Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los Difuntos
  • miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • faltan 144 días para el Domingo de Ramos

Opinión. Las costaleras. El Diputado de Cruces.


El pasado mes de julio debutó la primera cuadrilla de costaleras en una procesión “oficial” en Sevilla capital, la de la Virgen del Carmen del Santo Ángel. Y la expectación fue enorme, a juzgar por la gran cantidad de fotógrafos y periodistas que por allí pulularon. No me refiero, claro, a los que jamás faltan (gracias por vuestro trabajo, amigos), sino a aquellos que nunca se ocupan de las Hermandades de Gloria y que no estaban allí para reflejar la salida de la Virgen (ya se habían ido para entonces) ni para hablar del nuevo misterio glorioso, Santa Teresa, que se ha dado a Sevilla (yo me posiciono, a mí me gustó mucho, aunque haya resultado controvertido), sino para fotografiar a las costaleras. Y la verdad es que éstas lo hicieron bastante bien, con sus inevitables nervios a la salida (que desaparecieron después), aunque, como toda cuadrilla que empieza, haya un amplio margen de mejora. Con todo, los agoreros del “ya lo avisé” o del “lo que no puede ser no puede ser” no han dejado de manifestarse, claro.

La procesión del 17 de julio ha reabierto el debate de las costaleras, iniciado en Cuaresma, centrado en la posibilidad de formar alguna cuadrilla mixta. Vaya por delante mi opinión firme de que debe ser el capataz el que decida, sin ninguna restricción o coacción externa, quien se mete debajo del paso que van a mandar. Pero sí me gustaría que hubiera claridad. Decir no a las cuadrillas mixtas es decir no a las mujeres costaleras en Semana Santa y en casi todas las demás procesiones (Glorias o Sacramentales) oficiales (salvo en pasos “secundarios” como el de Santa Teresa; nadie pensó en mujeres sacando a la Virgen del Carmen). Aquí, el único que habló claro fue el bueno de Paco Reguera cuando dijo que, aunque aparecieran cuarenta mujeres para sacar a la Virgen del Rocío, ¿cómo iba él a echar a cuarenta hombres que ya están para meter a la cuadrilla femenina?

Uno piensa que cuando hay una vacante en una cuadrilla, el capataz debiera igualar a los aspirantes y probarlos, para quedarse con el que mejor trabaje. Y es así, con una salvedad: el aspirante no puede ser mujer. Lo malo son las razones que se dan, faltas de todo peso. Porque lo de las posturas que se dijo en Córdoba es una absoluta memez. Lo de que los costaleros se orinan debajo del paso, si es verdad, que yo no me lo creo, es una falta de educación, una guarrada y creo que un delito. Al fin y al cabo, es orinarse en la vía pública. Lo de las palabrotas, además de una falta de respeto enorme a la imagen sagrada que se lleva encima, una tontería. ¿Creen ustedes que alguna mujer de hoy en día se va a asustar por un taco de más o de menos? Y lo de los olores, ¿es que, acaso, las mujeres no sudan? En fin, para qué seguir. Los capataces tienen pleno derecho a decir que no quieren trabajar con mujeres, pero que lo digan sin tapujos. Por cierto, pienso que tanto capataces como costaleros deberían salir al paso de tantas cosas como se están diciendo para poner excusas, porque se está dando una imagen distorsionada de lo que ocurre debajo de un paso durante una procesión, totalmente alejada de la realidad.

Con todo esto, lo único que se va a conseguir, por culpa de absurdos y algo anticuados posicionamientos, es perder posibles buenos costaleros, simplemente por el hecho de ser mujeres. Allá cada uno con sus responsabilidades, que para eso son suyas. De todos modos, el tiempo y la necesidad irán poniendo las cosas en su justo lugar.

Para terminar, quisiera decir que me ha resultado sorprendente que muchas mujeres hayan sido las primeras en manifestarse en contra de las cuadrillas mixtas. Me llamó la atención las hechas por una señora, que parece está en las quinielas para ser nombrada pregonera de la Semana Santa, que dijo que igual que no hay equipos de fútbol mixtos no debe haber cuadrillas de costaleros mixtas. ¿Es que la aspirante a pregonera piensa que ser costalero en Sevilla es un deporte? ¿No habíamos quedado, como se dice en los ripios “pregoneriles” tan al uso, que es, más bien, cuestión de devoción y corazón? Pues eso.

diputadocruces@yahoo.es

Artesacro no se hace responsable de la opinión de sus colaboradores; en cualquier caso, pueden dirigirse a ellos directamente usando la dirección de correo electrónico que aparece en la página.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.