Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • miércoles, 28 de octubre de 2020
  • faltan 151 días para el Domingo de Ramos

Fray Ricardo de Córdoba en Nuestro Recuerdo


Recibe en el 1º Aniversario de su Fallecimiento el homenaje público de los cordobeses, ya tiene su nombre en el callejero de su ciudad natal.

Y un día como hoy, un 17 de Mayo, de hace un año…….de puntillas, casi sin hacer ruido, casi pasando desapercibido decidiste cambiar de convento, decidiste cambiar tu humilde hábito por ligeras alas, decidiste mirar a tu Cristo de los Faroles, frente a frente. Hacía unos días que una ilusionante llamada de teléfono, tuya, desde Córdoba nos alentaba y organizaba con ese júbilo tan característico en ti, cuando algo te apasionaba, tu viaje a Sevilla, acompañada de tu voz, decía: “¡ Me quedo en vuestra casa como siempre!, es más cómodo que en el convento, ya sabéis para acompañar en su coronación a la Virgen de los Ángeles de los Negritos.

Lo que no imaginábamos, ni siquiera tú, que lo harías desde el lugar más alto al que se puede aspirar.

A los pocos días, tu cuerpo decidió partir y unirse a tu alma para siempre. Ni siquiera en aquellos momentos pudimos ser conscientes de tu pérdida. Aún hoy pasado un año, parece que de un momento a otro sonará el teléfono, escucharemos tu voz o contemplaremos tu elegante e insigne figura de hidalgo caballero, cuál un don Quijote, de estilo andaluz e insigne cordobés.

Muchas son tus cualidades: artista polifacético, entrañable y familiar amigo, bondadoso, generoso, de ágil y amena prosa, de fructíferos versos que  hacían de ti un magnífico comunicador con un gracejo y un desparpajo que te dotaban de un gran poder de convocatoria, acompañados por la calidez de tu voz que tantas veces nos hizo gozar al escucharte como insigne predicador, pregonero y conferenciante.

Por la gran veneración que sentías hacia tu madre, hizo de ti, el mejor de los hijos que una madre pueda tener, respondiéndole con  un amor incondicional, acompañándola y sirviéndola todos los días de tu vida, hasta cuando en sus últimos años, fuiste capaz de abandonarlo todo, incluso a ti mismo por dedicarte en cuerpo y alma a ella. Tal vez por ese intrínseco maternal cariño fuíste capaz de comprender en toda su esencia los misterios del Rosario de la Stma. Virgen, a la que profesabas gran devoción.

Y justo un año después de tu partida, a un año de sentir tu ausencia, la grata noticia de que a pesar de que “¡ Nadie es profeta en su tierra!”, tú sí lo serás y ya tienes tu nombre en el callejero de tu ciudad natal, una plaza con tu nombre, en forma de jardín,” Jardín de Fray Ricardo de Córdoba “y quizás a tu nombre le antecede, el nombre de Jardín porque realmente, así fue tu vida, un jardín que al igual que en él se produce una floración cada primavera, la tuya nos florecía con: Eucaristías, conferencias, pregones, prosas poéticas, poesías, dibujos ornamentales plasmados en bordados, orfebrería, esculturas, pinturas,... para que tu tierra floreciese aún más, cada primavera acercando al hombre más a Dios.

Pasearemos y disfrutaremos orgullosos de que hayas formado parte de nuestras vidas y al hacerlo estaremos en cierta forma, pisando la Gloria y rozando el Cielo.

Desde lo más profundo de nuestro sentimiento, siempre estarás presente en nuestra vida, en unas vivencias de familia desde su gestación, compartiendo Sevilla y Córdoba con entrañables amigos comunes: Rafael Zafra, Pepe Cáceres, Javier Álvarez de Toledo, Felipe Nieto, Paco Pinillo, Eduardo García y María Domecq, años donde hicimos partícipes de tu cariño y amistad a nuestras Hdades. de Los Panaderos y  Montesión, recordamos con nostalgia y alegría, tus años dedicados a nuestra hdad. de la calle Orfila, en la que llevaste sus ciclos de formación, fuíste pregonero de la Virgen de Regla  y ahora hace cuarenta años diseñaste con un dibujo pleno de devoción su toca de sobremanto, también recordamos tu ilusión hoy hecha realidad gracias a ti de que existiera en Córdoba una hdad de penitencia con la advocación mariana de la Virgen de Regla.

En Montesión fuiste conferenciante, predicador, pregonero de su 450 Aniversario, director espiritual y entrañable amigo de todos sus hermanos.

Cuarenta años llenos de alegrías y recuerdos que en esta familia sevillana de la que tu formabas parte, perdurarán a lo largo del tiempo.

                                                                                      Familia Mejías Carbajo










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.