Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • viernes, 02 de diciembre de 2022
  • faltan 121 días para el Domingo de Ramos

La Palma del Condado coronó a su Patrona, Nuestra Señora del Valle


 Manuel Pinto Montero. El pasado domingo 23 de octubre quedará grabado en la memoria de todos los palmerinos la Coronación Canónica de Nuestra Señora del Valle, Patrona de La Palma del Condado.  Desde primeras horas del día las vistas estaban puestas en la Parroquia de San Juan Bautista, en la Plaza de España de esta bella ciudad, y en el cielo porque las provisiones no eran las más deseadas.  Con algo de retraso la Virgen del Valle abandonó las naves del Templo para ocupar el altar montado a los pies de la portada principal de la Parroquia.

Desde el Convento de las Hermanas de la Cruz las numerosas Hermandades que estuvieron presentes se dirigieron hasta la Plaza de España para ocupar su lugar y dar comienzo al Pontifical, presidido por el Obispo de Huelva, D. José Villaplana Blasco, a las once y media de la mañana. Justo en ese momento comenzaba a llover sobre la Palma pero la ceremonia siguió su curso.

A las doce y diez el estallido de cohetes y las campanas de la alta torre repicaban a gloria, era el momento más esperado por toda la ciudad de La Palma del Condado, el obispo onubense coronaba canónicamente a Nuestra Señora del Valle, setenta y cinco años después de que la imagen llegase a la localidad tras se tallada por Sebastián Santos. En el preciso momento que se les imponían las coronas al Santísimo Niño y la Virgen del Valle de nuevo la lluvia hizo acto de presencia pero en  la abarrotada Plaza de España nadie se movió, quien sabe si fueron lágrimas de aquellos palmerinos que se marcharon soñando con vivir ese momento.

A las una y media de la tarde se iniciaba la Procesión extraordinaria de Nuestra Señora del Valle Coronada que la llevaría por todos los barrios palmerinos. Abría el cortejo la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús Nazareno de La Palma del Condado, tras ella numerosas Hermandades Patronales de Huelva, así como distintas Hermandades de otras provincias, como la Hermandad del Valle de Sevilla cuyo grupo de acólitos acompañó a la Santísima Virgen del Valle Coronada en la primera parte de la procesión.

 La Virgen del Valle abandonó el efímero altar y atravesó la Plaza de España a los sones del Coro de Campanilleros de Nuestra Señora del Valle de La Palma con los mismos cánticos que en la madrugada del 15 de agosto acompañan a la Patrona. Una vez que abandonó la Plaza la Banda de las Nieves de Olivares interpretó “Valle Coronada”, llevando  un repertorio, en la primera parte, de marchas dedicadas a advocaciones  marianas coronadas. Un grupo de palmerinos interpretó unas emotivas sevillanas a la Virgen  antes de que la Banda de Música pusiese sus notas musicales.

Por una calle Real repleta de devotos la Virgen volvió su mirada a Jesús Nazareno y la Virgen del Socorro en la Iglesia del Valle, también lo hizo en la Ermita de San Sebastián hacia el Cristo del Perdón, la Virgen de la Soledad y la Virgen de la Amargura. Al final de la calle Real el recorrido oficial finalizó y las distintas representaciones abandonaron el Cortejo. En este lugar se Bendijo un monolito que reproduce la entrada de la Virgen del Valle en La Palma del Condado  hace ahora setenta y cinco años.

La Virgen recorrió las calles de La Palma hasta las diez de la noche cuando la lluvia hizo que volviese al Templo cuando aún quedaban cinco horas de procesión.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.