Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • miércoles, 30 de noviembre de 2022
  • faltan 123 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Extraordinaria e Historia procesión de San Benito en Castilblanco de los Arroyos en conmemoración del Cincuentenario del Patronazgo sobre Europa


Manuel Pinto Montero.  Castilblanco de los Arroyos amaneció de una manera especial ayer domingo 26 de octubre con motivo de la conmemoración del L aniversario del Patronazgo sobre Europa de San Benito  proclamado por Pablo VI en 1964. Por este motivo se ha vivido un intenso fin de semana en la Ermita de San Benito junto a la hermandad matriz y las Hermandades filiales de Brenes, Tocina y Cantillana, así como numerosos devotos del Santo Patrón.

El sábado peregrinaron todas las Hermandades desde la Iglesia Parroquial de Castilblanco de los Arroyos hasta la Ermita de San Benito recorriendo los 12 kilómetros que separa la localidad de la blanca Ermita de Sierra Morena.  Con las primeras luces del domingo se iniciaba la Eucaristía ante muchos fieles que llegaban hasta este bello paraje serrano.

Tras la misa se iniciaba la gloriosa procesión de San Benito por el itinerario tradicional, llegando hasta la Santa Cruz, como hace cada mes de agosto. Al llegar el glorioso San Benito a esta Cruz se bendijo un retablo cerámico conmemorativo del Patronazgo europeo. En esta ocasión se rezó el Santo Rosario siendo los misterios cantados por distintos coros venidos de localidades cercanas.  Entre vivas, lágrimas y oraciones San Benito recorrido los aledaños de su Ermita sobre su bello paso, restaurado recientemente y exornado con las tradicionales varas de nardos en las esquinas del templete.

Con paso lento, los hombres y mujeres portaron al Santo Patrón de Castilblanco de los Arroyos y Patrón de Europa en una calurosa mañana otoñal que bien podía pensarse que estábamos en la tradicional romería agosteña si no fuese por la hora de la procesión.

Pasadas las once de la mañana entre vivas y cantes por sevillanas de los devotos de Brenes llegaba al Santo Patrón y Alcalde Perpetuo de Castilblanco a las puertas de su blanca Ermita. Los tamborileros los despedían con sus sones mientras las lágrimas de sus devotos  manifestaban la despedida hasta un agosto romero.

Una vez que San Benito entró en la Ermita se inició un devoto besamanos que produjo largas colas de fieles a lo largo de toda la tarde. De este modo Castilblanco de los Arroyos y las distintas Hermandades y devotos del Patrón de Europa cerraban una emotiva conmemoración esperando volver a los caminos a finales del mes de agosto para encontrarse con el Padre de Fe en plena Sierra Morena.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.