Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Cuaresma
  • martes, 02 de marzo de 2021
  • faltan 26 días para el Domingo de Ramos

Baratillo. Programa de formación y cultos por el Año Jubilar de San José


Arte Sacro. La hermandad del Baratillo ha elaborado un amplio programa de cultos y formación dedicado al amantísimo titular, el bendito Patriarca Señor San José, y que permitirá a todos los hermanos y devotos alcanzar la indulgencia plenaria prevista.

En este sentido, la Penitenciaría Apostólica ha detallado a través del Decreto de 8 de diciembre de 2020 las condiciones para obtener la indulgencia plenaria prevista para todo el Año Josefino, proclamado por el Santo Padre el Papa Francisco:

"…Con el fin de reafirmar la universalidad del patrocinio de la Iglesia por parte de San José, además de las ocasiones mencionadas, la Penitenciaría Apostólica concede una indulgencia plenaria a los fieles que recen cualquier oración o acto de piedad legítimamente aprobado en honor de San José, por ejemplo "A ti", oh bienaventurado José", especialmente el 19 de marzo y el 1 de mayo, fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José, el domingo de San José (según la tradición bizantina), el 19 de cada mes y cada miércoles, día dedicado a la memoria del Santo según la tradición latina…”.        

Todo ello, teniendo en cuenta la necesidad de cumplir las tres condiciones habituales personales para lograr la indulgencia: confesión sacramental, comunión y oración por el Santo Padre y sus intenciones. Pues bien, la Hermandad, con motivo de este año tan especial dedicado a San José, ha previsto el siguiente programa para celebrar dicha efeméride:

- Comenzará con la eucaristía de apertura del Año Josefino, que tendrá lugar el martes 19 de enero, y será predicada por el director espiritual Andrés Ybarra Satrústegui. Además, todos los días 19 de cada mes se celebrará una eucaristía en la capilla, comenzando con el rezo comunitario del santo rosario y terminando con la oración de San José para la obtención de la indulgencia jubilar prevista.

- En cada misa de hermandad, celebrada todos los miércoles, se rezará el santo rosario, y, siempre que la liturgia lo permita, se celebrará la eucaristía votiva de San José. Finalizará la misa con la oración “A ti, oh bienaventurado José”, a fin de obtener la indulgencia jubilar. Igualmente, el último miércoles de cada mes, tras la misa de hermandad, se llevará a cabo una meditación del Padrenuestro durante 30 minutos, con la finalidad de ganar la indulgencia jubilar prevista.

- El día 13 de febrero, tendran un retiro desde la figura de San José dirigido por Manuel Sánchez Sánchez.

- Al concluir cada día del solemne quinario al Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de la Piedad se rezará la oración a San José.

- Del 16 al 18 de marzo se celebrará el triduo extraordinario, concluyendo el día 19 con la función en honor a San José. El predicador del triduo será Francisco Javier Jaén Toscano, mientras que la función será presidida por el Cardenal Amigo Vallejo. Con anterioridad al 19 de marzo, se dedicarán al santo Patriarca los siete domingos de San José, en los que recordaran los principales dolores y gozos de San José.

- El 1 de mayo, día de San José Obrero, se celebrará la santa eucaristía, comenzando con el rezo del santo rosario y concluyendo con la oración de San José para alcanzar la indulgencia jubilar.

- Al igual que con el quinario del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de la Piedad, al finalizar cada día del Triduo a María Santísima de la Caridad en su Soledad se rezará la oración a San José.

- Por último, la eucaristía de clausura tendrá lugar el día 1 de diciembre de 2021, y será celebrada por el director espiritual Andrés Ybarra Satrústegui.

Las confesiones se podrán realizar en las misas de los miércoles, en las eucaristías correspondientes a los días 19 de cada mes, el día 1 de mayo, y en las misas de la feligresía. Tendrán lugar una hora antes del comienzo de cada celebración.

**Las misas darán comienzo a las 20 horas, iniciándose a las 19,45 horas aquellas celebraciones que empiecen con el rezo del santo rosario. Este horario podrá sufrir modificaciones debido a las restricciones derivadas de la pandemia.

Por otro lado, también se llevarán a cabo ponencias formativas que adentrarán y formarán en la figura de San José. El ciclo comenzará en septiembre y se repartirán en tres ponencias. Los detalles de las formaciones se darán a conocer en los próximos días.

Por su parte, la diputación de caridad, que ha puesto a disposición de las familias más necesitadas un armario con ropa, además de seguir con los proyectos actuales como la colaboración que mantiene con el Economato Social del Casco Antiguo y con la parroquia de la Blanca Paloma, abordará un nuevo proyecto de caridad que tendrá como principal pilar el espíritu de San José.

El próximo martes 19 de enero se celebrará así la apertura del año dedicado al bendito Patriarca Señor San José, un año que pasará a la historia de la hermandad y que, tal y como anuncia la Sede de la Penitenciaría Apostólica, permitirá a todos los hermanos y fieles del Baratillo tener “la oportunidad de comprometerse, con oraciones y buenas obras, para obtener, con la ayuda de San José, cabeza de la celestial Familia de Nazaret, consuelo y alivio de las graves tribulaciones humanas y sociales que afligen al mundo contemporáneo”.

Oraciones a San José

Letanías de San José

Señor, ten misericordia de nosotros

Cristo, ten misericordia de nosotros.

Señor, ten misericordia de nosotros.

Cristo óyenos.

Cristo escúchanos.

Dios Padre celestial, ten misericordia de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.

Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.

Santa Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.

San José, ruega por nosotros.

Ilustre descendiente de David,  ruega por nosotros.

Luz de los Patriarcas, ruega por nosotros.

Esposo de la Madre de Dios, ruega por nosotros.

Casto guardián de la Virgen, ruega por nosotros.

Padre nutricio del Hijo de Dios, ruega por nosotros.

Celoso defensor de Cristo, ruega por nosotros.

Jefe de la Sagrada Familia, ruega por nosotros.

José, justísimo, ruega por nosotros.

José, castísimo, ruega por nosotros.

José, prudentísimo, ruega por nosotros.

José, valentísimo, ruega por nosotros.

José, fidelísimo, ruega por nosotros.

Espejo de paciencia, ruega por nosotros.

Amante de la pobreza, ruega por nosotros.

Modelo de trabajadores, ruega por nosotros.

Gloria de la vida doméstica, ruega por nosotros.

Custodio de Vírgenes, ruega por nosotros.

Sostén de las familias, ruega por nosotros.

Consuelo de los desgraciados, ruega por nosotros.

Esperanza de los enfermos, ruega por nosotros.

Patrón de los moribundos, ruega por nosotros.

Terror de los demonios, ruega por nosotros.

Protector de la Santa Iglesia, ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: escúchanos, Señor,

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: ten misericordia de nosotros.

V.- Le estableció señor de su casa.

R.- Y jefe de toda su hacienda.

Oremos: Oh Dios, que en tu inefable providencia, te dignaste elegir a San José por Esposo de tu Santísima Madre: concédenos, te rogamos, que merezcamos tener por intercesor en el cielo al que veneramos como protector en la tierra. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

A tí, Oh Bienaventurado José

A ti, bienaventurado San José, acudimos en nuestra tribulación; y después de invocar el auxilio de tu Santísima Esposa solicitamos también confiados tu patrocinio. Por aquella caridad que con la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, te tuvo unido, y por el paterno amor con que abrazaste al Niño Jesús, humildemente te suplicamos vuelvas benigno los ojos a la herencia que con su Sangre adquirió Jesucristo, y con tu poder y auxilio socorras nuestras necesidades.

Protege, Providentísimo Custodio de la Sagrada Familia la escogida descendencia de Jesucristo; aparta de nosotros toda mancha de error y corrupción; asístenos propicio, desde el cielo, fortísimo libertador nuestro, en esta lucha con el poder de las tinieblas: y, como en otro tiempo librasteis al Niño Jesús del inminente peligro de la vida, así ahora, defiende a la Iglesia Santa de Dios de las asechanzas de sus enemigos y de toda adversidad, ya cada uno de nosotros protégenos con el perpetuo patrocinio, para que, a tu ejemplo y sostenidos por tu auxilio, podamos santamente vivir y piadosamente morir y alcanzar en el cielo la eterna felicidad. Amén.

Fotos: Francisco Santiago.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.