Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Estival
  • domingo, 18 de agosto de 2019
  • faltan 231 días para el Domingo de Ramos

Antonio Labrador concluye un misterio de la Sagrada Familia para Dos Hermanas


Arte Sacro. En días pasados, el escultor imaginero ha presentado al completo el conjunto de la Virgen María, el Niño Jesús y San José que ha realizado para una colección particular de la sevillana ciudad de Dos Hermanas. 

Dichas imágenes han sido elaboradas en pasta cerámica o terracota, lo cual ha proporcionado al acabado de los ropajes y a su vez junto con la policromía al óleo un efecto bastante dinámico y pictórico. Las imágenes poseen unas medidas de 50 cm la Virgen, 46 cm el San José y 15 cm el Niño Dios.

Iconográficamente, la intención del autor a la hora representar el conjunto era hacer patente la Divinidad sobrehumana (valga la redundancia) del Divino Redentor y Su bendita Madre sobre el resto de los mortales. De ahí que la Virgen aparezca sobre la media Luna y una nube de querubines, sirviendo a modo de trono celestial al Hijo de Dios, al cual nos descubre y presenta para su adoración.

Por ello aparece la imagen de San José arrodillado y genuflexo, como muestra del primer mortal que se postró ante el Mesías, que mediante su movimiento, con su mano derecha se señala el pecho indicando que Él es El Salvador; mientras nos tiende Su mano izquierda para que podamos besarla y agarrarnos a ella como bálsamo de nuestros sufrimientos.

Por último, y dentro de un apartado más técnico, el conjunto se ha realizado buscando "jugar" con la luz, tanto en la disposición de los ropajes como en el movimiento de las imágenes. Un efecto muy del barroco, sobre todo en la pintura, que refuerza la teatralidad de la escena.

Fotos: Israel Adorna.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.