Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • jueves, 24 de septiembre de 2020
  • faltan 185 días para el Domingo de Ramos

El escultor Antonio Labrador termina su última obra de Niño Jesús


Arte Sacro. Nuevamente el esculto sevillano Antonio Labrador Jiménez vuelve a dirigirse a todos nosotros para mostrarnos la última obra que ha realizado. Como veis se trata de un Niño Jesús tallado para ser venerado acostado en una cuna y que recibirá culto particular en Córdoba; para el autor es un privilegio trabajar para la Ciudad de la Mezquita-Catedral.

En esta imagen tallada en madera de cedro, siempre tuvo como como meta que la palabra que pudiera definir la obra fuera: ternura; que fuera el sentimiento que despertara a quienes lo contemplasen. 

El Niño presenta anatomicamente una blandura en su modelado algo más natural que sus obras anteriores (sin que pierda la majestad que una escultura de el Hijo de Dios debe tener) junto con un toque risueño en su rostro que a juicio del autor le aportan cercanía al espectador. La imagen cubre su sexo con un pequeño sudario, característica que ya usó para el Niño Jesús de cuna que realizó para Extremadura.

En cuanto a la policromia, de tono algo mas sonrosado que las anteriores, se ha realizado mediante veladuras al óleo y pulimentada con las vejigas de cordero, lo cual aporta un mayor lustre al acabado final.

Por último reseñar que la imagen mide unos 50 cm, portando tanto ojos de cristal fundido y pestañas de pelo natural.

Fotos: Daniel Villalba.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.