Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • jueves, 12 de diciembre de 2019
  • faltan 115 días para el Domingo de Ramos

Provincia. El Arzobispo de Sevilla inaugura la nueva Iglesia de Santa Eufemia en Tomares


 Arte Sacro. El Arzobispo de Sevilla, Monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, inauguró el Domingo 25 de Noviembre , la nueva Iglesia de Santa Eufemia y San Sebastián en Tomares, situada en Rotonda de la Era, el segundo templo del municipio, auxiliar de la otra iglesia, Ntra. Sra. de Belén.
La nueva iglesia da respuesta al incremento de la población que ha experimentado Tomares en los últimos años con objeto de poder cubrir todas las necesidades parroquiales.
Durante la celebración de la eucaristía y consagración del nuevo templo, el Arzobispo Asenjo Peregrina ha agradecido la construcción de la nueva iglesia parroquial a todas las personas, devotos e instituciones que la han hecho posible, y ha destacado que “se trata de un templo auxiliar de la única Parroquia del municipio, a la altura de lo que Tomares se merece, esperando que sirva para fomentar la pastoral juvenil, que son el futuro de la comunidad cristiana, acentuar la pastoral familiar a través del Centro de Orientación Familiar (COF), y promover el compromiso de los catequistas ”.
El acto, al que han acudido numerosos vecinos y devotos de Tomares, ha contado con la presencia del alcalde, José Luis Sanz, y todo su Equipo de Gobierno; los dos párrocos de la localidad, Ramón Díez de la Cortina y Consuegra, principal promotor de la nueva basílica, y José María Goyarrola Queralt; el Arcipreste de Castilleja de la Cuesta; los hermanos mayores de las dos Hermandades de Tomares, la Sacramental, Francisco Javier Rueda Maguillo, y la del Rocío, Alberto Molino Rodríguez; el arquitecto que la ha hecho posible, José María Ratrojo Bizcocho, vecino de Tomares; y la Escolanía de Tomares, que bajo la dirección de Mª Elena Gauna, ha amenizado desde el Coro la misa.
El nuevo templo, es un moderno edificio, de 370 metros cuadrados y 8 metros de altura, con fachada en mármol blanco macael y aluminio, dividido por el lateral izquierdo en dos niveles o alturas, comunicados por una escalera, y dos accesos adaptados a minusválidos y personas con movilidad reducida.
Pero si hay algo que llama la atención del nuevo centro parroquial, es la gran entrada de iluminación natural que posee, con el objetivo de reducir al máximo el consumo energético, la cual está resuelta mediante un centenar de ventanales de vidrio moldeado transparente que dan una gran luminosidad al interior durante el día, permitiendo un gran ahorro de energía.
Su distribución es la siguiente: Presidiendo la nave de Culto de 320 metros cuadrados, con capacidad para 320 personas, a la cual se accede por la calle Rotonda de la Era, se encuentra la imagen del Cristo Crucificado obra del imaginero sevillano Manuel Mazuecos, la Sacristía, el Altar Mayor bajo el cual el Arzobispo ha colocado una reliquia del beato Manuel González, el Presbiterio, y en el lateral izquierdo, la Capilla de la Virgen de los Reyes.
Aprovechando el desnivel del terreno sobre el que está construido el nuevo templo, el edificio cuenta con un segundo nivel, como una especie de entreplanta en el lateral izquierdo, al cual se accede desde la Plaza de la Alcabala. Éste alberga el Coro, de 50 metros cuadrados, que da a la nave de culto, y los salones parroquiales para usos múltiples y catequesis, además de tres aseos, uno para minusválidos, y los otros para hombre y mujer.
Las solerías del interior del edificio son de mármol blanco macael y los techos de aluminio imitación madera, excepto el del Coro que es íntegro de madera natural. En cuanto al culto, la nueva iglesia alberga tallas de gran valor como la de la Virgen de los Reyes y la del Cristo Crucificado.


 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.