Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • jueves, 18 de agosto de 2022
  • faltan 227 días para el Domingo de Ramos

Cultos en honor de Santa Rosa de Lima en el Convento de Santa Inés


Arte Sacro. Con motivo de los 400 años del Tránsito de Santa Rosa de Lima, primera santa canonizada en el Nuevo Mundo, copatrona del continente Americano y de las Islas Filipinas; éste mes de agosto por vez primera, el Grupo de Fieles de Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de México, San Miguel Arcángel y Santa Rosa de Lima celebrará cultos en honor de la Santa Limeña en conjunto con la Comunidad de Religiosas Clarisas del Real Monasterio de Santa Inés donde reside así como de los Dominicos del Convento de Santo Tomás de Aquino al ser la Santa patrona del Perú Terciaria Dominica.

Dichos cultos consistirán de un triduo preparatorio del 27 al 29 de agosto para dar paso a la festividad el día 30 del mismo mes, fiesta primitiva de Santa Rosa y que por arraigo devocional festeja el Perú y el resto de países de América; y en atención también al cierre del Año Jubilar ese mismo día. Por esta razón la sabatina a la Virgen de Guadalupe prevista para el día 26 se suspende en atención a la fiesta de Santa Rosa.

Este Grupo de Fieles intentará dignificar ésta celebración en la medida de sus posibilidades y de aquellas que con su participación y asistencia lo permitan; asimismo en los próximos días se dará a conocer a detalle el orden de cada día del Triduo y la Festividad mediante Cartel/Convocatoria.

Breve reseña de Santa Rosa de Lima

Nacida el 20 de abril de 1586 como Isabel Flores de Oliva en la ciudad de Lima, por entonces Virreinato del Perú. Se cuenta que al poco tiempo de nacida una de las criadas de la familia se acerca a su cuna y admira con estupor la candidez del rostro de la niña que semejaba una rosa encendida; al acudir su madre la toma en brazos que con ternura le dice: “Hija de mi vida y de mi alma, de ahora en adelante mientras yo viva solo te llamaré Rosa”. Es Confirmada con dicho nombre por San Toribio de Mogrovejo, ocasionando riñas entre la madre y la abuela. Rosa, afrentada, acude a la Virgen quien para consolarla añade su nombre al suyo, llamándose desde entonces Rosa de Santa María. 

Con una tierna edad se autoimpone ayunos y penitencias buscando la imitación de Cristo sufriente; decide consagrar a él su virginidad y toma como modelo a Santa Catalina de Siena. Es tal el afán que tiene en imitarla que es también llamada la “Alter Catalina”; recibe el hábito de Penitencia de Santo Domingo (Terciaria Dominica) realizando desde su casa labores hospitalarias y caritativas. Santa Rosa es contada como una de las grandes santas Ecólogas como lo fue por ejemplo San Francisco de Asís (según se cuenta Santa Rosa hizo primero experiencia de vida franciscana antes de entrar en la Orden de Predicadores); la tradición también la señala como una excelente costurera, con cuyas labores ayudaba también al sostenimiento de su familia.

Dentro de los hechos milagrosos más sobresalientes de la vida de la Santa están la defensa de la Ciudad de Lima, los desposorios místicos con Cristo y el don de Profecía.

Su tránsito y muerte ocurren el 23 de agosto de 1617, víspera de San Bartolomé Apóstol. Canonizada por el Papa Clemente X en 1671 declarándola Patrona del Nuevo Mundo (América), las Indias Occidentales y Filipinas.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.