Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • sábado, 04 de julio de 2020
  • faltan 267 días para el Domingo de Ramos

Muerte, ¿dónde está tu victoria? Moises Viretti.


 Digamos que podríamos encontrarnos con el mayor enigma de todos los tiempos y sobre todo, con la entidad que pone en duda la fe de muchos hermanos.

Ella es ley de vida, tarde o temprano tendrá que pasar y aunque se acerque deja una huella como cicatriz de una herida muy dolorosa; muchas personas muy queridas han encomendado su alma a Dios en estas dos últimas semanas; desde un familiar directo hasta un profesor de colegio con tan solo cuarenta y cinco años de edad; a todos los une un sentimiento que todos tenemos, el amor a los sagrados titulares y a la Semana Santa.

Un recién entrado Domingo de Ramos Gloria Viretti Jordan se reunía en su eterno arco plagado de Esperanza siendo su divino tesoro la Reina y Madre de todos los macarenos; José Mari y’’el Romero’’ seguirían a Jesús del Gran Poder como penitentes de promesa;

Guaditoca Alcántara se despedía de su queridísimo Gelves siendo la Virgen de Gracia madrina y protectora de aquella que siempre la quiere; queda el Cachorro triste y a la vez orgulloso por su hijo Agustín que cruza el puente para reunirse con el, dejando viudo a un colegio de Sagradas Familias sin tertulia cofrade que celebrar.

La vida sigue, y ellos nos animan a que no perdamos la fe, la muerte solo es el paso entre este mundo y la gloria, una gloria que veremos transformada en la verdad de la voz de Dios; son unos pocos lo que perdieron su fe y andan ‘’mosqueados’’ con el, sin embargo, el los sigue queriendo y bendiciendo; como hace un verdadero padre con sus hijos.

La verdad de todo este asunto es que aunque sus almas ya contemplen a Dios, y nunca dejen de existir espiritualmente, los que aun tenemos estancia en esta ‘’prueva’’ de fé, con el amor, justicia y la verdad en lo que se refiere a esta creada hermandad o planeta Tierra tenemos que dar ejemplo de ello ya que nos consideramos cristianos y no seguir los pasos de un viejo Sanedrín, creyéndonos que lo sabemos todo de él y que actuamos divinamente en todos los momentos de nuestra vida.

En la tierra nos queda su recuerdo, y aunque aún no nos toque reunirnos con ellos, siguen viviendo en nuestro corazón, muerte ¿Dónde está tu victoria?

Foto: Israel Viretti.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.