Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • miércoles, 17 de agosto de 2022
  • faltan 228 días para el Domingo de Ramos

Jueves pastoreños. Insignias y condecoraciones Eclesiásticas, Civiles y Militares. Francisco Javier Segura Márquez


A lo largo de la historia, han sido múltiples e innumerables los ejemplos de donaciones y concesiones que, en honor de la Bienaventurada Virgen María y para mayor glorificación suya, han recibido las Benditas Imágenes que la representan a lo largo y ancho de la geografía Católica universal. A modo de exvoto, en reconocimiento de una gracia suplicada y concedida, o bien como reconocimiento a una singular devoción acrisolada en el tiempo, dichas representaciones de la Santísima Virgen han recibido y ostentado estas condecoraciones e insignias, que vienen a representar, de forma lejana, las virtudes y privilegios de la Madre de Dios, y en consecuencia, un homenaje a su Mediación poderosa entre Nuestro Señor Jesucristo y los hombres de todos los tiempos.

Aunque podemos considerar aislados los ejemplos de estas concesiones en tiempos pasados, ha sido sin duda la España de la Edad Contemporánea el escenario en el que se han concebido y extendido en uso las insignias y condecoraciones eclesiásticas, civiles y militares, entendiendo como objeto de este breve estudio aquellas que, en algún momento, han sido susceptibles de ser ofrecidas a las Benditas Imágenes de la Santísima Virgen. Entre las de primer nivel y más antiguas, por su concesión de carácter real, ha de mencionarse las del Toisón de Oro y Carlos III han sido ostentadas por contadas Imágenes, todas ellas por donación de las insignias por parte de ilustrísimos devotos suyos, que desprendidos de los honores correspondientes, han querido que las luzcan en las ocasiones más solemnes y destacadas. Las insignias correspondientes a las Órdenes Militares medievales podrían considerarse dentro de este primer grupo, siendo aún más escasos los ejemplos de donaciones de algún elemento propio a las Imágenes Marianas.

El uso y distribución de condecoraciones militares se multiplicará a partir del siglo XIX. Durante el reinado de Fernando VII, fueron varias las Insignias que se crearon y concedieron en reconocimiento al valor de los españoles que batallaron a favor de nuestra Patria, convirtiéndose en un gesto habitual a partir de entonces. Los signos de autoridad militar de alto grado -fajines y bastones de mando- se reglamentaron en la Real Orden de 30 de Mayo de 1840, firmada por la Regente María Cristina. En su texto encontramos la descripción de los fajines que hoy día siguen luciendo las Imágenes Religiosas: “Faja de seda de color carmesí claro, y de tejido o punto de red con borlas de canelón de oro del grueso de cuatro líneas y de largo de seis pulgadas y cuatro líneas, los que estarán pendientes de una cabeza o botón de figura ovalada, y labrado de oro, con la espada y bastón bordados de realce y cruzados en aspa en un lado, y en el opuesto la cifra bordada del mismo modo, debiendo formar el remate superior de dicha cabeza la corona Real. Dicha faja tendrá además tres pasadores de oro imitando el bordado del entorchado”.

Para aquellos tiempos, todas las Corporaciones religiosas compuestas por seglares -y todas las Entidades civiles y profesionales que no lo hubieran hecho antes- habían tomado por propias las armas de escudos que, asimilados a la heráldica nobiliaria, se diseñaban en una etapa de resurgimiento del interés por el conocimiento de los blasones nobiliarios. Muchas Hermandades e Instituciones, tras las dificultades de la Guerra de la Independencia, la ocupación francesa y las estrecheces provocadas por los movimientos desamortizadores, van a reclamar a partir de la segunda mitad del siglo XIX el establecimiento de su identidad a través del diseño de sus escudos, que lucirán en hábitos y prendas, medallas colgadas del cuello a modo de encomiendas e insignias de solapa, portadas del mismo modo que los nobles y militares lucían las miniaturas de sus condecoraciones e insignias en la solapa de las nuevas prendas que la moda venía imponiendo desde otros países europeos.

 Muchas mantendrán el uso del escudo real o de las órdenes militares a las que se encontraban unidas, pero entrado el siglo XX quedarán muy pocas Hermandades que no hubieran personalizado ya sus emblemas, siempre tomando antiguos referentes que no siempre respetaban las honrosas normas de la heráldica. Nuestra Hermandad mantuvo por mucho tiempo el escudo de Felipe V como insignia propia para sus comunicaciones impresas, tomando finalmente como escudo el actual, del que se conocen al menos dos versiones.

Esta historia de las condecoraciones e insignias sirve como marco para presentar todas aquellas condecoraciones que la Hermandad ha conservado a lo largo del tiempo, y que hemos querido presentar en esta ocasión a través de diferentes fotografías de las mismas. Enumeramos las imágenes por orden de aparición:

 

Bastón de mando del General Jefe de la Fuerza Terrestre. Donado a la Divina Pastora por el Excmo. Sr. D. Juan Gómez de Salazar Mínguez el día 24 de Febrero de 2019. El General, acompañado por su esposa, asistió a la celebración de la Misa de Hermandad, entregando a la Santísima Virgen su insignia de autoridad en reconocimiento a la prolongada vinculación de la Capitanía General de Andalucía con nuestra Hermandad, de la que fue nombrado Teniente Hermano Mayor Honorario el General Jefe en ejercicio por disposición de Su Majestad el Rey Fernando VII en 1826.

Fajín de Teniente General. Donado a la Divina Pastora por el Excmo. Sr. D. Manuel Borra Gutiérrez de Tovar en 2004, General Jefe de la Región Militar Sur. La imposición del fajín fue uno de los actos más destacados de la clausura del Tricentenario Fundacional. El Sr. General tomó posesión de su cargo de Teniente de Hermano Mayor Honorario, retomándose con este acto la vinculación más estrecha con la autoridad general del Ejército de Infantería, con sede en la Plaza de España de nuestra Ciudad.

 

Medalla de la Ciudad de Sevilla. Concedida a la Corporación a propuesta del Excmo. Sr. Alcalde, D. Juan Espadas Cejas, en Junta de Portavoces con fecha 7 de Septiembre y aprobada por unanimidad en el Pleno celebrado el día 17 del mismo nombre. El día 23 de Septiembre se celebró en el Auditorio de Fibes el acto institucional de entrega, representando a la Hermandad nuestro Hermano Mayor, D. Andrés Martín Angulo. El día 24 de Junio de 2021, tras el Solemne Tedeum entonado en nuestra Capilla y presidido por el Rvdo. Sr. D. Pedro José Rodríguez Molina, fue impuesta dicha Medalla a la Divina Pastora por el Excmo. Sr. Alcalde, que descubrió en la fachada de la Capilla una placa cerámica conmemorativa.

 

Faja del uniforme edilicio de gala correspondiente al Excmo. Ayuntamiento de Sevilla. Fue Donada por el Ilmo. Sr. D. Juan Carlos Cabrera Valera, Teniente de Alcalde Delegado de Fiestas Mayores, el día 24 de Junio de 2020, en reconocimiento de la labor desempeñada por nuestra corporación y por favores concedidos a su familia por la Divina Pastora. Fue bordada en oro sobre labor artesanal de seda por el taller de Francisco Carrera Iglesias en 2019.

 

Medalla de la Junta Superior del Consejo de Hermandades y Cofradías, Donada en 2016 a la Divina Pastora por nuestro Hermano Mayor, D. Andrés Martín Angulo. Medalla de pecho de las Hermanas Franciscanas Clarisas, en recuerdo de la vinculación con la familia Seráfica. Medalla del Arzobispado de Barquisimeto, concedida a la Hermandad en 2007 con motivo de la visita de nuestra Corporación a la Ciudad barquisimetana en el mes de Enero, tradicionalmente consagrado a la devoción de la Divina Pastora.

Banda de la Orden Cívico Militar de Francisco Esteban Gómez “Matasiete”-Clase Oro. Fue concedida por la Gobernación del Estado de Nueva Esparta a la Divina Pastora en 2007 con motivo de la visita de una representación de la Hermandad a la Isla Margarita, una de las tres que componen el Estado. Allí nuestra Junta de Gobierno pudo venerar la Imagen de Nuestra Señora del Valle, de gran devoción entre los venezolanos. Como curiosidad, aquella Imagen posee un traje regalado por nuestra Corporación y confeccionado por nuestra hermana doña Rosa González Velasco. Otra anécdota: la única Iglesia de Sevilla en la que se venera a Nuestra Señora del Valle en la actualidad es precisamente la Iglesia de Santa Marina, que por tantos años fue la Casa de la Divina Pastora y hoy administra y cuida la Cofradía de la Sagrada Resurrección.

 

Banda y Lazo de Dama Gran Cruz de Honor de la Hermandad Nacional Monárquica de España. Fue concedida a la Divina Pastora por la Junta Nacional de dicha Institución y ofrecida a Nuestra Titular el día 6 de Diciembre de 2016. Entre los méritos que la propiciaron figura la circunstancia de ser una de las Hermandades españolas que más estrecha vinculación ha mantenido a lo largo de los tres últimos siglos con la familia Borbón, cuyos más destacados Monarcas han ostentado el cargo de Hermano Mayor Honorario. La HNME quiso distinguir con el título de Caballero Gran Cruz a Don Álvaro Martín González y Don Francisco Javier Segura Márquez, Oficiales por entonces de la Junta de Gobierno, imponiéndoles las insignias en el mismo acto.

Medalla de Oro de la Real Cofradía Sevillana de Nuestra Señora de la Cabeza de Sierra Morena, concedida a la Divina Pastora en 2017 con motivo del XXV Aniversario de su estancia en la Capilla del Hospital de San Bernardo. Fue entregada el día 17 de Septiembre, Tercer Domingo de dicho mes, durante la Misa Preparatoria de la Solemne Procesión Triunfal de Nuestra Titular.

Escudo de plata de la Archicofradía de la Inmaculada Divina Pastora de nuestras Almas, con sede en la gaditana Capilla de la Divina Pastora, de la calle Sagasta. Donado por Don Luis Manuel Real Guerrero el día 7 de Diciembre de 2009 con motivo de la IX Exaltación de la Juventud a la Divina Pastora, que tuvo a su cargo. El cofrade de dicho Redil, hoy extinguido por decreto de la Autoridad Eclesiástica gaditana, quiso de esta manera reavivar los lazos entre ambas instituciones, fundadas por el Venerable Padre Fray Isidoro de Sevilla.

Insignia del Boletín de las Cofradías de Sevilla, concedida a Don Adolfo Arenas Castillo, Presidente del Consejo de Cofradías, en el Cincuentenario de su publicación ininterrumpida. Su imposición tuvo lugar el día 26 de Octubre de 2009 y posteriormente la Divina Pastora recibió la Donación de la misma por parte de tan ilustre cofrade.

Medalla de oro de la Hermandad de la Vera+Cruz y Esperanza de Hinojos, que venera a su titular bajo la advocación de Divina Pastora de Nuestras Almas. Fue la segunda concedida por dicha Corporación. La entrega de la misma tuvo lugar el día 20 de Diciembre de 2015, IV Domingo de Adviento, en el transcurso de la Eucaristía dominical.

Insignia de solapa de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli. Fue Donada en 2016 por nuestro hermano don Francisco Javier Segura Márquez, que fue designado en el año anterior como Pregonero de las Fiestas en honor de María Santísima de Araceli, Patrona de Lucena.

Medalla conmemorativa del Primer Congreso Mariano, celebrado en Sevilla en el año 1940. Fue Donada a la corporación por su Prioste Primero, Don Álvaro Martín González en 2018.

A la izquierda, Medalla del Homenaje de los Ayuntamientos a Sus Majestades los Reyes  Don Alfonso XII y Dona Victoria Eugenia. Fue establecida por Real Decreto de 19 de Mayo de 1925, considerándose como un reconocimiento por la colaboración, de todos aquellos que la solicitaron, a favor la compra del archivo del Duque de Veragua, hoy parte del Archivo de Indias. Ante la gran demanda de la misma, acabo convirtiéndose en signo de unión nacional. Fue Donada por nuestro hermano don Gabriel Solís Carvajal, que la conservaba como legado familiar, durante su mandato como Hermano Mayor.

A la derecha, Cruz del Mérito Naval con Distintivo Blanco, Donada a la Divina Pastora por Don José Antonio Jiménez, en recuerdo de su padre.

La próxima semana continuaremos con la sucesión de las más importantes Condecoraciones e Insignias Donadas a la Divina Pastora, recibidas con respeto y admiración para enriquecer el ajuar de la Emperatriz de Cielos y Tierra y recordar a todos su Intercesión Poderosa ante el Altísimo. Gracias a todos por vuestra atención.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.