Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en Tiempo Ordinario
  • miércoles, 19 de junio de 2024
  • faltan 298 días para el Domingo de Ramos

Jueves pastoreños. La Coronación de Nuestra Señora (II). Francisco Javier Segura Márquez


Concluimos este capítulo sobre la Coronación de Nuestra Señora, iconografía de la que hemos visto diferentes ejemplos de la historia del arte universal. Hemos reservado como primera imagen para la presente entrega la Coronación que, pintada por Bernardo Germán Llorente “el pintor de las Pastoras”, se conserva hoy en el Museo Thyssen de Málaga, que representa las versiones dieciochescas sobre el mismo tema. Andado el tiempo, la centuria decimonónica y la ruptura del antiguo orden traerá, como consecuencia, una depreciación del tema en paralelo al derrocamiento de las grandes monarquías absolutas en los territorios europeos, lo que sin duda alejará a los comitentes del mencionado tema.

 

Ha resultado algo complejo encontrar representaciones contemporáneas, fechada en el siglo XX, acerca del mismo tema. Podríamos haber incluido aquí la escena de la Coronación que decora la bóveda vaída sobre el Presbiterio de la Basílica de Santa María de la Esperanza Macarena, realizada por Rafael Blas Hernández en 1982, pero hemos elegido por su polimaterialidad para la segunda imagen el azulejo que decora el Santuario de Torreciudad, renovado unos años antes gracias al impulso devocional que ofrece a esta imagen la figura de San Josemaría Escrivá de Balaguer. Nosotros nos vamos a continuar acercando a la representación de la Divina Pastora portando diferentes coronas que han venido ofreciendo una visión peculiar y diferente gracias a la colaboración de diversas entidades e instituciones.

 

Para los Besamanos de 2009, 2013, 2015 y 2019, además de presentarse con ráfaga en el primero y el último, lució diversas diferentes coronas, la mayoría de ellas entonadas en color argénteo, manteniendo así la armonía entre diferentes piezas. No podemos olvidarnos de los diferentes montajes del Belén Monumental, que ya ha cumplido quince años y en sus diferentes ediciones nos ha regalado una visión peculiar de la Divina Pastora, algunos de sus años portando corona.

 

De igual manera la hemos contemplado en la Fiesta de la Candelaria, cuando también ha ceñido su cabeza con diversas preseas. Siempre la Pastora Coronada entre nosotros.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.