Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • miércoles, 22 de mayo de 2024
  • faltan 326 días para el Domingo de Ramos

Diputado de último tramo. Isabel Serrato Martín.


 Te quieren quitar tu sitio. Es más admirado tu sitio, tu palermo o canastilla, que tu labor. Nadie te entiende. Ni tú, a ti mismo. Te transformas y no quieres. En realidad eres tú, en estado puro, pero no quieres reconocerlo.

Llevas años perteneciendo al cuerpo de diputados y te mereces el puesto. Quizás eres un enchufe y con el tiempo has ido aprendiendo. Aún no sabes tanto como el que se lo ha trabajado desde los primeros escalafones. Ya lo dijo un gran chirigotero, no se es por nombre, se es por mérito propio.

Quizás no seas nada de lo que he dicho, quizás seas un miembro de junta desubicado que viene a dar órdenes a quien lleva por edad, más años bajo el ruán que tú bajo la vida. A lo mejor en cuatro años de mandato te da tiempo a aprender.

Quizás me equivoque, y quizás estés hecho para ser diputado, enlace o canastilla… Da igual cómo te nombre si tú sabes que me estoy refiriendo a ti.

Pero, si primero he dado paso a la crítica, ahora doy paso a la admiración.

Quizás nunca sea tu nazareno, nazareno de tu tramo. No porque no vaya a salir en tu cofradía, sino porque nunca tendré la antigüedad suficiente para ir en tu tramo. No creo que pueda ser nazareno viejo, de ruán gastado, de voz cansada que si pudiera te desobedecería una y otra vez si las normas de mi hermandad me permitieran mirar a mi Cristo.

Si le das a tu tramo el trato que me diste a mí, el sueño que me dejaste cumplir, si es así, me encantaría ir en tu tramo y “digo más”, me encantaría aprender de ti.

Estoy segura, que tu comportamiento, diputado de último tramo, es el mismo que cuando te sientas en el butacón que da un cargo y que te ha hecho apreciar más, el significado de responsabilidad.

Pasaran los años y pasaremos tus elegidos en el proceso de agradecerte lo que nunca seremos capaz de terminar. Verte feliz, orgulloso, es el he dicho que nos da la tranquilidad. Somos el sentido de no quererte fallar, pulimos un tramo que sale de casa, dos semanas antes de que parta a Sevilla tu tramo.

No es exactamente, tu misión, la de guiar al nazareno, que el nazareno es antesala de Cristo o bien lo busca, pero tú eres diputado, guía del nazareno sin cubrir, con pastas por capirote. Tú eres, diputado de último tramo, el mejor diputado de tramo, que además, si quieres, tan sólo contigo, irá, mi Cristo. 

Foto: Francisco Santiago.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.