Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • martes, 28 de mayo de 2024
  • faltan 320 días para el Domingo de Ramos

Amor. Hoy conferencia del director de Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal Española en la Colegial del Salvador


Arte Sacro. Hoy martes 29 de noviembre a las 21:00 horas, tras la celebración de la misa de hermandad de la Archicofradía del Amor, tendrá lugar en la Iglesia Colegial del Divino Salvador un encuentro con el padre Florencio Roselló Avellanas, director del Departamento de Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal Española, bajo el título “La Iglesia, amor y misericordia en la cárcel”.

Este religioso mercedario tiene una “parroquia” muy particular con delincuentes y marginados, una parte de esas periferias de las que habla el Papa, internos en la cárcel de Castellón, donde ejerce de capellán. Además dirige el Departamento de Pastoral Penitenciaria en la Conferencia Episcopal, del que dependen los cerca de 100 centros de acogida de la Iglesia para presos con permisos, así como los miles de puestos de trabajo que ha conseguido para que estos fieles tengan cómo ganarse la vida sin volver a prisión.

El padre Florencio representa como nadie el carisma mercedario dedicado a la redención de cautivos. Nacido hace 60 años en Alcorisa (Teruel), lleva más de media dedicado a los hombres y las mujeres que viven en las cárceles. Desde su experiencia, el Padre Roselló nos pide a todos los católicos que cambiemos la mirada de la Iglesia hacia los presos, que “debe ser de misericordia, de reconciliación”. “La Iglesia debe de ser esperanza en la desesperanza. Mano amiga, sonrisa abierta y oportunidad ofrecida”, asegura.

El responsable de la Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal Española se lamenta de que el mundo de las prisiones “es invisible” a los ojos del mundo e, incluso, a veces, de la propia Iglesia. Pero en la prisión, los presos se encuentran con Cristo “con la esperanza de encontrar una palabra amiga, un gesto misericordioso, una oración sencilla, que les acerque a Dios como su último recurso: todo falla, pero Dios está allí”, explica el padre Florencio Roselló.

Con la organización de esta actividad, esta Archicofradía mantiene su fidelidad a los piadosos fines que propiciaron la creación en el siglo XVI de la Hermandad del Amor de Cristo y Socorro de Nuestra Señora, los de dar “Amor y Socorro a los encarcelados”.

Foto: Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.