Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • jueves, 24 de septiembre de 2020
  • faltan 185 días para el Domingo de Ramos

"Aquellas fotos en color que ilustraron nuestra infancia y adolescencia II". Mariano Lopez Montes


Ante la grata acogida de la entrega anterior, sobre aquellas míticas imágenes de gran calidad, que conformaban esa colección de postales de los diferentes pasos de nuestra Semana Santa y que los niños y adolescentes de aquella época, recibíamos con toda la ilusión del mundo, ya que en esos años que nos tocó vivir, no existía la proliferación de publicaciones de temática cofrade que se publican desde hace ya algunos años, tampoco existían esas redes sociales a las que los jóvenes actuales están acostumbrados, y que de las cuales han hecho en algunas ocasiones un medio de vida.

Los niños y jóvenes de mi época recibíamos estas imágenes en forma de postales donde se plasmaban los pasos que veíamos con nuestros padres desde chicos. Ellos fueron los responsables de inculcarnos ese amor, afición o tal vez pasión, por el mundo de estas nuestras cofradías, por eso y la nostalgia de haber recibido este pequeño tesoro de nuestros progenitores y haber formado parte de nuestras vidas, hace que las guardemos y archivemos como  dice el dicho popular, "como oro en paño".

Estas postales se editaron en la época de los años sesenta y es una excelente herramienta, ahora a vuestro alcance de lector de Arte Sacro, de visualizarlas y ser parte también de vuestras vidas y recuerdos, siendo para mí de capital interés analizar estas imágenes y poder comprobar los distintos cambios, tanto en Imágenes Titulares, secundarias, canastillas, bordados y orfebrería y otras artes afines a aquellas antiguas priostias, como la colocación de la cera y el importante y cada vez más valorado exorno floral, que actualmente  goza de gran vitalidad. También importante el fijarse en el elemento humano que a veces aparece en torno a los pasos, capataces, representaciones civiles y eclesiásticas, fuerzas de seguridad, costaleros, etc.

En referencia a la Hermandad de la Trinidad, podemos apreciar al antiguo paso del Cristo de Las Cinco Llagas, con el crucificado antiguo, que ahora se encuentra en un oratorio de la casa de hermandad.

El paso del Prendimiento de la Hermandad de Los Panaderos, aunque no ha cambiado en la distribución del Misterio de Castillo, si podemos apreciar como en aquellos años sesenta, los cascos de ambos soldados romanos estaban desposeídos de las frondosas plumas blancas que saca en la actualidad, asimismo las capas son de color rojo y no azul como actualmente. Llama poderosamente la atención el olivo de reducidas dimensiones, nada que ver con la frondosidad increscendo de estos últimos años.

En cuanto al Cristo de Burgos llama a atención la tonalidad monocromática del canasto que ha conservado hasta hace pocos años y esos guardabrisas de las esquinas adornados en sus bases por claveles, que han sido sustituidos por los elegante faroles de plata que flanquean sus esquinas en la actualidad.

En el paso ya terminado de Jesús de Las Penas de San Vicente lo más significativo, es la cruz arbórea que porta Señor Caído, lo que significa que la fotografía es anterior al año 1967, primera salida con la cruz de carey y plata (1734) que la cofradía de San Vicente adquiriera a la Hermandad de Jesus Nazareno de Écija.

Interesante y exclusivo el adorno floral del palio de La Virgen de Las Aguas del Museo a base de flores canarias denominadas esterlicias, aves del paraíso o pico de gallo. Tiempos en que la Duquesa de Osuna, prestaba sus ricas joyas para que las luciera en su manto.

Otra imagen que nos llama la atención poderosamente es el paso del Cristo del Buen Fin con la Magdalena de pelo natural a sus pies, y con un frondoso exorno de claveles rojos. Todos sabemos las diferentes transformaciones que este paso a sufrido en estos últimos años, pasando del Misterio al Crucificado solo como actualmente.

La Virgen de Loreto de la Cofradía de San Isidoro, a la que pertenezco desde niño, y era la hermandad de referencia por parte paterna, adornada con claveles blancos como últimamente procesiona, llama poderosamente la atención las ondulaciones que presenta el palio, recordemos que actualmente este palio es de los denominados "Palios de Cajón".

Por último esta imagen de la Virgen de la Hiniesta, presenta unos sencillos y lisos respiraderos  con el escudo corporativo dorado en el centro.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.