Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • sábado, 19 de octubre de 2019
  • faltan 169 días para el Domingo de Ramos

Cartel conmemorativo del V Centenario de las Hermandades Sacramentales. Reyes De La Lastra.


 El día de hoy para mi es mágico por muchas razones. La primera, porque me considero sevillana por los cuatro costados y con el privilegio de ser la autora del cartel de los 500 años de las Hermandades Sacramentales y Corpus Eucarístico.

Estamos en un enclave maravilloso como es la Capilla del Sagrario, para mí, emocionante, porque en esta catedral tengo un antepasado que seguro vela por mi en este  momento. Llevo conmigo algo que le perteneció. Este encargo no ha sido fácil, máxime para una mujer como yo que intenta ahondar en las raíces de lo que representa en sus obras. Creo firmemente que quien no conoce su pasado, no será dueño de su presente ni de su futuro. Repasando estos 500 años me encuentro con que  ¡¡¡es una mujer!!

 La fundadora de las hermandades sacramentales  -Teresa Enriquez- prima hermana de Fernando el Catolico, con quien llego a Sevilla. Una Sevilla que en ese momento era crisol de culturas y la capital del mundo. Ella tenía tal devoción por el Sacramento de la Eucaristía  que convence al Papa Julio II,  el cualo le autoriza la fundación de las hermandades sacramentales con bulas papales, otorgándole el titulo de Loca del Sacramento.

Este papa fue quien obligo a Miguel Ángel a pintar la Capilla Sixtina. Por eso Teresa Enriquez ocupa la parte central del cuadro. Esto no quiere decir que sea el centro.  Como ella hubiera deseado y como todos ustedes pueden imaginar el centro es la custodia, porque en ella va representado el Sacramento de la Eucaristía.

Difícil elección… ¿que custodia? Tenemos un patrimonio tan rico… Qué difícil. Esta es la custodia de las Siete Palabras. ¿Por qué? Porque es una joya que pertenece a una Hermandad creada por Teresa Enriquez, de piedras preciosas, como pueden ver una joya.

Y en 500 años… Cómo no van a existir muchas más cosas, unas todavía vigentes. Como es el bodegón que hay a la derecha, cada cultura tiene sus símbolos y en la nuestra. El romero representa el corpus en la calle. Las uvas representan la sangre de Cristo, el trigo el cuerpo de Cristo. La azucena la Inmaculada Concepcion y Sevilla.

También hay unos ángeles que están en la custodia de otra hermandad Sacramental, San Lorenzo, creada también por Teresa Enriquez, por cierto. Otra magnifica custodia. ¡¡¡¡¡difícil elección!!!!!!! Todo está ahí a la derecha.

 Volviendo a la parte central del cuadro, arriba De Teresa Enriquez estan los unicos cambios en 500 años, representan la modificación de las reglas y la desaparición de la Tarasca.

La página del libro de reglas pertenece a la Hermandad de San Isidoro, también creada por Teresa Enriquez, es su Titular la Virgen de Las Nieves, rodeada de sus letanías y con las Ánimas Benditas. Otro lujo para sevilla que data de 1799.

Estos libros de reglas dan fe de como todo evoluciona. Debajo esta una de las ocho tiras pintadas por Antonio Maria De Vega que nos muestran tal como salió la procesión del Corpus de la Catedral en 1866. Lo que hay en esta ilustración desaparece en el Corpus de Sevilla. Desde sus orígenes la festividad del Corpus estuvo acompañada por un marcado carácter festivo, un montaje escénico de la representación del triunfo del bien sobre el mal. En esta tira están la Tarasca, gigantes y cabezudos, mojarrillas, todo un espectáculo con los mejores cómicos.

LaTtarasca era una composición alegórica del mal, parecido a un dragón en su lomo tenía un castillete donde iba la mojarrilla, en el Corpus de Granada y Toledo, sigue procesionando, siendo una mujer la que está en su lomo, la mujer del Corpus de Toledo es Ana Bolena.  ¿Por qué será que desde el principio de los tiempos se asocia el mal a la mujer?

 Esta tarasca da origen al término taurino: una tarasca. Fiesta que defiendo. A lo largo de los tiempos se intento hacer desaparecer esta parte lúdica en la procesión. Uno que le puso gran interés fue un aragonés arzobispo de Sevilla llamado Palafox, prohibió bajo pena de excomunión la salida de la tarasca, se le pusieron en contra la ciudad y el cabildo eclesiástico, pleitearon, lo ganaron y la tarasca salió a la calle.

Así estuvieron varios años, pero el arzobispo lo consigue por un decreto real. Sevilla quiso resistirse a la merma de sus maneras de expresarse. Creen que dios esta en todas partes y triunfa sobre el mal. Celebramos los 500 años de las hermandades sacramentales sevillanas pero en realidad el origen de todo comienza mucho antes, hace 2011 años. En la ultima cena, pues no es otro que la Eucaristía.

Fotos: Francisco Santiago










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.