Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • sábado, 24 de octubre de 2020
  • faltan 155 días para el Domingo de Ramos

Las Hermandades de la Bofetá de Sevilla y Córdoba inician el proceso de hermanamiento


 Arte Sacro. El pasado sábado 22 de noviembre de 2008 la Hermandad del Dulce Nombre de Sevilla, popularmente conocida como La Bofetá, realizó una visita a la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Perdón ante Anás, María Santísima del rocío y Lágrimas y San Miguel Arcángel de Córdoba, conocida también allí popularmente con el nombre de La Bofetá.

A un ofrecimiento de hermanamiento de la Hermandad de Córdoba, deseo compartido también por la de Sevilla, varios miembros de la junta de gobierno y hermanos de la Hermandad del Dulce Nombre presididos por el hermano mayor Manuel Lucas Paz León visitaron a la Hermandad del Perdón de Córdoba siendo recibidos por varios miembros de su junta de gobierno presididos por su hermano mayor José Luis Hidalgo Fustegueras.

Después de departir ambas corporaciones realizaron una visita a la sede canónica de la Hermandad cordobesa, Iglesia de San Roque, donde ofrecieron una oración a sus sagradas imágenes: Jesús con el rostro vuelto tras recibir la bofetada de Malco y la factura bellísima de la Virgen del Rocío y Lágrimas que acompaña al misterio de La Bofetá la noche del Miércoles Santo en estación de penitencia a la Mezquita-Catedral de Córdoba.

Posteriormente se hizo visita a la Residencia de Ancianos que comparte el mismo complejo arquitectónico de la Capilla, anteriormente sede de las Madres Filipenses, que actualmente ocupan un tercio de su antiguo convento colindante con la Residencia y la Capilla.

La Residencia de Ancianos es la principal obra social a la que se vuelcan con sumo cariño los hermanos de la Bofetá de Córdoba. Con ellos comparten la Iglesia los domingos, ocupando el centro de la nave un espacioso pasillo que se llena de sillas de ruedas de los residentes en la misa dominical.

A ellos dedican múltiples actividades: conciertos, carnavales, Reyes Magos, etc. amén del continuo contacto de cada domingo. Uno de los residentes, un anciano músico jubilado, que dirige el coro dominical, aceptó posar con los hermanos mayores de las dos corporaciones y el teniente hermano mayor de la de Sevilla. Casualmente descubrió, durante el coloquio mantenido con él, que era abuelo de tres músicos de la Banda de la Esperanza: Rafael Carlos (tuba y gerente de la banda), Francisco Javier (director musical) y Diego Luis León Ramírez (bombardino), que horas después deleitarían a los presentes con un concierto de marchas procesionales en el que re-estrenarían la marcha Jesús Christus dedicada a la Hermandad de Sevilla y obsequiarían con una copia de sus partituras.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.