Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • lunes, 23 de octubre de 2017
  • faltan 153 días para el Domingo de Ramos

La lluvia aguó el Viernes de Dolores en Bellavista


 Eduardo Fdez. López. La tarde del Viernes de Dolores no pudo ser radiante como lo es cada año en el barrio sevillano de Bellavista.

La Hermandad del Dulce Nombre se vio afectada por la intermitente lluvia que aguó la jornada y a las Hermandades que tenían previsto realizar su estación de penitencia.

La Junta de Gobierno de esta Hermandad decidió en un principio esperar una hora, transcurrido ese tiempo el hermano mayor Alfonso Lozano Pastrana comunicó a todos los hermanos que en la última reunión mantenida con su junta se había decidido realizar la estación de penitencia, al manejar la corporación unos partes meteorológicos que descartaban lluvia hasta la madrugada.

Es por ello por lo que la cofradía puso su cruz de guía en la calle pasadas las ocho de la tarde y con un ritmo más acelerado los pasos del Cristo de la Salud y Remedio y la Virgen del Dulce Nombre comenzaban el caminar por su barrio.

Caminar que se vio truncado al empezar a llover cuando la cofradía se encontraba en la calle Guadalajara. Al insistir la lluvia el paso de palio se volvió y a ritmo acelerado regresó al templo.

Una cofradía al revés que regresaba a su templo pero aun quedaba el paso de misterio, la imagen del Cautivo tuvo que ser protegida por un plástico durante unas cuantas chicotás, antes de entrar en la calle Enamorados y al desaparecer la lluvia se le retiró el plástico y el paso regresó a su templo, con el Cristo sin potencias y a un ritmo ya más pausado, había dejado de llover y era el turno de lucirse, marcha tras marcha con los sones de Redención el paso regresó a su templo, donde nuevamente antes de entrar le sorprendió la lluvia.

Eran las once de la noche y terminaba así una estación de penitencia amarga, la del 2012 no será precisamente una estación de penitencia a recordar por su brillantez en esta corporación de Vísperas. San Pedro no ha querido agradecerle de esta manera a la Hermandad el bello gesto que tendrá con los más necesitados, el estreno invisible pero más importante en la tarde del Viernes de Dolores en Bellavista.

Fotos: Eduardo Fdez. López.








Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.