Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • lunes, 08 de agosto de 2022
  • faltan 237 días para el Domingo de Ramos

El Cofrade de Verano: Segunda Entrega. Mariano López Montes


Como continuación del primer artículo, creo que ha llegado el momento de exponer, aunque solo sea someramente los tipos y biotipos de una manera un poco estereotipada y aderezada con el toque fresco del humor que, en esta época de canícula, todos necesitamos.

Aquel "Homus Cofradierum" que definíamos en el primer artículo nunca corre un tupido velo y olvida por el tiempo de vacaciones los cometidos, ideas, preocupaciones y proyectos que lo traen de cabeza todo el año y siendo un ser más o menos racional con los toques de irracionalidad que surgen como un resorte a la mínima disconformidad cuando acontece en su cofradía o es otra que se interfiere o dificulta la misión que tiene encomendada.

Este resurgir del letargo cofradiero se dispara cuando por casualidad o deliberadamente se encuentra con otro "Homus" paseante por las arenas, asentado a la sombra de una sombrilla, aunque no sea de "encaje y seda", o apostado en la barra de un chiringuito bajo la nube de humo de olor sardinero.

Ese abrazo sentido y sonoro con la palmada fuerte en la espalda a la altura de los omoplatos tan típico de esa Ilustre sociedad sevillana de bombos mutuos, aunque a veces tenga el doble sentido de sonora y otras veces "trapera" es el signo externo más significativo de protocolo cofradiero en el exilio.

En este momento de reencuentro es cuando se avivan o salen a la luz todo lo que habíamos reprimido con la excusa del relax. Desde este momento abandonamos el rol de veraneante para enfrascarnos en lo que realmente nos gusta.

Nos convertimos en miembros del consejo sin corbata traje o chaqué protocolario, para desde nuestra desnudez manifiesta, poner nuestro punto discordante y crítico de la actividad de estos gestores directivos y planificativos, algo parecido pasa con el famoso CECOP al que casi siempre se le suele cargar con la culpa de todo, al final siempre es de recibo el manifestar con cierto enfado el perjuicio que sus decisiones han ocasionado este año a su hermandad, que siempre es la más perjudicada en todo. Después a lo largo del encuentro surgen las soluciones personales honestas y planificadas por la experiencia personal, que solucionaría toda la problemática que otros ineptos han creado…

Cada cofrade y más aún si se tiene un cargo dentro de la Hermandad y como no en La Cofradía tiene motivos y motivaciones en este mes de inactividad para seguir dándole vueltas a la cabeza para mejorar su misión sacra. El Mayordomo al que casi nunca le salen las cuentas, busca nuevas perspectivas recaudativas en este mundo tan distinto al que lo tiene asumido y entregado el resto del año, de esta manera aguzando su ingenio en la contemplación de dos niños que felices se zampan un helado o polo como le decíamos antes, imagina como se podrían fabricar helados y piruletas con la forma de los diferentes nazarenos, aprovechando la variedad de gustos que encierran los colores y que van en consonancia con la túnica de su corporación.

Por otra parte, se imagina como seria de rentable fabricar un balón ligero y volátil como aquellos de Nivea de nuestra infancia que siempre estaban en el aire, con los colores de la hermandad y en algún sitio no muy llamativo el escudo corporativo de la misma, para que surcando el aire playero la gente comprobaran que nosotros también podemos darnos el gusto de veranear. Este balón debería ser muy ligero y grande como el de aquella crema solar, para que nadie se atreviera a darle un puntapiés sobre todo al escudo que sería una gran falta de respeto. Por otro lado, maquína y piensa cuantos décimos de Lotería de Navidad podría encasquetarle al tío del Chiringuito, que seguro vende más que en la mesa de faldón de terciopelo o damasco, regentada por las señoras compungidas del besamanos. Otra idea que circula por su mente fría y calculadora hecha de euros y facturas, es cuanto me puede cobrar el tío que vende con un canasto los camarones, las cañaíllas y alguna otra delicatesen, por esas convidás sin tiza como decía mi amigo Manolo Ortiz, que la hermandad no tiene más remedio que dar, aunque acudan los gorrones de turno que siempre son fieles a estos eventos, porque la verdad los catering y las freiduras de pescao de toda la vida se han puesto por las nubes.

Otro biotipo de larga tradición en el mundo de las cofradías es el Diputado Mayor de Gobierno, aquel capitán que con toque firme de timón sabe o medio sabe imponer el rumbo correcto a la tripulación nazarena y a los dos buques insignias que componen la cofradía. Bueno además de tener derecho a unas merecidas vacaciones como todo el mundo, su mente organizativa y calculadora no deja de funcionar y sueña imponer su particular vara de medir que el Consejo aceptaría con gusto, de nazareno por metro cuadrado y unidad de tiempo, que será el minuto. En esos días de fin de semana donde en las playas no cabe un alfiler aplicaría medidas restrictivas de sombrilla por metro cuadrado, tiempo estipulado para el baño marino, y dividiría a los veraneantes por tramos o secciones como se suele hacer con los nazarenos, asimismo nombraría un cuerpo de veraneantes con cierta solera para que supervisara estas medidas de control y al final con toda la satisfacción del ejercicio de su cargo exclamaría: ¡Problema! ¿Cuál es el problema? ¡Si el problema es que no nos organizamos! Y si la cosa se pone demasiado masificada se aplica al igual que los taxis con el número de matrícula, que los veraneantes que se apelliden desde la A hasta la L pueden utilizar la playa los días impares y desde la M a la Z pares, además la ocupación del campamento playero dotado de sombrilla silla y nevera se asignará por riguroso orden de antigüedad, para lo cual se acreditara unas "papeletas de sitio" en la cual ocuparán las primeras posiciones junto a la orilla los veraneantes mas añejos del lugar.

Todo en la vida tiene solución, el caso es organizarse y además organizarse con cabeza que sirve para algo mas que para ponerse el capirote, ¡¡Que la Semana Santa se ha puesto imposible!! ¡¡Qué el número de nazarenos ha aumentado y el espacio es el mismo de siempre, pues no hay ningún problema!! Si el Señor Diputado es de los que sueñan con la nostalgia del pasado y además se considera con el mando y rango de capitán, por lo menos dará la solución en menos de un periquete. ¡¡Hagamos lo que se hacía en aquellos fastuosos y edificantes «Desfiles de La Victoria» donde los "soldaos" iban de treinta en fondo y ninguno se quejaba ni protestaba, bueno pues lo mismo se puede hacer con los nazarenos!!, ¿no vienen a hacer una Estación de Penitencia?, pues que se dejen de blanduras, quejas y caprichos y recuerden que "sarna con gusto no pica".

Y eso que dicen que los pasos no pueden andar porque la gente se pone delante y no los deja avanzar, ni cumplir los horarios, que tengan en cuenta y vuelvan a ese pasado añorado por mucho, esos desfiles militares de antaño donde los tanques iban de cuatro en fondo y a ver a quien se le ocurría ponerse delante.

Como pueden comprobar este tema da para mucho y quedan en el camerino preparándose para hacer esta representación con altas dosis de fantasía, humor y teatralidad, muchísimos mas personajes que pueblan el Universo Cofrade, es cuestión de paciencia puesto que cada uno tiene reservado y escrito su guion en esta pieza teatral trágico cómica.

 

Fotos: Archivo Mariano López Montes










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.