Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo de Adviento
  • miércoles, 30 de noviembre de 2022
  • faltan 123 días para el Domingo de Ramos

El monasterio de San Leandro vuelve hoy a abrir su iglesia para la veneración de la Virgen del Amor de Montañés


Salvador Perez Guijo. Como cada 15 de agosto, las religiosas agustinas del Real Monasterio de San Leandro celebrarán los cultos dedicados por la fiesta de la Asunción de la Virgen, a una de sus grandes devociones, Nuestra Señora del Amor, tradicionalmente nominada como Virgen de la Concepción. Tras la iniciativa pionera del pasado año, esta volverá a exponerse de manera excepcional para la veneración de los fieles tras la celebración de la eucaristía de las 9 de la mañana. A partir de entonces y hasta las 13,30 horas, los fieles podrán contemplar esta magnífica imagen que habitualmente se encuentra en la clausura del cenobio. 

La Virgen del Amor se trata de una talla de vestir de la primera mitad del Seiscientos que atribuimos a Juan Martínez Montañés. Se ubica en altar propio en el lado del evangelio del coro bajo. En orden de proximidad a la reja, el maravilloso comulgatorio, el retablo dedicado al Corazón de Jesús y el de la Virgen del Amor constituyen este flanco. Este último, se data en el primer tercio del siglo XVIII, siendo su imagen titular la que nos ocupa. En el lado opuesto se encuentran el órgano barroco de la segunda mitad del Setecientos y el retablo hornacina dedicado a la Virgen de la Granada, abadesa perpetua del monasterio. Se trata de una talla del siglo XVI vinculada con Jerónimo Hernández. Su retablo de principios del siglo XVII se complementa con añadidos de la centuria siguiente. 

Estas dos titulares representaron una de las historias más curiosas del monasterio. Hace más de un siglo, un 31 de mayo, las religiosas leandras de la Orden de San Agustín de Sevilla, eligieron a Nuestra Señora de la Granada como abadesa perpetua del convento. La pugna se marcó entre las camareras de Juan el Evangelista y las del Bautista, apoyando las primeras a la Virgen del Amor, mientras que las segundas postulaban a Nuestra Señora de la Granada. Se recoge que, en la mañana del sufragio, la puerta de la vitrina del retablo de Nuestra Señora de la Granada se encontró abierta y su pie adelantado mostraba su predisposición a ser elegida, lo que hizo que el sentir de las religiosas se inclinara en su favor. Desde entonces se la nombró como tal y empuñó el báculo de plata de la prelada de la comunidad del Dulce Nombre de Jesús, comunidad fusionada con la de San Leandro tras la desamortización. La Virgen del Amor contó siempre con el cariño y la devoción de la comunidad celebrando sus cultos y procesión claustral en torno al 15 de agosto. 

Este domingo será una ocasión propicia para contemplar la maravillosa talla y su rico ajuar de orfebrería, joyería y textil, que cambiará con relación al año precedente, mostrándose la imagen en el misterio de la Asunción. Igualmente, los fieles podrán visitar la iglesia y encomendarse a la milagrosa imagen de Santa Rita, la agustina más universal en Sevilla. Podremos colaborar con el monasterio comprando los dulces de las religiosas, las famosas yemas de San Leandro, así como sus pestiños de San Agustín y magdalenas de Santa Rita.  

Fotos: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.