Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • miércoles, 05 de octubre de 2022
  • faltan 179 días para el Domingo de Ramos

Nuevo proyecto escultórico de Fernando Aguado‏


 Arte Sacro. El 9 de mayo de 2009, la Hermandad de la Piedad de Cabra (Córdoba) reunida en un concurrido cabildo de hermanos aprobó la ampliación de imágenes para representar el Santo Traslado al Sepulcro junto a la Virgen de la Piedad, imagen titular de la Hermandad, una obra magnífica cercana a la escuela de José de Mora. Con el visto bueno del consiliario y la aprobación posterior de sus estatutos por parte del Obispado de Córdoba, con fecha de 13 de mayo, se consigue uno de los proyectos que un grupo de hermanos tenía en mente desde hacía una década y media, una idea que se estaba cuajando desde tiempo atrás en la Hermandad.

ICONOGRAFÍA

El momento de la Pasión del Señor que ha sido elegido para ampliar el grupo escultórico tiene directa relación con la advocación de la Stma. Virgen de la Piedad. Ella, plena de dolor a los pies de la Cruz, se apiada del cuerpo sin vida del Santísimo Cristo del Amor, el cual proceden a trasladar al sepulcro José de Arimatea y Nicodemo, miembros del Sanedrín partidarios de Jesús. Ellos son quienes se encargan de mediar ante Pilato para poder dar sepultura al cuerpo del Señor antes del Sabbat. Ante la presencia de María Magdalena que besa la mano derecha inerte de Cristo y María Salomé que porta la corona de espinas, los Santos varones levantan el cuerpo de Jesús para iniciar el sacro cortejo hasta la sepultura. San Juan, que acompaña a la Santísima Virgen, escucha las palabras de José de Arimatea que le indican que han de iniciar la marcha. Mientras, junto a la Cruz, María de Cleofás, despide con la mirada a Longinos. Esta escena, completamente nueva dentro de la iconografía de este pasaje, representa la soledad y abatimiento del hombre. Longinos, soldado converso que tras haber comprendido la injusticia de la muerte del Hijo de Dios permanece junto a la familia, se marcha cabizbajo y lloroso dejando a sus espaldas al fúnebre cortejo que ha marcado el antes y el después de su propia vida. La escena se completa con la Cruz, la escalera, la sábana, el titulus y los clavos.

 A la hora de concebir el boceto había que tener en cuenta que la Virgen ha procesionado desde la existencia de la Hermandad completamente sola, sin ninguna otra imagen que la acompañara. Ahora con el nuevo grupo escultorico, la Virgen ha de ser junto a la imagen de Cristo el eje de la escena sin perder ningún protagonismo. Por ello el monte calvario donde se asienta el conjunto va ascendente para dar la mayor altura al lugar de la Virgen , la cual se aprecia desde todos los puntos de vista laterales y frontal. 


LA OBRA

Todas las imágenes serán realizadas en madera de cedro policromadas al óleo según las técnicas heredadas de los maestros barrocos. La imagen del Santísimo Cristo del Amor aparecerá completamente anatomizada. El resto de imágenes se realizarán de cuerpo entero para ser vestidas.

 

 

 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.