruz y posteriormente salió en procesión portada por los jóvenes de todas las hermandades de Sevilla hacia el altar mayor de la Santa Iglesia Catedral, donde Santiago Gómez Sierra, obispo auxiliar, presidio la eucaristía. De Madrid, también fueron numerosísimos pero de especial mención y emoción recuerdo, el rezo del Santo Rosario el 16 de agosto en las primeras horas del alba en la delantera del paso de la Virgen de Regla por Juan José Asenjo, la emotiva oración que dirigió el Santo Padre a la Virgen de Regla en la Plaza de Cibeles y como no el fervor y la manifestación de fe en la triunfal procesión de vuelta de nuestra titular en su paso de palio a la Iglesia del Carmen de la Puerta del Sol de Madrid.

Como estas siguiendo la celebración del X aniversario de la JMJ en España por la Conferencia Episcopal y algunas Diócesis.

Con  mucha atención vivo cualquier noticia relacionada con nuestra Iglesia Diocesana, mi  implicación eclesial es de fuerte vinculación y compromiso en nuestra Diócesis, al estar integrado en Manos Unidas, recientemente también como nuevo miembro de la Asamblea Diocesana, recibí con entusiasmo la notica de que el próximo 23 de octubre la Cruz de la JMJ de San Juan Pablo II visitará nuestra Diócesis, también sigo de cerca los actos anunciados por algunas Hermandades de otras provincias para conmemorar que participaron en el Viacrucis del Santo Padre en Madrid en la JMJ 2011. A nivel de la Hermandad participe junto a un grupo de hermanos antiguos de Los Panaderos en un íntimo y particular acto conmemorativo de la efeméride.

Hablemos de las dificultades y anécdotas no desveladas y que después de estos diez años pudiéramos conocer.

Bueno, como decía anteriormente aunque en líneas generales todo se vio perfecto, tuvimos que superar muchos obstáculos, en primer lugar la parte económica fue toda una proeza por parte de la mayordomía, a falta de diez días para la celebración nos faltaba para cubrir el presupuesto global algo más de 10.000 euros, afortunadamente llego una donación anónima que hizo cubrir el mismo. En cuanto a temas técnicos,  también lo pasamos mal  en cuanto a la decisión tomada por la organización en cuanto a la ubicación de nuestro paso de palio y el orden en la procesión después del Viacrucis en Madrid, fue en una reunión del mes de junio de 2011 por videoconferencia desde  del despacho del hermano mayor en nuestra sede de Orfila con Javier Cremades  Director de actos centrales y Javier Mateo Director del Viacrucis comenzó a las 22,00 h y se cerró en torno a las  03,00 de la madrugada, pretendían que en la procesión de vuelta después del viacrucis, fuéramos el último lugar con lo que ello representaba que en pleno mes de agosto los más de cien cirios de la candelería de la Virgen fueran encendidos a las 18,00 para el comienzo del acto permaneciendo así hasta ser el último paso que se pondría en marcha en torno a la una de la madrugada. Después de horas de tensión lo entendieron y accedieron a que fuéramos quien comenzáramos la procesión en torno a las 22,00 h de la noche. Fueron muy complejas las medidas de seguridad del estado a las que nos sometieron, resulto muy difícil  poder contentar a todas las personas y entidades que nos querían acompañar en Madrid, yo lo pase muy mal, fue una tarea que paso por mis manos, yo recibí mas de dos mil solicitudes para acreditaciones y en un principio nos concedieron solo 600 y lógicamente tenían preferencia los hermanos, consejo de cofradías, delegaciones diocesanas, corporación municipal, Medios de Comunicación, Colegios Oficiales de Sevilla, Hermandades y empresas colaboradas que con gran esfuerzo nos estaban ayudando económicamente, después de mucho dialogo y perseverancia se consiguió que las acreditaciones fueran 960, aun así insuficientes, recuerdo como en la víspera del viacrucis con el Santo Padre, recibía una llamada de Rafa Rivas por entonces Director de Fiestas Mayores para que atendiera una petición del alcalde Juan Ignacio Zoido, una acreditación para la presidenta de Prensa Española ABC, Catalina Luca de Tena, fue una tarea casi imposible ese día en la oficina central de la JMJ en Madrid en el campo de las naciones, felizmente se consiguió, estando allí, recibía la llamada del periodista Víctor García Rayo, me comentaba que se disponía a salir de Sevilla rumbo a Madrid, quería asegurarse de que yo tuviera todas las acreditaciones de su equipo, a lo que le comente que no se preocupara que todo estaba controlado que me cogía muy atareado a lo que  me respondió, no te quito más tiempo, es muy grande lo que vamos a vivir y todo saldrá bien la Virgen de Regla está con nosotros, nos despedimos telefónicamente  e instantes después Víctor sufrió el ictus y perdió el conocimiento, “sus últimas palabras fueron la Virgen de Regla está con nosotros”, estando ya a primera hora de la tarde, en la Iglesia del Carmen de la Puerta del Sol, me llego la noticia de la mano de Fran López de Paz y encomendamos la recuperación de Víctor a la Virgen de Regla, afortunamente  a los pocos meses García Rayo, logro recuperarse y visito nuestra capilla de calle Orfila y nos brindo a todos los presentes con una hermosa y sentida charla sobre sus vivencias con la Virgen.

A la presidenta de ABC, le pedimos que nuestra Virgen con el Papa fuera portada de ABC, a lo que nos correspondió amablemente. Sería interminable plasmar aquí todas las anécdotas vividas, fue muy emocionante vivir como un reducido grupo de hermanos en aquella mañana de agosto a las 06,00 h, nos trasladábamos a nuestra capilla de San Andrés, para preparar a nuestra Titular en su camino de trasladado a Madrid, nos ayudo Enrique Gutiérrez Carrasquilla que superviso en todo momento los preparativos y tras el rezo de una sentida oración sellamos aquel cajón de madera de la Virgen de la Estrella y tras asegurarnos de la intimidad de la calle Orfila, tras pedirle a un fotógrafo de el Correo de Andalucia que permanecia apostado en la esquina Javier laso de la Vega que por favor no sacara ninguna fotografía y escoltado por dos motoristas  y un coche patrulla de la Guardia Civil, partió en un vehículo  especial blindado cedido desinteresadamente por Transportes Pantoja, en el viajaban también  dos eternos priostes de nuestra corporación Julio Jiménez y Juan Pacheco. En Madrid aguantamos bien las severas medidas de seguridad, esos días en la capital de España había autorizadas manifestaciones de grupos contrarios a lo que se estaba celebrando, afortunadamente, contamos con un despliegue especial de Seguridad del Estado y la guardia secreta de los Alabarderos de Madrid, que junto a un grupo de hermanos custodiaron en todo momento  nuestra presencia en Madrid, debido a estos riesgos la seguridad vaticana que acompañaba al Santo Padre decidió a última hora que Benedicto XVI, no recibiera el presente anunciado, la magnífica pintura de nuestra titular realizada por Luis Rizo y fuera entregada por Emilio Santiago al Teniente de la escolta de seguridad pontificia cuando el Santo Padre  en su papamóvil discurrió por la delantera de nuestro paso de palio. Con especial cariño recuerdos los desayunos compartidos a primera hora de la mañana en Madrid con el Sr. Arzobispo Juan José Asenjo y las continuas muestras de cariño del Párroco del Carmen D. Adolfo y como no de la Hermandad residente allí, la Hermandad de Los Gitanos de Madrid y de su hermano Mayor Julio Cabrera.

En el recuerdo del X Aniversario de esta histórica participación de la Hermandad en la JMJ Madrid 2011, a quien o quienes  tienes presente.

Hace ahora diez años una vez que se culmino de forma muy positiva esta celebración, fueron innumerables las entrevistas y participaciones a los que acudí, en todos los medios ofrecí mi eterna gratitud a todas las personas y colectivos que con su ayuda hicieron realidad que la Hermandad de Los Panaderos diera testimonio de fe y  eclesialidad, recuerdo que en una amplia entrevista aquí en vuestro portal así quedo plasmado, con lo que espero haber correspondido a todos, ahora que nuevamente afloran los recuerdos después de estos diez años no puedo dejar de expresar mi gratitud a la Hermandad, especialmente a Emilio Santiago, Hermano Mayor que presidia nuestra Corporación y que deposito en mi toda la confianza y plena libertad para organizar aquella compleja e histórica aventura que nos toco vivir. A nuestra Diócesis representada por nuestro Arzobispo Juan José Asenjo, a Manuel Soria, sin su constante dedicación, trabajo y cariño hacia nuestra Hermandad nada de esto hubiera sido posible. Y por su puesto a mi Familia, a mi esposa y a mis hijos que fueron testigos de excepción de mi labor como Comisario de la JMJ Madrid 2011.

Fotos: Francisco Santiago.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.