Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 05 de julio de 2022
  • faltan 271 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Frío y lluvia pero con el calor de los romeros en la Romería de Montequinto


 Eduardo Fdez. López. La Romería de este año de Nuestra Señora de los Ángeles del barrio de Montequinto podíamos calificarla como una romería distinta, en la que el cambio de recorrido a la ida, la nueva forma de vestir a la imagen y las condiciones climatológicas fueron protagonistas en la vigésimo novena edición de esta romería.

Romería de sol, de viento, frío y agua, todos los factores climatológicos afectaron aunque no evitó que la patrona de Quinto fuera acompañada por sus fieles durante todo el recorrido tanto a la ida como a la vuelta, un regreso de la Virgen al barrio en el que la imagen tuvo que ser protegida por plásticos ante el riesgo de lluvia, una lluvia que estuvo presente durante las ultimas horas de la Virgen en la Ermita, lo que aguó para los romeros lo que podría haber sido un buen día de campo y convivencia entre hermanos alrededor de la Virgen de los Ángeles.

La Virgen iba este año radiante, con una saya bordada realizada y donada por su vestidor al igual que el traje del Niño y con un manto de brocado celeste. Este año se ha colocado en las andas dos candelabros, que portaban los dos ángeles de plata, portando cada uno de ellos una campanita y cintas con las banderas de España y Andalucía.

 A la ida y tras la Misa en el Cortijo de Quinto la imagen pasó por calles por las que nunca había pasado, calles nuevas del barrio que nunca vieron a su patrona y que este año tras abandonar los hermanos de la Cruz Blanca su sede en el barrio obligó, y para bien, a la Junta Romera a variar este año el recorrido.

Para la vuelta, en la que se barajó hasta un recorrido distinto si la lluvia hiciera acto de presencia con importancia, la Virgen como ya se ha comentado tuvo que ser protegida, dejando al descubierto su rostro que solo fue cubierto durante poco tiempo mientras que hacía acto de presencia a la altura de la salida de Los Cerros de una ligera llovizna.

A su hora prevista en una Romería que a pesar de todo cumplió sus horarios la Virgen llegaba a su templo, eran muchos los fieles que esperaban para ver su entrada, la entrada de la patrona de un barrio al que quiso volver a mostrar su rostro y a su divino niño de la Esperanza reemplazándoles al próximo año 2013, será el año en el que se cumplirán tres décadas de la Virgen de los Ángeles en Quinto.

30 años, que se dice pronto de una Virgen en un barrio que la acogió y de unos romeros que iniciaron su andadura en la capilla de los Padres Escolapios, tal y como atestigua la fotografía que cierra esta galería.

Fotos: Eduardo Fdez. López.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.