Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes de los difuntos
  • miércoles, 14 de noviembre de 2018
  • faltan 151 días para el Domingo de Ramos

Medallas de la ciudad de Sevilla 2010


 Arte Sacro. Como ya informó ayer este portal cofradiero, la Junta de Gobierno de la  ciudad de Sevilla, presidida por el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, ha aprobado elevar al Pleno para su aprobación la concesión de las medallas de la Ciudad 2010  con el fin de otorgar reconocimiento público a los méritos de las personas distinguidas. Estas distinciones quieren servir de modesto estímulo para la realización de acciones que redundan en beneficio de la comunidad.

Estas distinciones se entregarán el próximo día 30 de mayo, festividad de San Fernando y día de Sevilla, a las 19.00 horas en el teatro Lope de Vega. La propuesta de la Junta de Gobierno de Sevilla es la siguiente:

1.-MIEMBROS HONORARIOS DE LA CORPORACIÓN. (ARTÍCULOS 4 Y 5 DEL REGLAMENTO DE HONORES)

Eduardo Saborido, Fernando Soto y Francisco Acosta, sindicalistas sevillanos condenados en el proceso 1001.

La memoria es uno de los fundamentos del progreso social de los pueblos y por eso Sevilla realiza con esta distinción un acto de vivificación de su memoria y el reconocimiento al importante papel que estos tres sevillanos jugaron en la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, en los trascendentales cambios políticos y socioeconómicos que permitieron a nuestro país alzarse desde la injusticia de aquella dictadura hacia el camino de un estado democrático y de derecho.

Vivificación de la memoria para que recordemos que el advenimiento de la democracia no fue una casualidad. Fue fruto del esfuerzo de muchos y de muchas, de trabajadores como los sevillanos a los que ahora rendimos merecido homenaje, y que tantas veces ofrecieron su esfuerzo solidario en aquellos años, aun a costa de pagar personalmente las consecuencias.

Eduardo Saborido, Fernando Soto y Francisco Acosta saben muy bien lo que es conquistar las libertadas. Y conquistarlas para todos.

El proceso 1001/72 del Tribunal de Orden Público tuvo lugar durante la dictadura franquista en España, en el año 1973. Se saldó con la condena a prisión de toda la dirección del sindicato Comisiones Obreras. Un año antes, el 24 de junio de 1972, la dirección de Comisiones Obreras, sindicato ilegal y principal opositor a la dictadura en el ámbito obrero, fue detenida en el convento de los Oblatos de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde se encontraba reunida. Permanecieron encarcelados hasta la celebración del juicio, más de un año después.

Los acusados se enfrentaron a la acusación de ser dirigentes de Comisiones Obreras, perteneciendo, por tanto a una organización ilegal. El día 30 de diciembre se anunciaron las condenas, que coincidieron con las peticiones del fiscal y cuya severidad se considera relacionada con el asesinato de Carrero Blanco, sucedida días antes. Los diez miembros de la dirección, que serían conocidos como los diez de Carabanchel, fueron condenados a 162 años de prisión en total.

Los tres miembros sevillanos de la dirección, Eduardo Saborido, Fernando Soto y Francisco Acosta, fueron condenados a 20, 17 y 12 años de prisión, respectivamente.

2.- MEDALLA DE LA CIUDAD A MARÍA LUISA GUARDIOLA DOMINGUEZ

Toda comunidad precisa, para su bienestar, de lazos y estructuras que la cohesionen, den vigor y ayuden a solucionar o disminuir los problemas que padezcan los colectivos o los individuos. Precisa también de proyectos comunes, de ilusiones compartidas, de metas de futuro en qué proyectar el trabajo cotidiano y el esfuerzo diario. Sevilla no carece de lo uno ni de lo otro.

Por eso es justo el  homenaje a la labor constante, callada y altruista de tantos y tantos ciudadanos y ciudadanas, que desde principios humanitarios, hacen posible  la extensión de la ayuda social solidaria.

Un ejemplo destacado de ello es la labor de María Luisa Guardiola Domínguez, presidenta de Andex, Asociación de Padres de Niños con cáncer de Andalucía. ANDEX Surgió en 1985 a iniciativa de la doctora Álvarez, que reunió y animó a un grupo de padres afectados por la enfermedad para luchar contra el cáncer infantil y en apoyo de las familias que lo padecen.

Desde la asociación, María Luisa Guardiola organiza numerosas actividades con todo tipo de colectivos con la finalidad de poner en marcha y financiar proyectos que ayuden a los niños enfermos. Ha trabajado por fortalecer el Centro Oncológico Infantil de Sevilla en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, cofinanciando la construcción de la nueva planta de oncohematología pediátrica de dicho hospital, siendo inaugurada en 2002.

3.-MEDALLA DE LA CIUDAD A  JOSÉ LUIS MANZANARES JAPÓN

La Sevilla de hoy es un territorio que crecen y se desarrollan grandes empresas industriales y tecnológicas. Proyectos urbanos en marcha, nuevas infraestructuras de transportes y comunicaciones. Desarrollo tecnológico y científico. Fortalezas que hoy nos permiten afrontar la coyuntura negativa con mayor solidez y seguridad que otros.

Todo ello, que podría ser un sueño hace algunos años, se debe al esfuerzo y el carácter emprendedor de personas que, como José Luis Manzanares, han contribuido a la dinamización de los sectores más innovadores de nuestra economía productiva.

Nacido en 1941, es doctor Ingeniero de Caminos y catedrático de Estructuras de la ETS Arquitectura de Sevilla. Ha dedicado su vida a los proyectos de ingeniería, la docencia, la investigación, la empresa y la literatura.

Es fundador y actual presidente de Ayesa, una de las empresas de ingeniería más importantes de España con oficinas en diversos países. Actualmente Ayesa tiene 1.300 empleados distribuidos por todo el mundo, de los que un 46% son titulados superiores y un 18% titulados de grado medio.

Como ingeniero ha proyectado muchas de las grandes obras emblemáticas de España y es autor de numerosos puentes, entre ellos el del Cristo de la Expiración. Por su parte, Ayesa es responsable de numerosos proyectos en Sevilla, entre ellos la factoría de Heineken-Cruzcampo.

4.-MEDALLA DE LA CIUDAD A LUIS NAVARRO GARCÍA

Sevilla es una ciudad que mira al pasado con ojos de futuro. Y profundizando en ese pasado, repleto tanto de glorias como de decadencias, y también de decadencias gloriosas, contempla la época en que fue la primera ciudad de América. Son tales los vínculos que tantos siglos han trenzado entre ambas orillas del océano, que resulta imposible que nos imaginemos América sin Sevilla, y por supuesto, a Sevilla sin América.

A esa comprensión han contribuido sin duda eminentes americanistas que, como LuIs Navarro, nos han enseñado la imagen histórica de una Sevilla universal, abierta, culta y dispuesta a emprender las más osadas empresas. 

Catedrático emérito en Historia de América de la Universidad de Sevilla. Ha dedicado más de 50 años de su vida a enseñar en las aulas universitarias y ha sido maestro de muchas generaciones de historiadores. Don LuIs Navarro representa en grado máximo al profesor universitario dedicado a su tarea de docencia e investigación desde su despacho en la antigua Fábrica de Tabacos, donde se le podía encontrar en todo momento.

Es indudable que con su producción bibliográfica ha dado a conocer la ciudad de Sevilla, con trabajos específicos sobre “El puerto de Sevilla a finales del XVI”, y “Sevilla entre dos mundos en el siglo XVII”, y con la difusión de sus libros más punteros sobre el siglo XVIII en América, como “Las Intendencias en Indias”, “Don José de Gálves”, “La Independencia de Cuba o “Las guerras de España en Cuba”, por mencionar una muestra de la treintena de monografías que ha publicado.

5.-MEDALLA DE LA CIUDAD A FRANCISCO MANZANO PASTOR

El olvido, ese olvido que durante tanto tiempo fue hijo del miedo y de la opresión, pasó a convertirse tras el advenimiento de la democracia en pago, doloroso pago, acordado implícitamente para una transición pacífica.

Pero el tiempo del olvido ya ha pasado. Es llegada la hora de restituir la memoria democrática, una memoria que en Sevilla es rica en nombres y en hombres que pusieron todo, su seguridad, su bienestar y el de los suyos, muchos hasta su vida, por acercar a nuestra sociedad a metas de libertad, justicia y democracia.

Uno de esos hombres es Francisco Manzano Pastor, que nació en 1929 en Linares (Jaén).

Francisco dejó de estudiar cuando tenía catorce años por falta de recursos económicos. Su padre, ferroviario y sindicalista, fue encarcelado. A los dieciséis años comienza a trabajar en RENFE de meritorio. En la misma época ingresa en las Juventudes Socialistas Unificadas de Sevilla. Formaba parte de toda una red de pequeñas células que mantenían una importante actividad en contra del franquismo en Sevilla. Como trabajador de RENFE, era el encargado de trasladar las publicaciones prohibidas desde la imprenta, oculta en unas bodegas de Jerez. Lo detienen con sólo 18 años. Fue condenado a 3 años y un día.

Muchos años después, ya en época democrática, formará parte del Sindicato Provincial de Pensionistas Jubilados de Sevilla del que llega convertirse en Secretario general y del Consejo Municipal de Mayores de Sevilla. Durante todo este periodo no ha dejado de luchar por la dignificación de los presos y represaliados políticos del franquismo.

6.-MEDALLA DE LA CIUDAD A ELÍAS HERNÁNDEZ BARRERA

El futuro de la ciudad de Sevilla pasa indefectiblemente por  el desarrollo industrial, en sectores de gran competitividad, como el agroalimentario. Un sector que ha estado en la base del progreso industrial de Sevilla durante décadas y que va a seguir siendo un fundamento sólido para nuestro avance.

Elías Hernández Barrera, al frente de Herbas, ha desempeñado un papel central en hacer de Sevilla un centro referente en el complejo agroalimentario andaluz, español e internacional. 

Elías Hernández Barrera, de origen soriano, se inició en la producción y transformación del arroz hace más de tres décadas, en Sevilla. Fundador de la estirpe económica familiar, ha sido pieza clave en que Herba se convirtiera en líder del sector arrocero, tanto en España como en Europa.

Actualmente, gracias al impulso de Elías, la  familia Hernández es la principal accionista de EBRO PULEVA a través del grupo HISPARROZ. El grupo EBRO PULEVA es la primera empresa española en capitalización bursátil, en facturación y en beneficio.

7.- MEDALLA DE LA CIUDAD A ANTONO TÁVORA MOLINA

Sevilla es una ciudad experta en turismo. Llevamos bastante más de un siglo siendo uno de los principales destinos turísticos urbanos de Europa. Y eso se nota, sobre todo en la calidad de los servicios turísticos de los que en esta ciudad pueden disfrutar los visitantes.

Hoy el turismo es un segmento económico clave, generador de empleo y de prosperidad. Un sector no solo fundamentado en el atractivo universal de nuestra ciudad, sino también en una permanente renovación y compromiso con la excelencia.

Es digno de reconocimiento público, por lo tanto, el papel de profesionales como Antonio Távora Molina que no sólo preside la Asociación Provincial de Agencias de Viaje sino que, con su incesante actividad y empuje, mantiene al sector hispalense en primera línea de competitividad en España y Europa.

8.- MEDALLA DE LA CIUDAD AL GRUPO TRIANA

Durante los años setenta, la creatividad y la frescura de muchos artistas jóvenes sevillanos, la genialidad espontánea que surgía en todos los arrabales de Sevilla, dieron origen a sonidos callejeros que mezclaban flamenco, pop y rock, para crear aires nuevos que desde la esquina de cualquier barriada terminaron, en muchos casos, siendo con su sabor autóctono, un hito en la España de una época que necesitaba de esperanzas de libertad y de cambios.

Triana fue, sin duda, el grupo que hizo de Sevilla la capital del pop y del rock español. El grupo sevillano de rock andaluz, estuvo compuesto por Jesús de la Rosa Luque, Eduardo Rodríguez Rodway y Juan José Palacios Orihuela ‘Tele’, han cantado siempre por la defensa de las libertades y su estela ha sido seguida por muchos grupos y artistas andaluces y españoles.

El propósito inicial del grupo fue fundir el flamenco con el rock progresivo, con la vista puesta en grupos como Vanilla Fudge y King Crimson. Sus tres primeros discos (‘El patio’, ‘Hijos del Agobio’ y ‘Sombra y luz’) reflejan claramente estas tendencias.

La muerte en accidente de Jesús de la Rosa el 14 de octubre de 1983, pone punto y final inesperado al grupo. Eduardo Rodríguez inició carrera en solitario y es, actualmente, el único miembro vivo.

Detrás de este grupo han quedado 4 millones de discos vendidos, un disco de diamante, 12 discos de oro y 6 de platino, el mayor número de disco conseguidos por un grupo sevillano. 

Su legado fue fructífero, y las rutas abiertas por ellos entonces siguen, aun hoy, llevando a buen puerto a decenas de artistas y grupos musicales españoles.

9.-MEDALLA DE LA CIUDAD A VICENTE CARRANZA ESCUDERO

La fuerza de atracción de Sevilla descansa, precisamente, sobre la base de los activos de nuestro patrimonio histórico y de nuestra fuerte y singular identidad cultural. La configuración de nuestra ciudad se asienta, precisamente, en la conservación y recuperación de nuestro patrimonio, como un valor fundamental para nuestra calidad de vida.

La labor de personas como Vicente Carranza ha sido fundamental para salvar del olvido y de la destrucción importantes tesoros patrimoniales.

Propietario de una extraordinaria colección de casi 1.000 piezas cerámicas comprendidas entre el siglo XIII y el XX, que ha sido donada a la ciudad de Sevilla. La colección tienen un carácter excepcional, conteniendo obras de la época mudéjar, azulejos de cuerda seca del siglo XVI o del barroco.

Estas piezas las adquirió a través de largos años en Sevilla, tanto en tiendas de antigüedades como en el Jueves, o en Madrid, en subastas o en el Rastro. Con ello ha contribuido a salvar una parte excepcional de la historia de la artesanía, y del arte, de Sevilla.

La contemplación de esta exposición permitirá a los visitantes realizar un recorrido histórico y artístico por los diferentes períodos por los que ha transitado la ciudad.

10.-MEDALLA DE LA CIUDAD A MANUEL RUESGA BONO

Sevilla es una ciudad que puede estar orgullosa de la centenaria estirpe de fotoperiodistas que han dejado, fijadas para siempre a través del objetivo de sus cámaras, la realidad cotidiana o los eventos más significativos de nuestra historia.

Sin duda Manuel Ruesga es un digno sucesor de los grandes fotoperiodistas sevillanos. Ruesga Bono, referente de la fotografía a nivel nacional, lleva más de 40 años ejerciendo la labor periodística como fotógrafo y se jubilará el 28 de junio ya que inició su carrera profesional en 1969 en El Correo de Andalucía, para posteriormente desarrollarla también en Suroeste, ABC, Diario 16, El Mundo Deportivo, As, Marca, El Mundo y, desde su fundación en 1999, forma parte de la plantilla de Diario de Sevilla, como jefe de la sección de fotografía. Así mismo, ha colaborado en un sinfín de revistas y periódicos internacionales.

En todos estos medios ha dejado huella, tanto por su excelente quehacer profesional, sobre todo por su manera de entender la profesión, así como por su bonhomía y su magnífica gestión de los grupos humanos a los que ha dirigido.

11.-MEDALLA DE LA CIUDAD A MARCELINA FERNÁNDEZ MENDOZA, LINA.

Vivimos en una sociedad donde las manifestaciones culturales son muy diversas; tenemos mucha riqueza, hay mucho talento en la música, el baile, la expresiones artísticas tradicionales o las contemporáneas.

Pero además, Sevilla está sabiendo hacer de ese rico legado cultural, no sólo un elemento de identidad y de disfrute colectivo. Sino que todo ello es también el motor de una industria creciente. En ese sentido la moda y lo que la rodea es una de las grandes factorías de imagen atractiva y positiva para Sevilla. Contar con una industria de la moda sólida y con personalidad, firmemente enraizada en nuestras tradiciones, es en lo que Lina lleva trabajando décadas en nuestra ciudad.

Lina, como firma,  comenzó en un pequeño taller familiar en 1960. Desde sus orígenes, la elaboración artesanal sus diseños ha sido seña de identidad para esta casa sevillana. Su evolución desde entonces ha estado muy marcada por la estrecha relación con el mundo artístico: Las creaciones realizadas para espectáculos flamencos, el mundo del cine, el teatro o la canción, nos han permitido trasladar a  nuestros trajes de noche, de flamencas o vestidos de novia los conocimientos adquiridos al trabajar con  artistas. 

Su constante presencia en ferias y las relaciones con otras casas de couture internacionales son una fuente de renovación, pues mantienen a la firma en contacto con tendencias más vanguardistas que puedan tener cabida en futuras colecciones.

Foto: Manuel Ruesga / Francisco Santiago. Luis Navarro y Antonio Távora / Arte Sacro










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.