Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • jueves, 11 de agosto de 2022
  • faltan 234 días para el Domingo de Ramos

Jueves pastoreños. Pastora y Madre en Belén (y lI). Francisco Javier Segura Márquez


Concluidas las Fiestas de Navidad, nuestra Hermandad prepara la celebración de la Fiesta Solemne de la Candelaria, en la que celebramos la Presentación del Señor en el Templo, llevado por María Santísima, Nuestra Señora y el Patriarca Bendito Señor San José, al que le corresponde como padre hacer la ofrenda de dos tórtolas o dos pichones para rescatar al primogénito, como marcaba la ley judía.

 

En estos días, podemos contemplar a la Divina Pastora acompañada de la Imagen de San José, realizada por don Pablo Gallardo Outerelo y bendecida el pasado día 4 de Diciembre, con motivo de la celebración de la Solemne Ceremonia de Besamanos de Nuestra Amantísima Titular.

 

La presencia y devoción de San José en torno a la de María Santísima como Madre y Pastora es antigua en el tiempo y podemos afirmar sin género alguno de dudas que, dado que el primer retablo que enmarcó una Imagen de escultura de la Divina Pastora fue el que la familia Medinilla realizó para la Capilla de la Iglesia de Santa Marina, el culto a San José está asociado desde su génesis al de María como Divina Pastora. En la propia Iglesia de Santa Marina, además, tenía su sede canónica una piadosa Esclavitud del Bendito Patriarca Señor San José, de la cual se tornó en protector y último responsable don Manuel del Real García, como lo había hecho con la Hermandad Sacramental mientras ejercía, de forma diligente y dispendiosa, la Mayordomía de la Divina Pastora entre los años 1806 y 1849, cuando falleció durante la paraliturgia de la última noche del Novenario del mes de Agosto.

 

Para las Navidades de los años 2013 y 2014, la Divina Pastora fue acompañada por una Imagen de San Pedro Apóstol, propiedad de la Hermandad de Jesús de la Salud y Remedio, del barrio de Bellavista. El primero de dichos años, la Imagen Titular lució un conjunto en brocado color celeste y frambuesa. En 2014, amén de vestir la saya rosa con bordados de aplicación y el manto celeste, ostentaba una hermosa corona de orfebrería decimonónica cedida por el Consejo de Hermandades y Cofradías, custodio de la Imagen de Nuesta Señora del Consejo, que la luce todo el año.

 

Era propia y adecuada la aspiración de la Hermandad a poseer una Imagen propia de San José que, amén de venerarse en testimonio de aquella antigua Esclavitud cuya memoria y exiguo patrimonio documental conservamos, pudiera acompañar a la Divina Pastora en la recreación del pesebre en el que alumbró a Jesús, Luz del Mundo, en Belén. Así se llevó a cabo en el año 2015 cuando nuestro mencionado hermano don Pablo Gallardo Outerelo, hizo donación a la Hermandad de una Imagen de candelero en terracota policromada. La Imagen, que fue modelada siguiendo los grafismos de la obra de Ruiz Gijón para acercarse en lo posible al estilo de la propia talla Titular de la Divina Pastora, completó así el belén de aquel mismo año, como vemos en las imágenes que acompañan esta publicación.

 

En 2015, la Divina Pastora lució una saya de brocado de oro sobre seda celeste y un manto del mismo tejido en tono rojizo, tocando su cabeza con uno de sus sombreros, tejido con hilos dorados. El Niño Jesús, entre María Santísima y San José, lucía a sus plantas la media luna de flores de talco realizado y donada por nuestro Hermano Mayor, don Andrés Martín Angulo. Para la Imagen de San José se contó con la túnica cedida por la Hermandad de Pasión de Jerez de la Frontera. Para el año 2016, como característica, la Imagen de San José sostenía en sus brazos al Niño Jesús. La Divina Pastora lucía su saya de damasco rosa con encajes de plata, combinada con un manto azul oscuro, sobre el que resaltaba la blanca mantilla con la que cubría su cabeza, orlada con el aro de estrellas en tonos plateados.

 

En el año 2017, el Nacimiento de la Hermandad dio un salto de calidad considerable, al incorporar, además de los recurrentes corderos del Rebaño de la Divina Pastora, esta vez en mayor número que otras anteriores, las Imágenes de San Melchor y San Baltasar que, realizadas por el imaginero Jesús Méndez Lastrucci, forman parte de su colección particular  que, a día de hoy, han sido cedidas a la Hermandad en usufructo. Dichas Imágenes, que habían formado parte de un Nacimiento instalado en la Parroquia de San Lorenzo en las anteriores Fiestas de Navidad, fueron solicitadas por nuestra Corporación para que siguieran cumpliendo dicho fin. Añadiendo una Imagen secundaria para completar el conjunto hasta el año 2020, se instalaron en un plan de altar, junto a riquísimas y variadas ofrendas aportadas por hermanos y hermanas para completar el montaje. La Divina Pastora, para la ocasión, lucía la saya de brocado de oro sobre seda color frambuesa, donada por nuestro hermano don José Espadero Sánchez García y el manto celeste donado por nuestro hermano don Miguel Ángel García Raposo, tocando sus sienes con el sombrero de encaje plateado y flores de talco antiguas estrenado en 1990 gracias a la donación y elaboración de nuestro entonces Prioste, don Diego Colchero Barba, fallecido en Septiembre de 2020.

 

Para el Nacimiento del año 2018, amén de los Reyes Magos que ya quedaron incorporados al montaje, cabe destacar la presencia de los cuatro arcángeles esquineros de la peana procesional de Nuestra Señora del Rosario Coronada, Reina y Patrona, de Carrión de los Céspedes, imágenes decimonónicas de gran valía vinculadas al taller de Gabriel de Astorga. La Divina Pastora lució su saya bordada sobre terciopelo rojo, ejecutada y donada por nuestro hermano don José Joaquín Moreno Gutiérrez, y un manto de terciopelo azul bordado en oro con técnica de aplicación cedido por la Hermandad de Nuestra Señora de las Mercedes Coronada. Sobre sus sienes relucía la antiquísima corona de plata cincelada y repujada, del ajuar letífico de Nuestra Señora de la Soledad Coronada, Titular de la Cofradía homónima de Castilleja de la Cuesta. La Imagen de San José lucía también una corona, significante de su estirpe real, pues había nacido del linaje de David.

 

Con motivo del Besamanos del año 2018, nuestro hermano don José Luis Ruiz Moreno quiso contribuir con la Hermandad en la adquisición de un nuevo cortinaje de damasco burdeos para el Presbiterio, que permitió cubrirlo por completo con vistas a las grandes celebraciones de Septiembre y Diciembre en honor de la Divina Pastora. Ante dicho estreno, para el año 2019, la Priostía de la Hermandad acordó mantener el dosel colocado con motivo del Besamanos y, a su sombra, colocar la Imagen de la Divina Pastora, junto a San José y el Niño, prendiendo al dosel un sol con una estrella en su centro y unas hermosas guirnaldas de azucenas, de imitación al talco. La Titular, vestida con saya rosa de aplicaciones en tisú de plata y manto celeste, portaba al Niño Jesús en sus brazos y lucía a sus plantas la media luna cedida por la Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Estrella Coronada, Patrona de Chucena (Huelva). Todo el conjunto se presentaba sobre el hermoso plan de altar de metal repujado y plateado, realizado por nuestro hermano Andrés Martín Angulo, con la colaboración de Justo Carretero.

 

Para el año 2020, ante la exitosa disposición del Altar de Navidad del año anterior, se optó por un híbrido entre el camarín y el dosel ante las colgaduras de color granate. Así, la embocadura del camarín conservaba a su alrededor la bambalina y los arbotantes del dosel, pero la escena de la Sagrada Familia permanecía en su camarín. La Divina Pastora lucía una saya de brocado blanco, donada por nuestro hermano don Félix Lerma Carrión y el manto de brocado verde que, donado en su tejido por un grupo de hermanos, y que había sido confeccionado por la familia Pernía Romero para su estreno en una Novena anterior. Resultó muy llamativo el detalle de volver a contemplar a San José con el Niño Jesús en brazos, pero con la novedad de presentarse el Bendito Patriarca en actitud sedente. Por primera vez, pudo contemplarse la nueva imagen de San Gaspar, obra del antedicho Jesús Méndez Lastrucci para completar el conjunto de los Santos Reyes. 

En las pasadas Navidades del año 2021, fueron las cortinas de color granate las que, abriéndose para descubrir el camarín, nos dejaban contemplar el Nacimiento, sobre el que campeaba la Estrella de Belén. Amén de los Reyes Magos, por primera vez otras tres figuras acompañaban la escena. Un pastor arrodillado, una anciana de cabellos rubios y un niño vestido de zagal equilibraban la armonía del conjunto en el lado derecho. Tanto el pastor como la anciana correspondían a imágenes realizadas por don Pablo Gallardo Outerelo; el Niño no era otro que el Niño Jesús realizado en 1981 por Juan Ventura para la colección de nuestro hermano don Gabriel Solís Carvajal. 

De esta manera completamos esta doble entrega de imágenes comentadas sobre el montaje del Nacimiento de nuestra Corporación en las fiestas navideñas. La Divina Pastora, Madre en Belén, nos ha bendecido a lo largo de estos años con la oportunidad de contemplar tan hermosa estampa. Damos desde aquí las gracias a todos los que lo han hecho posible con su trabajo y generosidad.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.