Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • miércoles, 15 de julio de 2020
  • faltan 256 días para el Domingo de Ramos

Opinión. El tercer paso. El Diputado de Cruces.


Según se ha publicado ya, la Hermandad de la Resurrección está pensando en añadir a su cortejo un tercer paso para afianzar su carácter penitencial, que podría ser, según la información aparecida en El Correo de Andalucía, alegórico con la Santa Cruz, titular de la hermandad y en el que podría aparecer la Virgen del Amor, también titular. Esta “peculiar” idea (no voy a utilizar otros adjetivos, pues no quiero herir ninguna sensibilidad) en una hermandad con un reducido cuerpo de nazarenos, parece más fruto de la desesperación que de otra cosa, aunque supongo que los proponentes estarán sopesado todos los pros y los contras  de la misma.

Sin embargo, sería muy injusto descargar la responsabilidad en los hermanos de Santa Marina, que llevan algunos años gritando en el desierto de la incomprensión. Tal y como dice el refrán, aquellos vientos están trayendo estas tempestades y, como ya he escrito en alguna ocasión, tanto dilatar las situaciones, tanto pasar la pelota de un tejado a otro, trae estas consecuencias en forma de “idea peculiar” y pueden provocar que vengan otras más “peculiares” todavía.

Aquí hay que mirar y pedir decisiones a dos estamentos. Por un lado y sin miedo, a Palacio, con tanto sí pero no y tanta diplomacia vaticana. Parece que no se enteran que los cofrades sevillanos nunca la han entendido. El gran debate, que está en la calle, es si La Resurrección debe ser hermandad de penitencia o no. Y hay mucha gente que no lo tenemos claro ni en un sentido ni en otro. La propia hermandad puede parecer que tiene dudas, ya que intenta afianzar, según se dice, su carácter penitencial. Por cuestión de magisterio y por aclarar las cosas, el Sr. Cardenal, el Sr. Vicario o el Sr. Secretario Diocesano de Hermandades (¿es así el cargo?) deberían establecer claramente qué tipo de hermandad debe dar culto al misterio de la Resurrección del Señor. Ya sé que me dirán que, puesto que guardan silencio, es que no hay que cambiar en nada lo actual, o sea, penitencia, pero, a veces, los silencios son también muy, muy  inconvenientes.

En el otro lado al que debemos mirar, está el Consejo General, en particular algunas hermandades muy concretas y su presidente, que, da la impresión, se ha tomado este asunto como una cuestión personal, al sentirse traicionado por el hermano mayor de La Resurrección, con declaraciones muy duras, como las de la pasada Cuaresma, en las que prejuzgaba incluso las intenciones futuras de la hermandad en caso de ser permitida su estación de penitencia en la primera hora del Domingo de Resurrección. La cofradía de Santa Marina tiene un muy importante problema y debe ser representada, al igual y en las mismas condiciones, que todas las demás por el Consejo. Lo único que éste ha hecho ha sido rechazar las dos propuestas que han partido de los cofrades de la calle San Luis, sin ofrecer ninguna alternativa concreta, sólo un muy difuso “en el Domingo de Resurrección”, que, recordemos, empieza a las cero horas (por tanto, hacer estación a la una y media es hacerla en dicho día). Dijeron primero que el asunto se trataría después de finalizar los actos del cincuentenario del Sábado Santo, después que hay que esperar a que el Sr. Vicario se pronuncie, también a que la hermandad se mueva,…. En fin, que no parece que haya la misma disposición para afrontar y arreglar esta situación que la que ha habido con otras, en especial las que tiene que ver con sillas, palcos y dineros.

Tanto alargar las cosas, tanto silencio oficial (aunque con declaraciones a la prensa de vez en cuando) producen la aparición de ideas “peculiares” que no van a beneficiar a nadie. Insisto en algo que ya he manifestado en varias ocasiones anteriores: por favor, hagan algo ya para resolver este problema, pues hay hermanos nuestros que lo necesitan.

diputadocruces@yahoo.es

Artesacro no se hace responsable de la opinión de sus colaboradores; en cualquier caso, pueden dirigirse a ellos directamente usando la dirección de correo electrónico que aparece en la página.

 

 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.