Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 07 de febrero de 2023
  • faltan 54 días para el Domingo de Ramos

Las humedades obligan al cierre parcial del templo de Los Gitanos. José Gómez Palas. El Correo de Andalucía.


Durante los meses de julio y agosto, de lunes a viernes, el templo de los Gitanos sufrirá cierres parciales por obras. La semana que viene dan comienzo los trabajos tendentes a combatir las humedades de sus muros. Durante los días laborables, las misas se trasladarán hasta la capilla sacramental.

A partir del lunes de la semana que viene, el templo de Los Gitanos, convertido ya en santuario, recibirá la visita de los obreros. La corporación que preside Juan Miguel Ortega Ezpeleta acometerá los trabajos necesarios para la reparación de las humedades por capilaridad que vienen afectando a los muros del templo prácticamente desde su reapertura, en febrero de 1999, después de tres años de una intensa y laboriosa restauración.

Hoy mismo está prevista la firma del contrato entre la cofradía de la Madrugá y la adjudicataria de los trabajos, la empresa sevillana Tecafil, especialista en impermeabilizaciones.

El coordinador de la comisión de obras de la hermandad, Manuel Morillo, explicó que estas labores, junto a las de aislamiento de la cubierta, que se acometerán más adelante, tienen por objetivo “preparar al santuario para su posterior climatización”. “Los problemas de humedad y de aislamiento de la cubierta son los que provocan que en verano el calor dentro del templo sea excesivo y en invierno se note demasiado el frío”, originando grandes diferencias de temperatura que podrían afectar al estado de conservación de las imágenes.

Los trabajos consistirán en inyectar a los muros un “producto silicio calcáreo” que, una vez dentro y después de secarse, adquiere la robustez de la piedra, sellando el muro por su base y evitando, de este modo, que la humedad ascienda por las paredes de la iglesia. Para ello, será necesario taladrar los muros por dentro y por fuera.

Durante los meses de septiembre y octubre se suspenderán los trabajos para el “secado” del producto, retomándose de nuevo en noviembre para que estén terminados en la cuaresma.

Sitio relacionado: www.correoandalucia.com










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.