Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 07 de febrero de 2023
  • faltan 54 días para el Domingo de Ramos

La Parroquia de la Ascensión de Sevilla celebra la cuarta edición de su Belén viviente


Arte Sacro. La parroquia de la Ascensión de Sevilla ha organizado un Belén viviente para el próximo fin de semana. Se trata de una iniciativa parroquial que cumple su cuarta edición y que implica a casi 150 personas, entre actores y figurantes. “Mayormente explica el párroco, Manuel García, participa la comunidad parroquial, pero también se invita a los vecinos del barrio”.

Se trata de una actividad que surge en 2017 por iniciativa de Javier Rioja, un joven de la parroquia y de la asociación parroquial ‘Consuelo y Esperanza’, que planteó la idea al anterior párroco, Antonio Rodríguez Babío, con la intención de recaudar fondos para la Cáritas parroquial.

El Belén consta de once escenas bíblicas y, como destaca el párroco, “no es estático, sino que los actores van representándolas”. Concretamente, los visitantes podrán contemplar desde la Anunciación a María hasta la adoración de los Reyes Magos. Es igualmente curiosa “la intervención de los soldados romanos que, especialmente en la fila del Belén, amenizan la espera con sus batallas”, añade Manuel García.

En estos años, señala, son casi dos mil las personas que han visitado este Belén y muchas las anécdotas que ha vivido esta comunidad parroquial en la preparación y representación del mismo. El párroco recuerda cómo el año pasado el arzobispo de Sevilla, monseñor José Ángel Saiz, visitó el Belén, “transmitió palabras de ánimo y dio su bendición”. Si bien, cuando pasaba al lado del puesto de frutería, este se cayó y, “ante el apuro de los organizadores, el arzobispo comentó que así era más auténtico y más parecido al Belén de la realidad”. Otro aspecto llamativo de esta actividad parroquial es que los actores participan en la Misa dominical ataviados como corresponde a sus personajes, “lo que atrae la atención del resto de asistentes”, ríe García.

El Belén viviente podrá visitarse en el patio de la parroquia de la Ascensión (entrada por la calle Sendai, número 3), el viernes 2 de diciembre de 17 a 21 horas, y los días 3 y 4 de diciembre, de 12 a 15 y de 17 a 21 horas.

El donativo para acceder será de 2,50 euros por adulto (un euro menos por niño). Asimismo, se insiste en que la recaudación irá destinada íntegramente a la Cáritas parroquial. Finalmente, habrá un ambigú a precios populares, así como chocolate con churros.

“Venid a ver y disfrutad conociendo la historia del nacimiento de Jesús”, concluyen los organizadores.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.