Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 25 de enero de 2022
  • faltan 75 días para el Domingo de Ramos

El Gran Poder ya se encuentra en la Parroquia de la Candelaria


Daniel García Acevedo. Segunda etapa de la Santa Misión del Gran Poder. En esta ocasión será en la parroquia de la Candelaria, donde el Señor llegó pasadas las 15,20 horas de ayer sábado, tras más de cinco horas de recorrido.

Salió a las 10 de la mañana desde la parroquia de la Blanca Paloma, donde ha sido acogido una semana. Misma estructura de cortejo que el primer traslado con 50 parejas de cirios acompañando al Señor.

Las primeras calles del itinerario fueron del barrio de los Pajaritos donde se agolpaban muchos vecinos, tanto en la calle como desde sus balcones o ventanas.

Posteriormente se encaminó al barrio de Santa Aurelia con dos momentos importantes, el paso por la Residencia de ancianos y por la parroquia de San Lucas Evangelista, donde se congregaron muchísimos feligreses. El párroco, Miguel Vázquez Lombo recibió al Señor en el atrio de la parroquia, donde llegaron las andas. En la puerta del templo se instaló un altar que presidia la Virgen de la Caridad, titular de la asociación parroquial con sede en mencionada parroquia. Un cortejo de acólitos escoltó al Señor en el propio atrio.

El paso por el barrio nos dejó estampas de los edificios engalanados con colgaduras realizas en la parroquia para recibir al Gran Poder como se merece.

Al salir a la larga recta de las calles Amor y Carlos Marx, el sol recibía de pleno a todo el cortejo, después de una mañana más bien fresquita. Desde ese punto se fue realizando el rezo del Vía crucis en diversos puntos del recorrido donde se encontraban cruces escoltadas por dos cirios que después de cada estación se iban incorporando al cortejo.  

Ya en la barriada de la Candelaria, el alcalde de Sevilla se incorporó a la presidencia del cortejo. En la entrada, el Señor fue vuelto al pueblo y, como en la Blanca Paloma, se tuvo que quitar la parte superior de la cruz ya que la altura de la puerta del templo hizo que los portadores de las andas tuvieran que bajarlas todo lo posible.

Varias saetas se produjeron en el recorrido, entre ellas una de Pili del Castillo cerca de la entada, muchas de ellas espontaneas y desde la propia calle.

La entrada en la Candelaria se efectuó casi una hora más tarde de lo programado pero el ritmo de la procesión no fue lento en ningún momento.

Ahora espera una semana en este enclave, hasta que el próximo sábado se produzca el último traslado, hasta la parroquia de Santa Teresa, haciendo parada en la parroquia de los Dolores del Cerro del Águila.

Más fotos del traslado

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.