Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 25 de junio de 2024
  • faltan 292 días para el Domingo de Ramos

De Madera a Dios; mirando hacia el Padre. Francisco Santiago


 Debe de ser algo mágico y fuera de lo común que sólo el que empuña la gubia y ve la terminación de un trabajo bien hecho, sabe sentir.

Sentimientos encontrados entre lo que es un trozo de madera pura y dura convertido en Imagen devocional que representa al Padre y al Hijo, todo en un conjunto como esto que leen ahora: virtual.

Enrique Lobo contemplaba al Cautivo que tallaron sus propias manos y que pocos minutos antes había sido bendecido. En su interior se conjugaban verbos que confundían a simple vista: sonreír y llorar.

Deberían ser momentos de gran felicidad y arraigo sentimental, pero la mirada de Enrique iba más allá de lo que se podía ver. El hijo miraba al Hijo. El Padre lloraba por el padre.

Y es que fueron tal cumulo de sensaciones las vividas, que el alma a veces parece querer escapar del cuerpo para encontrar esas respuestas que nadie, ni siquiera Dios sabe darnos. Mientras contemplaba la imagen del Padre, recordaba a su padre que, aunque no hubiera podido ver la obra de su hijo, por mor del destino tampoco podría avanzar para tocarlo.

Sólo Enrique Lobo, su entorno familiar y algunos pocos amigos, sabe de lo que estoy hablando y a lo que me refiero. Y es que es muy duro estar tan cerca de Dios y, a veces sentirlo tan lejos. Trabajar para que su Casa sea mejor y ver como en tu casa reina la tristeza.

Y es que hay veces que uno no entiende cómo se pueden llegar a ciertas circunstancias familiares, cómo una enfermedad puede agredir de tal manera que, como si de una margarita se tratara, va desmembrando el cuerpo del que, junto a tu madre, te dio la vida y la fe que ahora profesas.

Ten fuerza Enrique, reza, trabaja y comparte todo con ellos (Él y él) porque ambos conocen el sufrimiento y ambos saben que tienen una gran familia que no les abandonará.

¡¡Un fuerte abrazo y mucha fuerza!!

Fotos: Francisco Santiago










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.