Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Glorias
  • lunes, 23 de septiembre de 2019
  • faltan 195 días para el Domingo de Ramos

Provincia. 30 fotografías de la Romería de la Virgen de los Ángeles de Montequinto


 Eduardo Fdez. López. Los fieles y devotos de la Virgen de los Ángeles de Montequinto tuvieron el pasado domingo 12 de mayo su anual cita con la Virgen en su tradicional romería que este año ha alcanzado su trigésima edición.

Tras el triduo, el traslado del Simpecado en rosario de la aurora hasta la ermita el sábado así como la función principal seguida de la ofrenda floral y el besamanos, llegaba la primera hora del domingo.

A las doce en punto y en una tradición que cada año atrae a más gente se daba la bienvenida a la entrada del domingo de romería con el canto de la Salve Romera en la ermita  La Alegría ante el Simpecado y el azulejo de la Virgen.

Ya a las nueve de la mañana abandonaba la Virgen su parroquia hacia la ermita no sin antes realizar su obligada visita al colegio de los P.P.Escolapios, donde la carreta de la Virgen tuvo que entrar curiosamente tirada por los romeros, al negarse la mula que desde la salida ya iba dando problemas.

Desde el colegio y hasta la Misa de Romeros en el Cortijo de Quinto la carreta fue tirada tanto por los romeros como también por las romeras, devotas de la Virgen a la que el destino les dio esta oportunidad de poder llevar a la Virgen de los Ángeles.

Un largo camino en una calurosa jornada hasta la llegada de la imagen pasadas la una del mediodía a su ermita, allí, junto a ella, los romeros pasaron un día de convivencia, en ningún momento la Virgen estuvo sola, son muchos los que se acercan a cantar y a bailar ante sus plantas, como también a rezarle.

A las ocho menos cuarto y tras rezar el rosario se emprendía el camino de vuelta, la tradicional parada en el Colegio San Alberto Magno, donde se celebran provisionalmente las misas de la nueva parroquia de Juan Pablo II volvía a congregar a los fieles con los cantes y los vivas a la patrona y la ofrenda de flores de los niños a la Virgen.

A las diez de la noche y tras la petalada y el saludo al monumento de la Milagrosa frente a la capilla del Cristo de la Esperanza regresaba esta imagen mariana a su casa, aquella en la que el resto del año recibe la visita de todos aquellos que durante un día, la Virgen sale a visitarlos.

30 años se han cumplido y se dice pronto de una Virgen en un barrio que la acogió y de unos romeros que iniciaron su andadura en la capilla de los Padres Escolapios, tal y como atestigua la fotografía que cierra esta galería y a cuyos miembros, tanto los presentes en la tierra como en el cielo hoy quiero dedicar.

Fotos: Eduardo Fdez. López.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.