Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • lunes, 28 de noviembre de 2022
  • faltan 125 días para el Domingo de Ramos

Así será el nuevo paso de Ntra. Sra. del Carmen en sus Misterios Dolorosos


Arte Sacro. El cabildo general de hermanos celebrado el martes 19 de junio de 2018 aprobó por amplia mayoría el proyecto de nuevo paso de palio para Nuestra Señora del Carmen en sus Misterios Dolorosos presentado por la Junta de Gobierno, cuyo  proyecto fue realizado por el diseñador cordobés Rafael de Rueda, que parte del primitivo que realizara el hermano de la corporación, Francisco Reyes en 2008, respondiendo al deseo de la junta de gobierno de la Hermandad de dotar al paso de palio de un marcado aire carmelita, ausente o no reconocible visualmente en el momento presente en su diseño y aspecto, dando así respuesta al sentir mayoritario de los hermanos.

Rafael de Rueda cuenta con una larga trayectoria artística en la creación de nuevos proyectos y restauraciones de importantes obras patrimoniales de las hermandades y cofradías de toda Andalucía, especialmente de Córdoba y Sevilla. Entre ellas destacan los sevillanos pasos de palio de la Virgen de la Alegría (Resurrección) y de la Virgen de la Victoria (Las Cigarreras; restauración), así como las túnicas de Nuestro Padre Jesús de la Salud (Los Gitanos) y del Señor de Pasión, o los mantos de la Virgen de la Piedad (Baratillo), Nuestra Señora de la Victoria (Las Cigarreras), Macarena (restauración) o Dulce Nombre (restauración).

Las líneas artísticas que sigue el proyecto son:

Identidad: El empleo del marrón y el blanco como colores para el soporte, dota al diseño de una evidente identidad visual carmelita.

Coherencia: El “estilo” artístico de las insignias de la Hermandad, usado también por Francisco  Reyes en el primitivo proyecto, ha marcado las líneas básicas de este.

Luz: Para dotar al palio de un aire menos pesado a la vista y que cobre protagonismo la luz natural, se incluye malla en el diseño.

La bambalina frontal mantiene muchos de los elementos del primitivo proyecto, se definen estos ahora con mayor volumen, procurando que se reconozcan fácilmente en la distancia y buscando un aire más elegante y armonioso del conjunto. Se han girado los grandes roleos que flanquean las jarras para conseguir un efecto de guirnalda, ensanchando visualmente la bambalina, que se acrecienta al apoyarse sobre la malla. La bambalina se remata con una gran cartela central que porta el escudo de la Hermandad.

La bambalina trasera con el mismo diseño que la frontal, presenta en la cartela central un doble escudo orlado con los escudos de ambas órdenes carmelitas, con las que la Hermandad guarda una estrecha relación.

En las bambalinas laterales el efecto de guirnalda se acrecienta al apoyarse la misma sobre la parte de malla de la bambalina y puede verse claramente en las caídas laterales, donde la continuidad de la misma es más evidente.

Un palio marrón y blanco que, de una manera equilibrada, no da protagonismo a ninguno de los dos sino a ambos, apoyándose uno en el otro de manera innovadora en lo que a lo cromático se refiere. En el interior de las bambalinas, gana preeminencia el blanco con la finalidad de aumentar la luminosidad interior, acentuada de día por la luz natural a través de la malla y de noches por la luz de la candelería.

El techo de palio manteniendo la misma arquitectura que las bambalinas, con una importante cenefa rectilínea superior que caracteriza las mismas y que en este caso permite formar un marco decorativo idóneo para el techo, donde la protagonista principal es la gran cartela central portadora de una imagen icónica de la estética carmelita, que será realizada con la técnica de pintura por el artista y hermano Antonio Díaz Arnido.

Esta obra estará basada en la tradicional Iconografía de la Virgen de la Misericordia, introducida por Cesáreo de Heisterback. En el centro de la composición aparece la Virgen del Carmen, sobre una nube de querubines, con Hábito y Escapulario, amparando con su Capa abierta a Santos y Santas relacionados con el Carmelo (San Elías, San Simón Stock, Santa Teresa, San Juan de la Cruz, entre otros).

Se representa el Patrocinio y Protección de la Virgen del Carmen sobre la gran Familia Carmelitana, representada por las dos ramas de la Orden Carmelita.

Al fondo, en rompimiento de Gloria, aparecen San José y el Niño Jesús sujetando la Capa de María Santísima, así como las representaciones iconográficas de Dios Padre y el Espíritu Santo, entre otros elementos.

Esta cartela central o "Gloria" se encuentra rodeada de un perímetro de malla que permite aislarla visualmente del resto del techo, aumentando así su protagonismo.

Símbolos carmelitas

En la bambalina trasera figuran los escudos de las órdenes del Carmen, plasmando la vinculación con las mismas.

En el techo de palio figuran las leyendas de las letanías más representativas de la advocación carmelita.

Los escapularios prenden de cada uno de los doce varales, representando la protección de la Virgen del Carmen a todos sus devotos, especialmente en el tránsito hacia la Gloria eterna.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.