Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • miércoles, 28 de octubre de 2020
  • faltan 151 días para el Domingo de Ramos

La pandemia del Coronavirus ha afectado a la Iglesia. Manuel Enríquez Becerra


La grave crisis por la que el mundo está atravesando, con la pandemia del coronavirus, o enfermedad del covid-19; le ha afectado a las arcas de la Iglesia Católica también. 

La Iglesia tiene sus Catedrales e Iglesias cómo museos turísticos, por el valor que algunos edificios tienen, y los tesoros que contiene la Iglesia Católica; que los muestra cómo piezas de museos. 

Y para verlos cobra una cantidad de dinero para poder mantener, los mencionados monumentos, y las personas que los enseñan y regentan esas obras museísticas. 

En el caso de Sevilla; ha dejado de venir mucho turismo extranjero a la ciudad, por tanto todo el turismo que venía antes de la pandemia, en estos tiempos de coronavirus ha dejado de venir, y los museos también se han paralizado.  

Y las arcas han dejado de recibir, donativos de las entradas a los museos, cómo el de la Catedral hispalense; y sus Iglesias museos, por lo que han tenido que llevar a los empleados que la Iglesia tenía contratados para estos eventos, a un erte, para después volver a admitirlos. 

La Catedral ha empezado ya de nuevo con sus visitas guiadas de personas al templo, pero el turismo no termina de llegar a la ciudad de una vez por todas.  

De momento las visitas son de turismo interior y de los mismos sevillanos que desconocíamos las verdaderas obras de arte, por no echar cuenta de visitarlos, y por no saber valorar, lo que la ciudad tiene como tesoros. 

Hay mucho miedo por parte de las personas a la enfermedad del coronavirus, y no se atreven a viajar a ninguna parte. El mundo está atravesando momentos muy difíciles en general, por la pandemia del coronavirus. 

Y está enfermedad afecta a todos. Y la Iglesia no iba hacer una excepción, pues son instituciones cómo otras. Pero La Iglesia con más razón, por sus obras de arte que contiene en sí. 

El mundo está cambiando vertiginosamente para mal, no sabemos si los investigadores, inventarán una vacuna que acabe con esta pandemia, de salud mundial. La verdad que el virus, del coronavirus no acaba de irse de entre nosotros. Cada día está habiendo más rebrotes de la enfermedad y más personas que mueren, a causa de la pandemia. 

Desde que el mundo es mundo, han existido enfermedades, pero cómo está, me parece que no la habido. Y con la consecuencia que vivimos en una incertidumbre de miedo, por si nos tocase a alguno de nosotros. 

Esperemos que Dios: Nuestro Señor Jesucristo; que es infinitamente misericordioso se compadezca del mundo. Y la Santísima Virgen María; que tanto nos quiere también, y que llevamos como Madre nuestra a gala, intercedan por todos nosotros, y hagan un milagro para que esta pandemia se vaya, de entre nosotros.

Manuel Enríquez Becerra

Fotos: Francisco Santiago.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.