Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 07 de febrero de 2023
  • faltan 54 días para el Domingo de Ramos

Provincia. María Santísima de los Dolores recibió la Medalla de Oro de Gilena


Manuel Pinto Montero. El pasado sábado 1 de octubre el pueblo de Gilena entregó a María Santísima de los Dolores la Medalla de Oro de la localidad con motivo del 250 Aniversario de la venerada imagen dolorosa. El acto tuvo lugar en la Plaza de la Iglesia tras la Eucaristía celebrada en Acción de Gracias por esta efeméride.

La Corporación Municipal quiso de este modo unirse a los actos conmemorativos de los dos siglos y medio que cumple la dolorosa gilenense imponiéndole en su pecho la Medalla de oro como máxima distinción que entrega el Ayuntamiento. La Virgen de los Dolores goza de gran fervor en el pueblo de Gilena.

La Hermandad, que tiene sus orígenes a finales del siglo XVIII, custodia las imágenes que procesiona durante la Semana Santa de la localidad. La Virgen de los Dolores procesiona en dos ocasiones durante la Semana Santa acompañado a Jesús Nazareno en la mañana del Viernes Santo y a Cristo Yacente en la tarde del Sábado Santo.

La talla de María Santísima de los Dolores es obra de Sor Ana de San José, una monja del Monasterio de Santa Clara de Estepa. Fue realizada en 1772 y se puede situar en la escuela granadina. La bella dolorosa procesiona bajo palio, que se encuentra en proceso de finalización de bordado. Para esta magna ocasión lució manto bordado sobre terciopelo azul cedido por  la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús de Marchena, ya que se encuentra en restauración su magnífico manto.

Tras finalizar la Misa e imponerle la Medalla de Oro se inició la gloriosa y extraordinaria procesión de María Santísima de los Dolores que estuvo acompañada por distintas Hermandades de pueblos cercanos. Los sones de la Banda de Música Bienmesuena de El Saucejo dieron sonido a una noche de ensueño para el pueblo de Gilena.

La Santísima Virgen paseó por distintas calles de la localidad con el amor y el mimo de sus costaleros. Balcones engalanados, flores y macetas en las fachadas junto con pétalos y flores de papel exornaron algunas calles del recorrido. Hasta altas horas de la madrugada la Virgen de los Dolores paseó por las calles de su pueblo, regresando al Templo Parroquial de la Purísima Concepción pasadas las tres de la mañana.

En la memoria de un pueblo y en los anales de la Historia de la Hermandad quedará reflejada la jornada de fe vivida junto a María Santísima de los Dolores que porta ya la Medalla que todo un pueblo le entregó por la gran devoción que tienen a la Virgen dolorosa.

Fotos: Manuel Pinto Montero.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.