Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los difuntos
  • viernes, 16 de noviembre de 2018
  • faltan 149 días para el Domingo de Ramos

Granada rinde su devoción a la Virgen de la Esperanza Coronada


Luis Javier López. La ciudad de Granada vivió este fin de semana uno de los momentos cofrades y devocionales más esperados de los últimos años. La coronación pontificia de Nuestra Señora de la Esperanza ha supuesto el culmen al trabajo, anhelo y cariño de los devotos de esta venerada Imagen que cumple justo trescientos años de existencia. Poco antes de las diez de la mañana del pasado viernes el palio verde y oro de la Dolorosa de José de Risueño salía por el dintel de la pintoresca parroquia de San Gil y Santa Ana camino de la Catedral. Por delante, más de doscientos hermanos con cirio y numerosas representaciones de otras corporaciones que quisieron vivir estos momentos de gozo acompañando a la corporación que desde hace 21 años llevaba esperando este reconocimiento devocional de la Iglesia a la conocida como “la Niña de Santa Ana”. Fue precisamente la marcha con la que empezó su recorrido por las calles de Granada camino de la seo catedralicia pasando antes por la Basílica de San Juan de Dios y la sede de las hermandades de Cautivo y Estudiantes. Al filo del mediodía el paso entraba en las naves del primer templo granadino a la espera del pontifical que presidió monseñor Martínez Fernández el pasado sábado. Autoridades, cientos de fieles y cofrades y, especialmente, devotos y hermanos de la corporación del Martes Santo granadino aplaudieron emocionados la coronación de la Virgen de la Esperanza en torno a la hora del Ángelus siendo su testa engalanada con la nueva pieza del orfebre cordobés Manuel Valera. El cariño de muchos ha hecho posible esta preciosa obra de joyería que va acompañada de la obra social de la hermandad, sustento de este reconocimiento eclesial de la devoción mariana. Un fervor que quedó patente en la procesión de alabanzas vespertina tras la coronación en la que miles de granadinos y visitantes acompañaron a la Dolorosa de la Esperanza en momentos tan señalados como la visita al Señor del Rescate o el recibimiento de la hermandad de San Agustín, donde se estrenaron emotivas sevillanas para la Virgen que arrancaron la sentida ovación de la multitud que arropaba el palio. Singular fue también la ofrenda de los incensarios de Loja que con sus cantos y antiguo ceremonial saludaron a la Esperanza coronada en la plaza de las Pasiegas. Sin cortejo esta vez pero rodeada de una numerosa bulla la hermandad culminó su recorrido de vuelta hasta Santa Ana con la visita a la Patrona, la Virgen de las Angustias, y a los templos de San Matías y Santo Domingo en el barrio del Realejo. A las 4:05 del domingo entraba el palio en su sede de Plaza Nueva dejando escrita una página memorable de devoción mariana del pueblo de Dios de Granada.

Fotos: Jose Antonio Zamora. 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.